Nation & World

Recortan contribuciones en los planes de retiro

Las compañías deseosas de conservar su dinero están recortando sus contribuciones a los planes de retiro 401 (k) de sus empleados, lo que pone más tensión a la destruida red de seguridad de Estados Unidos en el mismo momento en que muchos trabajadores ven sus cuentas derrumbarse junto con el mercado de valores.

Cuando FedEx Corp. redujo su plan de pensiones el año pasado, suavizó el golpe al ofrecer a sus empleados contribuciones enriquecidas a sus 401(k) para compensar por los beneficios de pensión que algunosperderían. Pero la semana pasada, cuando los estadounidenses están enviando menos paquetes y con los ingresos de FedEx estancados, la empresa dijoq ue suspenderá todas sus contribuciones durante al menos un año.

"Tendremos que trabajar más años y retirarnos con menos dinero'', declaró Lee Higham, mecánico de aviones experto de 44 años en FedEx, quien ha trabajado allí por 20 años. "Eso es lo que hay ahora''.

FedEx no es la única. Eastman Kodak, Motorola, General Motors y Resorts International están entre las compañías que han recortado las contribuciones a sus planes desde septiembre, cuando se congelaron los mercados de crédito y las empresas comenzaron a buscar efectivo en forma urgente. Se espera que más compañías suspendan sus contribuciones en el 2009, de acuerdo con Watson Wyatt, firma consultora de beneficios.

Para los trabajadores, las pérdidas de esas contribuciones aumentan el dolor de ver disolvese un balance de sus cuentas de retiro debido a la caída en los mercados de inversiones.

"Estamos recibiendo una paliza'', dijo otro mecánico de FedEx, Rafael García. "En un año, perdít $60,000 de mi 401(k). Eso no se puede reponer''.

Para muchos especialistas en política de retiro, las contribuciones perdidas son una señal más del fracaso de Estados Unidos como sociedad en enfrentar el envvejecimiento de su población y las profundas fuerzas económicas que desatará.

Las pensiones tradicionales están desapareciendo, y Washington aún tiene que garantizar que el Seguro Social seguirá solvente mientras la generación de posguerra se retira y se necesitan más trabajadores para respaldar la pensión de cada retirado.

Los recortes en las empresas podríán significar que algunos empleados depositarán menos dinero en sus cuentas de retiro. Y aunque no lo hagan, los recortes, aun temporales, tendrán un efecto permanente al costarle a muchos trabajadores años de acumulación futura de interés por las contribuciones perdidas. nadie sabe por cuánto tiempo el crédito estará difícil para las compañías, o si éstas comenzarán a hacer de nuevo sus contribuciones cuando el crédito se facilite y los negocios mejoren.

"Hemos tenido un experimento durante 30 años al requerirles a los trabajadores que sean más responsables al ahorrar e invertir para su retiro'', declaró Teresa Ghilarducci, profesora de economía en la New School de Nueva York. "Ha sido un gran experimento, y ha fracasado''.

En el plan 401(k) típico, la contribución del empleador (que equivale a la que aporta el empleado), es más que únicamente dinero para el retiro. También motiva a los trabajadores a separar más de su propio dinero para la jubilación. Mientras más ahorre el empleado en ese plan, generalmente, más "dinero gratis'' puede obtener de su empleador de acuerdo con las provisiones del plan.

"El problema es que nos dirigimos hacie esta seria recesión, y no sabemos cuánto durará'' declaró e Alicia Munnell, directora del Centro de Investigación Sobre el Retiro del Boston College. "Lo principal es que la gente tendrá menos dinero en sus planes 401(k), no sólo porque la crisis financiera ha diezmado sus activos, sino porque no recibirán aportación de su empleador duranteun tiempo''.

Actualmente, la mayoríá de las empresas que ofrecen planes 401(k) proveen algún tiempo de contribuciones iguales a lo que aporta el empleado, según David Wray, presidente del Profit Sharing/401(k) Council of America, asociación de empleadores que proveen esos planes.

  Comments