Nation & World

Descendientes de exiliados podrán solicitar la nacionalidad española

A partir del lunes miles de residentes en Estados Unidos y América Latina podrán solicitar la nacionalidad española bajo el amparo de la Ley de Memoria Histórica, una iniciativa para reparar injusticias y devolver los derechos ciudadanos a descendientes de exiliados que abandonaron España por motivos políticos.

La llamada "Ley de Nietos'' --aprobada en diciembre del 2007-- entrará en vigor este lunes 29 de diciembre y abrirá las puertas para que hijos y nietos de españoles recuperen su nacionalidad de origen en el plazo de los dos próximos años, aunque la legislación indica que el Consejo de Ministros podrá conceder una prórroga hasta el límite de un año. Se estima que entre 500,000 y un millón de personas podrían beneficiarse de la medida, principalmente radicadas en países latinoamericanos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC) de España tiene previsto desembolsar 40 millones de euros (unos $54 millones) hasta el 2010 para enfrentar los gastos derivados del procesamiento de solicitudes, lo que implicará desde contratación de personal especializado hasta el alquiler de locales adcionales para recibir los formularios.

Los consulados españoles en Latinoamérica y Estados Unidos se han venido preparando desde hace un año para recibir una verdadera avalancha de solicitudes. El pasado noviembre unos 50 cónsules generales o adjuntos, encargados del registro civil en el extranjero e informáticos encargados del servicio de citas por vía electrónica, sostuvieron una reunión en Madrid para recibir recomendaciones específicas sobre el proceso que arranca la semana entrante.

Los 10 consulados españoles ubicados en ciudades estadounidenses comenzarán a atender solicitudes desde la mañana del lunes.

El Consulado de España en Miami, encargado de atender las peticiones provenientes de Florida, Georgia y Carolina del Sur, ha enviado un claro mensaje a los interesados en presentar la solicitud: No pierda el tiempo en venir a la sede consular en Coral Gables, pues el primer paso del trámite es pedir una cita a través de la internet.

"Es importante que los solicitantes sepan que lo primero es hacer la cita por la internet'', expresó Santiago Cabañas, cónsul general en Miami. "Si no se tiene el turno, ir al Consulado es perder el tiempo''.

La cita puede solicitarse yendo a la página electrónica del Consulado de Miami (www.conspainmiami.org) y luego buscando en enlace del MAEC que corresponde con la Ley 52/2007. Allí puede consultarse toda la información explicativa y obtener los formularios de acuerdo a la categoría en que se ubica el solicitante.

Existen tres modelos diferentes de acuerdo a las características del solicitante:

* Personas cuyo padre o madre hubiese sido originalmente español

* Los nietos de quienes perdieron o tuvieron que renunciar a la nacionalidad española como consecuencia del exilio.

* Personas que ya optaron por la nacionalidad española no de origen, según los beneficios del Código Civil que otorgó la ley 36/2002, y pueden optar ahora por la nacionalidad de origen si lo estiman convenciente.

Cabañas reafirmó que muchos descendientes de españoles naturalizados como estadounidenses podrán presentar su solicitud para ser "españoles de origen''.

"La gran novedad de la Ley de Memoria Histórica es precisamente que el beneficiado no tiene que renunciar a la nacionalidad anterior, en este caso estadounidense, porque se trata de una reclamación de su origen'', precisó el funcionario.

De acuerdo con las disposiciones de la ley, todos los interesados podrán manifestar, si lo desean, que "no renuncian a la nacionalidad anterior, por ser española de origen la nueva nacionalidad''. La renuncia a la nacionalidad anterior sólo está prevista para ‘‘los que adquieren la nacionalidad española de manera derivativa''.

De hecho, la cláusula aclaratoria sobre el significado de nacionalidad de origen abre la ventana para que miles de hispanos naturalizados estadounidenses puedan presentar su solicitud ante las autoridades consulares españolas.

En el caso del sur de la Florida, con una población de 1.3 hispanos, Cabañas considera que miles de personas podrían entregar sus peticiones de nacionalidad, particularmente integrantes de las comunidades cubana y venezolana.

El Consulado de Miami está listo y pondrá a disposición dos oficinas anexas, ubicadas en el sexto piso del edificio donde radica la entidad diplomática, en el 2665 Le Jeune Rd., en Coral Gables. A partir de este lunes se atenderán diariamente unas 20 solicitudes, siguiendo el listado de citas de la internet.

También, las autoridades pondrán folletos informativos a disposición del público.

En Cuba, cientos de personas permanecen en largas filas desde el jueves ante la Embajada de España en La Habana, con el propósito de agenciarse los formularios. Los cálculos apuntan a que unos 200,000 cubanos residentes en la isla pudieran obtener la nacionalidad española en el plazo fijado.

Las autoridades españolas consideran que será un proceso extremadamente complejo, pues habrá que acreditar la autenticidad de los documentos que presenten los solicitantes. El problema de la documentación falsa aqueja a numerosos registros civiles en países latinoamericanos, y la obtención de la nacionalidad española se convierte, en época de crisis, es una tabla de salvamento para muchas personas pobres con aspiraciones de emigrar al extranjero en búsqueda de mejor vida.

Entre los documentos que reclama la solicitud se encuentran certificaciones de nacimiento de padres y abuelos, prueba de la condición de exiliado, certificación del registro civil del país de acogida del emigrante español y cetificaciones de matrimonio o nacimiento de hijos que acrediten la residencia en el país de acogida, así como informes y constancias de partidos políticos, sindicatos o instituciones públicas o privadas relacionadas con el exilio.

Respecto a los exiliados políticos, la ley presume beneficio para todos los españoles que abandonaron su país entre el 18 de julio de 1936 y el 31 de diciembre de 1955. Además, considera con derecho a la nacionalidad a miembros de las brigadas internacionales que participaron en la Guerra Civil entre 1936 y 1939.

En cuanto a los descendientes de las personas que opten por la nacionalidad de origen, sólo podrán acogerse después a la nacionalidad española no de origen los hijos menores de 18 años. Los hijos mayores de edad no tendrán este beneficio, salvo que puedan acogerse a otras regulaciones vigentes del Código Civil español.

La ley, uno de los compromisos electorales del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), no ha estado exenta de controversias políticas, y hasta se le ha llegado a mencionar como gestora de "una nueva circunscripción'' en el extranjero, con derecho a voto y a beneficios sociales.

Santiago Macías, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, con sede en Madrid, lamenta que haya tenido que esperarse tanto tiempo para hacer justicia a los españoles que tuvieron que huir del país.

"Esta ley es un resarcimiento a las personas que fueron perjudicadas por la guerra civil y la dictadura [de Francisco Franco], y no pudieron disfrutar ni de su nacionalidad ni de los beneficios de nuestra democracia'', comentó Macías a El Nuevo Herald. "Ellos y sus descendientes tienen pleno derecho a representar a este país''.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments