Nation & World

Tragedia de Hermanos al Rescate llega a la campaña presidencial

La frustración de los exiliados de Miami sobre el derribo de dos aviones de Hermanos al Rescate por el gobierno cubano hace más de una década, se filtró a la campaña presidencial cuando varios candidatos republicanos a la presidencia pidieron el encausamiento de Fidel y Raúl Castro.

Tres candidatos del Partido Republicano hablaron en el sur de la Florida sobre la tragedia de Hermanos al Rescate y al menos dos prometieron responsabilizar a los Castro por la muerte de cuatro pilotos, cuando sus avionetas fueron derribadas por MiGs cubanos en 1996.

Esto podría ser una indicación de los consejos que los candidatos están recibiendo de importantes líderes cubanoamericanos. El senador John McCain, por ejemplo, es respaldado por los congresistas federales Mario y Lincoln Díaz Balart e Ileana Ros Lehtinen, que en el pasado han llevado la posibilidad de enjuiciamientos al presidente George W. Bush. Al frente de la campaña en la Florida del ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, está Al Cárdenas, ex jefe del Partido Republicano en el estado.

El ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee fue el último candidato en pedir los encausamientos en una conferencia de prensa ayer en Westchester.

''El presionará a favor de los encausamientos de los hermanos Castro por ordenar el asesinato de esos pilotos de Hermanos al Rescate'', dijo el representante estatal David Rivera, que está apoyando a Huckabee junto con el presidente de la Cámara de Representantes, Marco Rubio.

El tema sobre un eventual encausamiento de los Castro se colocó en la palestra nacional durante el debate en español del domingo auspiciado por la Universidad de Miami y transmitido por Univisión. Sin que hubiera una pregunta específica de por medio, McCain y Romney hablaron sobre el derribo de los aviones.

En una ocasión, McCain dijo: ``Y si yo fuera presidente de los Estados Unidos ordenaría una investigación del derribo de esos valientes cubanos que fueron asesinados bajo órdenes de Raúl y Fidel Castro y, de ser necesario, los enjuiciaría''.

Romney también tuvo palabras duras: ``Hermanos al Rescate. Dispararon a una pequeña avioneta y la derribaron... Esos hermanos Castro son unos cobardes''.

Los familiares de los que murieron, que por años han presionado en busca de un enjuiciamiento, apreciaron el gesto, que llegó poco antes de la presentación en Miami del documental ''Shoot Down'' el próximo 25 de enero.

''Puedo decirte que yo estudiaría más de cerca a cualquiera de los candidatos que tome la posición de enjuiciar a Raúl Castro'', afirmó Maggie Khuly, hermana de Armando Alejandre Jr., uno de los pilotos que murió.

El líder de Hermanos al Rescate, José Basulto, sostuvo por su parte que ``el derribo de las avionetas se ha convertido en un caso de justicia dilatada; justicia negada. Escuchar a los candidatos republicanos hablar sobre eso me da esperanza''.

Basulto está de acuerdo en que un enjuiciamiento sería principalmente simbólico pero serviría para manchar la reputación de los Castro en el continente, en momentos en que un creciente número de líderes izquierdistas en América Latina busca consejos de Cuba.

''No creo que vengan aquí para un juicio pero sólo el hecho de que están encausados en una corte de EEUU creará desconcierto en Cuba'', dijo Basulto.

Gayle Osterberg, portavoz de Rogues Harbor Studios, la compañía que produjo el documental, elogió la atención de los candidatos republicanos hacia ese momento de la historia.

''El derribo se considera uno de los momentos más críticos en las relaciones de Estados Unidos y Cuba y estas cuestiones ciertamente necesitan discutirse'', declaró Osterberg.

Un experto cubano desechó la idea de que utilizar la tragedia de Hermanos al Rescate podría servir para solidificar el respaldo de los votantes cubanoamericanos.

''No es necesario obtener votos'', dijo Jaime Suchlicki, director del Instituto de Asuntos Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami. ``Este tipo de posición sólo funciona con cierto segmento de la comunidad''.

''Pero es buena política para cualquier candidato mantenerse firme por la justicia. Fueron tres ciudadanos americanos los que mataron. ¿Un encausamiento va a derrocar el gobierno cubano? No lo creo, pero sería bastante bueno exponer los actos terroristas de su régimen'', concluyó.

lyanez@MiamiHerald.com

  Comments