Nation & World

Washington amplía información para viajeros a Cuba

El Departamento de Estado amplió la información sobre Cuba en su página electrónica con datos útiles para la seguridad de las personas que visiten la isla.

Entre los consejos: estar alertas sobre los posibles atracos de "jineteros'', manejar con sumo cuidado por las vías cubanas y evitar montarse en los populares "Coco taxis'' por considerarlos ‘‘altamente inseguros'' para los pasajeros.

La sección dedicada a Cuba incluye ahora un acápite sobre Seguridad (Safety and Security) que ofrece pormenores sobre la actividad delictiva, aconseja el comportamiento a seguir por las posibles víctimas y relaciona información general sobre servicios médicos, conducción de vehículos, condiciones de las carreteras, supervisión aérea, leyes y sanciones, y adopción de menores.

También fue extendida con instrucciones específicas la sección relacionada con las regulaciones de viajes a Cuba para los ciudadanos y residentes en territorio estadounidense.

La actualización informativa se hizo efectiva desde el pasado 7 de noviembre, reemplazando la versión existente desde el 19 de diciembre del 2007.

Las autoridades estadounidenses dicen que se trata de un "proceso de rutina'', sin implicaciones con la situación cubana actual.

"Esta es una revisión estándar que hacemos periódicamente para asegurarnos de que el público tenga la más actualizada información sobre las condiciones en cualquier país'', dijo Heide Bronke, portavoz del Departamento de Estado.

Entre la información incorporada, la sección menciona el incidente ocurrido el 3 de mayo del 2007, cuando reclutas cubanos intentaron secuestrar un avión de pasajeros en el Aeropuerto Internacional José Martí para viajar a Estados Unidos. La acción tuvo un desenlace sangriento y los complotados, cuatro militares y un civil, fueron sentenciados a altas penas de cárcel.

Además se relata el frustrado complot de tres jóvenes que fueron ejecutados tras apropiarse por la fuerza de una embarcación civil con el propósito de escapar a Miami, en abril del 2003, y se alude a otros intentos de secuestro de aeronaves y lanchas por esa fecha.

"Aunque no ha habido ciudadanos estadounidenses envueltos en estos sucesos, pudieran ser atrapados en medio de la violencia durante un intento de secuestro'', indica el texto oficial.

Respecto a la actividad delictiva en la isla, el documento dice que las principales acciones contra ciudadanos estadounidenses y otros visitantes extranjeros son generalmente el carterismo, los robos de bolsos y la pérdida de pertenencias no vigiladas, y advierte que la Oficina de Intereses de Estados Unidos (USINT) ha recibido recientes informes sobre el incremento de asaltos violentos vinculados a robos en plena calle.

"Los visitantes estadounidenses deben también estar alertas sobre los ‘jineteros', que se han especializado en atracar a los turistas'', indica el texto. "Mientras la mayoría de los ‘jineteros' hablan inglés y se esmeran por parecer amistosos, ofreciéndose para servir como guía turístico o facilitar la compra de tabacos baratos, muchos de ellos son, de hecho, delincuentes profesionales que no dudarían en usar la violencia en sus intentos por obtener dinero y otros objetos de valor''.

Las aclaraciones van dirigidas a los ciudadanos estadounidenses con la debida licencia del Departamento del Tesoro por motivos profesionales, y a los cubanoamericanos que realizan viajes familiares a la isla. Se estima que anualmente unos 30,000 estadounidenses visitan ilegalmente Cuba.

  Comments