Nation & World

Poder hacerse español remece a Cuba

Cientos de cubanos abarrotaron el Consulado español en La Habana para tramitar la nacionalidad de sus ancestros al entrar en vigor el lunes una ley que confiere la ciudadanía del país ibérico a los descendientes de exiliados por la guerra civil (1936-1939) o la dictadura de Francisco Franco (1939-1975).

Siete solicitantes fueron los primeros en cursar sus respectivos casos para adquirir la nacionalidad española, mientras siguieron las colas ante las oficinas consulares en La Habana para conseguir los formularios.

Fuentes consulares dijeron que desde el lunes 22, cuando empezaron a ser distribuidos, han sido ya tomados alrededor de 10,000 formularios del Anexo I --el previsto para solicitar la nacionalidad-- de la Ley de Memoria Histórica, sólo en el Consulado General de España.

Norberto Luis Díaz Reyes, un médico de 38 años, fue el primero en poder presentar sus papeles, tras cursar la petición por internet, al igual que los otros seis que entregaron el lunes sus solicitudes en el Consulado, junto a otros 67 que lo hicieron por otros mecanismos no comprendidos en la nueva ley.

"Me siento muy feliz'', indicó a periodistas Díaz, nieto de canarios y quien, según aseguró, siempre quiso regresar a la tierra de su familia. Su abuelo llegó a Cuba en 1906 siendo un adolescente.

"Siempre le dije a mi abuelo que mi vida iba a empezar después de los 37'', agregó, al reconocer que quiere ir a España para trabajar, aunque no tiene en mente dejar de volver al país donde nació.

Díaz tuvo la suerte de entrar entre las citas del primer día gracias a la tramitación que hizo por internet.

No tuvieron igual suerte los solicitantes que recurrieron a las llamadas telefónicas a la centralita, habilitada para el caso también desde el pasado 22, debido a problemas en la plataforma "telemática'' habilitada para el caso.

No obstante, las autoridades españolas en Cuba esperan que los problemas, que, según dijeron, no afectan sólo a la isla, se solucionen en breve y puedan estar ya tramitando alrededor de 350 peticiones diarias en marzo.

Las oficinas consulares de España en Cuba se han preparado para lo que previsiblemente será un aluvión de solicitudes de nacionalidad con refuerzos de personal y de oficinas para incrementar en un 35 por ciento sus capacidades, y han emitido folletos informativos para evitar las aglomeraciones.

Sin embargo, las colas con cientos de personas ante el Consulado para recoger los formularios continúan desde la semana pasada, al igual que las esperas nocturnas para estar en primera línea una vez que se abran las ventanillas de atención al público.

De acuerdo con cálculos oficiosos, hasta 200,000 cubanos podrían solicitar la nacionalidad española en los próximos dos años, 300,000 en caso de que se prorrogara un tercer año la Ley de Memoria Histórica.

Fuentes consulares estiman que alrededor de 150,000 de esas solicitudes podrían concluir con la concesión de la nacionalidad al solicitante.

La Ley de Memoria Histórica abre una ventana para que los nietos de españoles puedan adquirir la nacionalidad a través de dos mecanismos, bien por la demostración de que el padre era español originario aunque no hubiera nacido en España (o lo que es igual, que el abuelo hubiera nacido allí) o bien por ser nieto de exiliado político.

El nuevo marco legal prevé, además, la adquisición de la nacionalidad por parte de aquéllos que formaron parte de las brigadas internacionales, aunque en Cuba, según fuentes consulares españolas, son pocos los casos que se pueden dar en esta categoría y en la de exiliados.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments