Nation & World

Ofensiva israelí divide la Franja de Gaza

Tanques y soldados israelíes tomaron el domingo con gran rapidez grandes sectores de la Franja de Gaza, rodeando la mayor ciudad de la zona, Gaza, y cortándola en dos en lo que los militares describieron como "una verdadera guerra'' contra el grupo militante Hamas.

El primer día completo de operaciones terrestres después de ocho días de bombardeos aéreos las unidades de infantería, respaldadas por helicópteros artillados Apache y unidades de la Marina de Guerra entraron en zonas costeras controladas por Hamas y empezaron a buscar militantes palestinos casa por casa, según varios testigos.

La ofensiva terrestre tiene ya un saldo de 70 palestinos muertos, entre ellos 21 niños, y hay 140 heridos, según autoridades sanitarias de Gaza.

Mientras los fuertes combates y ataques aéreos sacudían el norte de Gaza, los aterrados vecinos estaban encerrados en casa en lo que las entidades de socorro describen como una gran crisis humanitaria. La mayoría del millón y medio de habitantes de la Franja de Gaza no tiene electricidad ni agua potable debido a los bombardeos y todos los hospitales están funcionando con generadores que están "a punto de ceder'', informaron las Naciones Unidas.

Líderes mundiales han expresado preocupación por la intensificación de los combates pero no ha surgido ningún plan concreto para una tregua.

El primer ministro israelí Ehud Olmert reconoció que la ofensiva por tierra abre una nueva y mucho más peligrosa fase en la guerra, pero añadió que es necesario incapacitar la infraestructura de Hamas y poner fin al lanzamiento constante de cohetes contra Israel.

"Esta operación era inevitable'', dijo Olmert a su gabinete.

Desafiando la invasión, militantes de Hamas dispararon el domingo 40 cohetes contra el sur de Israel, según informes militares. Los habitantes de esa zona se refugiaron pero no se informó de ningún lesionado.

El gobierno del presidente Bush ha respaldado el uso de la fuerza por parte de Israel y bloqueado la aprobación de una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU que pedía un cese el fuego inmediato. Washington ha expresado que Hamas tiene que dar el primer paso hacia un alto el fuego.

Los dirigentes de Hamas han jurado convertir a Gaza en un cementerio de soldados israelíes, pero las bajas del primer día no fueron tan elevadas como se esperaba. Se informa que un soldado israelí murió y otro fue seriamente lesionado. Otros 28 sufrieron heridas menores.

La incursión en la densamente poblada Gaza es la mayor operación militar de Israel allí desde hace años. Al rodear Gaza, las fuerzas israelíes intercambiaron fuego con militantes armados con morteros y bombas a control remoto, se informó. Los israelíes llegaron casi a la costa mediterránea del territorio, en efecto aislando el norte del sur de la zona.

Un alto jefe militar israelí dijo que Hamas intenta atraer a sus soldados a las densamente pobladas zonas urbanas de Gaza para usar a los civiles como escudo.

Las tropas israelíes fueron apoyadas por ataques aéreos constantes que destruyeron 45 objetivos de Hamas durante la noche, como rampas de cohetes, y por unidades navales que atacaron la base de la jefatura de inteligencia de Hamas en Gaza.

Desde los campos y bosques a lo largo de la frontera de Gaza, unidades israelíes de artillería israelí dispararon una andanada tras otra contra blancos distantes. En algunas partes de Gaza los habitantes tuvieron que evacuar sus viviendas cuando los militantes tomaron posiciones en edificios de apartamentos.

Alrededor de 13,000 palestinos ha tenido que abandonar sus hogares y las ambulancias no pueden hacer frente a una enorme cantidad de llamadas de emergencia en el norte de la ciudad.

Más de 500 palestinos han muerto desde el comienzo de la operación israelí hace ocho días, dijeron funcionarios médicos de Gaza, además de 2,500 heridos. La ONU calcula que por lo menos 20 por ciento de los muertos palestinos son civiles.

"Esto va más allá de una crisis humanitaria: es una catástrofe humanitaria'', dijo John Ging, director de la entidad de refugiados de Naciones Unidas en la Franja de Gaza. "La gente está atrapada, traumatizada y aterrorizada''.

La ONU estima que 70 por ciento de los habitantes de Gaza no tienen agua potable y los grupos humanitarios israelíes dicen que el 75 por ciento están sin electricidad.

Los prolongados apagones han obligado a los hospitales a depender de generadores para mantener activas las unidades de cuidado intensivo. La única planta eléctrica de Gaza dejó de funcionar hace casi una semana porque Israel no ha permitido el paso de combustible.

Desde hace nueve días Israel sólo ha permitido la entrada de 400 camiones con asistencia humanitaria a Gaza, algo que según Ging e "completamente inadecuado''. Antes que comenzara la crisis, casi 500 camiones con suministros llegaban diariamente a Gaza.

Las manifestaciones a favor de los palestinos continuaron en algunas ciudades árabes, mientras que en Beirut, Líbano, la policía empleó gases lacrimógenos y mangueras de agua para dispersar a unos 250 manifestantes que trataban de llegar a la embajada de Estados Unidos, informaron agencias de prensa.

A pesar de las protestas y las exhortaciones de muchos líderes mundiales a una tregua, el gobierno israelí informó que la operación no terminará pronto.

"Queremos un cambio notable y duradero en la situación de seguridad en nuestra frontera sur'', dijo el general de Brigada Ilan Tal, portavoz militar israelí. "Tomará el tiempo que haga falta''.

Israel ha declarado zona militar cerrada grandes partes de su frontera con Gaza, donde tanques y soldados se aprestan a ampliar la ofensiva terrestre. Los analistas dijeron que en poco tiempo la operación podría extenderse al sur de Gaza, a lo largo de la frontera de Israel con Egipto, mientras Israel trata de destruir la red de túneles que los militantes usan para contrabandear armas.

Israel ha rechazado las peticiones para una tregua de 48 horas y Hamas se comprometió a seguir lanzando cohetes hasta que Israel abra de nuevo sus fronteras para permitir que alimentos y suministros de ayuda entren en Gaza.

Este reportaje fue complementado con material de The Associated Press.

  Comments