Nation & World

La Junta Escolar se prepara para drásticos cortes

La administración del superintendente Rudolph Crew presentó ayer a miembros de la Junta Escolar un plan de contingencia para hacer frente a potenciales recortes de $240 millones en los próximos cuatro años, que podrían afectar seriamente el sistema educativo de Miami-Dade y que obligarían al cierre temporal de algunas escuelas, la eliminación de algunos servicios de transporte y una reducción significativa de los programas de verano.

Sin embargo, Crew aclaró que aunque habría necesidad de tomar medidas ''dolorosas'', no habrá despidos y aseguró que los maestros obtendrán los beneficios y aumentos salariales acordados, que elevan a $40,000 el salario inicial.

Tampoco se sacrificará la calidad de la enseñanza y los servicios directos que reciben los estudiantes serán preservados.

''Nadie irá a la calle. Mantendremos a los maestros, a los consejeros, trabajadores sociales, las artes, la música y la educación física'', dijo el superintendente, durante una reunión especial de seis horas que el distrito organizó para hablar de los problemas fiscales.

También aseguró que mantendrá los fondos para hacer los ajustes salariales necesarios de acuerdo con el costo de la vida, además de incrementar las reservas.

Sin embargo, el panorama presentado por Crew fue considerado ''exagerado'' y ''pesimista'' por algunos miembros de la Junta que no creen que la situación financiera sea tan mala y que confían en que habrá un repunte financiero en la economía estatal.

Crew consideró como ''una responsabilidad'' presentar a la Junta la realidad financiera del distrito y proponerles con tiempo las alternativas que mejor mitiguen el impacto de los posibles recortes.

El plan del superintendente es el siguiente:

1) Para el año 2007-2008 se esperan recortes de $32 millones.

El distrito propone: congelar plazas de empleo abiertas ($3.9 millones); apagar las computadores en la noche ($3 millones) y eliminar pagos por sobretiempo laboral y viajes fuera del estado ($10.1 millones).

Al respecto, Marta Pérez cuestionó: ''¿Por qué no se han tomado estas medidas antes, especialmente cuando el pago por sobretiempo es demasiado?''. La integrante de la junta citó ejemplos de empleados que aparentemente estaban cobrando ''por estar sentados'', aunque no mencionó la cantidad.

2) Para el año fiscal 2008-09 la administración anticipa un recorte de $103 millones.

El distrito propone, entre otras cosas cerrar ocho escuelas y utilizar las instalaciones para otros propósitos educativos, lo que ahorraría $9.2 millones.

Crew aclaró que ''la intención no es cerrar las escuelas, sino temporalmente hacer un uso diferente de las instalaciones'', como convertirlas en centros para clases alternativas o de adultos, por ejemplo.

Estas escuelas tienen el problema de que el número de estudiantes ha decrecido y el costo de mantenerlas en operación es muy alto.

Se propone también modificar el servicio de transporte que usan los estudiantes que van a escuelas magnets, para ahorrar $500,000. La idea es colocar más estudiantes en los autobuses. Este punto generó controversia.

Además se propuso reducir el dinero que se asigna a las escuelas para un ahorro de $20 millones, un punto creó polémica.

3) Para el año fiscal 2009-2010 la administración espera recortes de $81 millones. Algunas medidas son:

 Cerrar otras dos escuelas para un ahorro de $2.8 millones. La idea es dar un uso diferente a las instalaciones. La medida es temporal.

 Reducir las escuela de verano sólo para los estudiantes que reprobaron tercer y décimosegundo grado, para ahorrar $6.8 millones. Crew dijo que esta sería una de las ``medidas más difíciles de hacer''.

 Disminuir el dinero que se asigna a los colegios para un ahorro adicional de $10 millones.

 Reducir el esquema salarial anual de algunos empleados, de 12 a 11 meses para un ahorro de $14 millones. Esto representaría estar un mes sin trabajar.

 Cambiar el esquema salarial de algunos empleados de 12 a 10 meses, para un ahorro de $16.7 millones.

4) Para el año fiscal 2010-2011 se esperan recortes de $24 millones.

''Me parece que este enfoque es un poco pesimista'', señaló otro de los miembros de la Junta, Renier Díaz de la Portilla, quien confía en la recuperación económica del estado.

A otra integrante del panel, Ana Rivas Logan, también le pareció ''exagerado'' el plan de ajustes presentado ayer por la administración. `Siempre nos dicen que se está cayendo el cielo y nunca pasa nada. No sabemos lo que va a pasar y todavía hay muchas cosas en juego''.

Una alta ejecutiva del distrito dijo que la idea era planificar con tiempo y poner sobre la mesa los posible escenarios para evitar sorpresas. ''Es la primera vez que el superintendente hace una proyección de los presupuestos futuros y creo que es muy beneficioso'', explicó Ofelia San Pedro, vice superintendenta de negocios.

kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comments