Nation & World

Ola mexicana le cambia el rostro a la Florida

La pujante comunidad de mexicanos en la Florida está diversificando aun más su presencia en la región con una inyección tan importante como beneficiosa de talentos profesionales, inversionistas, ejecutivos de alto rango, comunicadores y activistas que están reconfigurando el rostro de una población comúnmente ligada al desarrollo y movilización de la actividad agrícola del país.

Hoy soplan nuevos vientos que permean y marcan la diferencia en distintos sectores, desde los negocios, la política y el arte hasta la toma de decisiones en el campo profesional y académico.

La cónsul adscrita de México, Beatriz Navarro, comentó que en la última década la comunidad mexicana ha despegado de una forma que pocos imaginaron. ''En el condado Miami-Dade uno de cada 10 habitantes es de origen mexicano, es decir, somos el 10 por ciento de la población. Y lo importante es que la movilidad ya no está estrictamente relacionada con el campo'', apuntó la funcionaria.

Con una presencia muy superior a los 500,000 habitantes, los inmigrantes mexicanos en el estado del Sol no sólo representan una fuerza laboral versátil e indispensable para el crecimiento y avance de la economía estatal. También forman una plataforma de mando que está ampliándose a pasos agigantados en distintas esferas de la actividad local, con un dinamismo y perseverancia quizá mayores a los que mostraron las primeras oleadas migratorias de la década del cuarenta que llegaron desde México y la costa oeste de Estados Unidos, principalmente de Texas.

Luis Alvarado, el presidente del Instituto Tecnológico de Monterrey en Estados Unidos, dijo que los mexicanos convergen en la Florida principalmente porque la región ha pasado a ser un sitio estratégico. ''La profusión de mexicanos exitosos está muy ligada con el potencial del estado'', sostuvo Alvarado.

''Sabemos que la presencia de empleados mexicanos en niveles directivos y ejecutivos se ha incrementado muchísimo. Hay empresas como Hewlett Packard, Sturbucks, Burger King y Visa Internacional que buscan profesionales capacitados. En mi opinión esta tendencia se ha acentuado aún más en los últimos dos años'', aseguró Elba Hentschel, la directora ejecutiva del capítulo interamericano de la Cámara de Comercio México-Estados Unidos.

De hecho ese talento que saca brillo donde no lo hay y descuella gracias a su inventiva está copando enclaves y nichos en los que únicamente sólo hay cabida para gente con visión y temperamento de ariete. ''En este caso no es una migración origen-destino'', aclaró la mexicana María Aysa, una demógrafa que trabaja en FIU. ''Es una migración alentada por la sinergia y la importancia de una ciudad como Miami'', puntualizó.

José Romano, un médico mexicano que desde 1997 es miembro de la Facultad de Neurología de la Universidad de Miami y fue uno de los dos únicos especialistas en la década del noventa en la Florida expertos en enfermedades vasculares cerebrales, indicó que los mexicanos en el campo de la medicina están haciendo sentir su peso. ''Hay una cantidad inmensa de doctores mexicanos que dictan cátedra en sus especialidades. Miami nos ha ofrecido lo mejor de dos mundos: el de Latinoamérica y los Estados Unidos"'' agregó Romano.

María Garza, la presidenta del Concilio MexicoAmericano, una entidad sin fines de lucro con más de 25 años en el condado Miami-Dade, dijo por otra parte que los mexicanos están viendo a Miami como un terreno fértil para alcanzar grandes oportunidades económicas y de inversión. ''Esto constituye un elemento novedoso en el fenómeno migratorio, pues antes se hablaba mayoritariamente del agro'', precisó la experta.

La comunidad mexicana cuenta con un talento indiscutible en áreas como las comunicaciones, la música y el arte; una gama de profesores universitarios de renombre e investigadores; así como una cantidad interminable de corporaciones y profesionales con ambiciones muy bien definidas.

Los rostros y nombres que están protagonizando una de las etapas más promisorias de esta comunidad abundan, como los ejecutivos Eduardo Eraña (Visa Internacional), Mario Moreno (CitiGroup), Leonel Azuela Berchelmann (Quaxar) y Enrique Riquelme (Hewlett Packard); profesionales de la salud como el Dr. Rolando García (Jackson Memorial Hospital) y Javier Casillas (UM); comunicadores de la talla del productor Ignacio Sada, el actor y director del Instituto Multicultural de Artes de FIU Ariel López Padilla, el joven pintor Alex Cabrera, el músico Javier Arias, la concejal del Doral, Sandra Ruiz, y los periodistas Jorge Ramos, María Elena Salinas, Ana Patricia Candiani y María Antonieta Collins, entre otros.

El interés de consolidar al territorio floridano como una plataforma para reforzar la presencia del mexicano ha resultado de tal magnitud y aliento que el intercambio comercial del estado del Sol con el país limítrofe ha marcado récords en el volumen de negocios, inversiones ágiles al mediano y corto plazo, así como proyectos de investigación y desarrollo que dan el turno para la hora de la implementación.

Según Héctor García, el agregado comercial de Proméxico, el ritmo de negocios entre ambos lados (México-Florida) alcanzó un monto cercano a los 3,500 millones en el último año.

García añadió que la región sudfloridana se ha convertido en un dinámico epicentro de la vida mexicana. ''Grupos como ICA, NEORIS, Televisa y la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) son ejemplos de cómo Florida se ha convertido en un bastión para las empresas mexicanas. Es impresionante'', afirmó.

Para Ruiz, la primera representante política de origen mexicano en ser electa en el sur de la Florida, el reto del nuevo milenio lo constituye seguir abriendo camino en el quehacer del manejo público, además del activismo al servicio de muchas otras comunidades latinas.

''La nueva ola mexicana está presente y cada vez aporta más a la sociedad'', dijo la concejal.

jcchavez@elnuevoherald.com

  Comments