Nation & World

Comerciantes confían en compradores de última hora

El cronómetro navideño está marcando para personas que dejan las cosas para luego, como Zoltan Hovanyecz.

El estudiante de derecho de Nova Southeastern estaba demasiado ocupado con sus estudios para pensar en las fiestas. Al fin a principios de semana se dirigió a Galleria Mall, en Fort Lauderdale, para por lo menos comprar algún regalo de su lista. Lo mismo que tantos otros este año, Hovanyecz está tratando de ajustarse a un presupuesto.

''No puedo gastar mucho'', dijo el estudiante, que reside en Fort Lauderdale y llevaba consigo bolsas de Macy's Teavana y Abercrombie & Fitch. ``Pero tengo que comprar regalos de Navidad''.

Los comerciantes tienen sus deseos puestos en que una oleada de consumidores repleten sus tiendas este fin de semana para poder compensar al final una temporada de pocas ventas.

Una encuesta realizada por el Concilio Internacional de Centros Comerciales y UBS Securities concluyó que solamente el 18 por ciento de las compras festivas están hechas por completo, y esa cifra ha ido decayendo cada vez más en los tres años recientes. Los que más se atrasan son los hombres: uno de cada cinco ni siquiera ha empezado a comprar, según una encuesta de la Federación Nacional de Detallistas.

Parte del problema es el calendario: Navidad cae un martes, de modo que hay un fin de semana para las compras de último minuto. Hasta la ola fresca de esta semana ha influido: más parecía julio que diciembre.

''La Navidad ha llegado un poco más rápido de la cuenta este año'', dijo Gill Stokes, de Fort Lauderdale, que se preparaba para irse de compras en Macy's de Galleria Mall. ``No me he sentido en disposición. Tal vez si hubiera un poco de frío . . . ''

Con pocos artículos de ésos que ''`hay que regalar'' y la economía no muy bien, esta temporada ha habido un impase entre consumidores y tiendas. A pesar de descuentos moderados durante la temporada, los consumidores está esperando más rebajas. Pero los comerciantes están resistiendo para poder sacar más ganancias.

Los consumidores tienen una carta guardada: comprar tarjetas de regalo y decirles a los que los reciben que esperen a las ventas posteriores a las fiestas, cuando ya las tiendas no tendrán opciones sino de rebajar.

''Este año los consumidores están reacios, y si no ven buenas ventas no van a comprar'', dijo Britt Beemer, que preside America's Research Group. Esta semana Beemer rebajó sus proyecciones de ventas navideñas a un 1.8 por ciento de aumento de las ventas en tiendas individuales, su pronóstico más bajo en cuatro décadas.

Los comerciantes han manejado mejor los inventarios este año, de modo que usted no verá colgadores repletos de mercancía. Pero incluso en los días finales habrá ventas de un día promociones en horas tempranas de la mañana e incentivos para gastar cierta cantidad y recibir un cupón de un descuento futuro.

Cynthia Cohen, presidenta de Strategic Mindshare, una compañía de consultoría de ventas de Miami, dice: 'Después de `Guitar Hero', el segundo juego más popular este año es 'Gánale al Comerciante' ''. El consumidor va a tratar de conseguir todas las rebajas que puede''.

En Dadeland Mall, Kendall, Isaura Haddad aprovechó las ventas y los cupones de descuento esta semana para comprar en Macy's y en Nordstrom, donde compró una camisa, perfume, camisetas y piyamas.

''Todo está muy lento,la economía va muy mal'', dijo Haddad, de 50 años que vive en Hialeah Gardens y andaba de compras con su hija. ``Hay que fijarse en lo que está uno comprando y fijarse en los precios''.

En el Village of Merrick Park de Coral Gables esta semana, los adornos parecían más abundantes que los clientes, y algunos empleados decían que este año ha sido peor aún que el año pasado.

Viviana Pedroso, de 36 años, que estuvo el el centro comercial a la hora del almuerzo, dijo que ella les está haciendo regalos a menos personas.

``Estoy gastando menos porque me caso en marzo y estoy ahorrando, dijo Pedroso, de Coral Gables.

Pero algunos analistas dicen que los comerciantes y los fabricantes no pueden culpar a nadie, excepto ellos mismos, por la lentitud de las ventas en estas fiestas.

La Federación Nacional de Detallistas ha pronosticado un aumento de 4 por ciento en las ventas festivas generales, el aumento más pequeño desde el 2002.

Las ventas han estado bajas, con un aumento de 1.4 por ciento en tiendas individuales en la semana que terminó el sábado pasado comparada con la anterior, según el Concilio Internacional de Centros Comerciales. Pero el tráfico de clientela bajó 8.9 por ciento comparado con el mismo período el año pasado, según ShopperTrak, una compañía de estudios de Chicago.

''Ni los fabricantes ni los comerciantes han hecho nada para animar a los consumidores'', dijo Marshal Cohen, principal analista del NPD Group. ``La innovación está en uno de sus puntos más bajo. Si hubieran cosas interesantes y muy de moda ¿quién las va a ignorar?

Pero en lo que el tiempo se acaba en las fiestas navideñas, Christine McCall no planea salir mucho de compras. Ella está comprando regalos pequeños y pasándose más tiempo con sus cinco nietos.

''Creo que gastamos demasiado en cosas materiales'', dijo McCall, de Fort Lauderdale, cuando recogía unas golosinas en Galleria para regalar. ``Es hora de hacer las cosas de un modo algo distinto para que los niños entienda, de qué se trata el espíritu navideño: Las conexiones y la familia''.

  Comments