Nation & World

Se le niega la fianza a madre acusada de la muerte de su hija en incendio en Lauderhill

Sasheena Reynolds pasará el Día de Navidad en la cárcel, orando para que sea puesta en libertad, y pueda estar en los servicios funerarios de su bebé, que murió en un fuego en un edificio de apartamentos, dijo la familia de la detenida.

A Reynolds, de 26 años, le negó la fianza ayer, un día después que las autoridades la acusaron de la muerte premeditada de Jada, su hija de 11 meses, que hubiera cumplido un año justamente hoy, Día de Navidad.

Reynolds fue arrestada el martes por la tarde, después que los investigadores concluyeron que el fuego que consumió el día 1ro. de diciembre el edificio de condominios donde ella vivía fue provocado por un derrame de gasolina. La madre les dijo en un principio a los detectives que el incendio probablemente se debió a una vela que dejó en su apartamento junto a su hija, mientras ella se encontraba lavando en una lavandería del edificio.

El hijo de dos años de Reynolds, Jahleel, estaba con ella en el momento de fuego.

La familia estaba usando velas porque no podía pagar la factura de la electricidad, y la luz se le había cortado al apartamento que alquilaba en Falls of Inverrary, localizado en eñ 6010 South Falls Circle Drive, le expresó Reynolds a la policía.

El capitán Rick Rocco, portavoz de la policía de Lauderhill, dijo que los investigadores quedaron escépticos de la historia que les narró Reynolds.

''Cuando vimos la ferocidad del siniestro, nos dimos cuenta de que no era algo típico de una vela que se cae e incendia la casa. De inmediato los detectives pensaron que se trataba de un fuego que había sido provocado'', dijo Rocco.

En un principio, la policía pensó acusar a Reynolds de negligencia infantil, pero una investigación que el hizo el Departamento de Bomberos de la Florida arrojó que se trataba de un fuego intencional, toda vez que se hallaron vestigios de gasolina entre los escombros en que quedó la vivienda.

Después de analizar las pruebas, la fiscalía estatal de Broward emitió una orden de arresto para detener a Reynolds, apuntó Rocco. La mujer fue acusada de homicidio en primer grado.

Constancia Daley, prima de Reynolds, dice que su prima es inocente de todo lo que se le acusa.

''Sé muy bien que ella no es el tipo de madre que le haría daño a su hija'', dijo Daley en tanto luchaba por contener las lágrimas. "La bebé era su vida''.

Daley, que creció junto a Reynolds tanto en su nativa Jamaica como después en Estados Unidos, dijo que la policía no encontrará ninguna razón, ya que su prima no cometió delito alguno.

  Comments