Nation & World

Policía declara resuelto notorio crimen en el sur de la Florida

Tras 27 años de pistas falsas y retractación de confesiones en medio de una enorme publicidad, y faltando aún varias piezas de evidencia clave, la policía de Hollywood dice haber resuelto el caso de 1981 de un niño de 6 años decapitado que dejó atónitos al sur de la Florida y al país.

Chadwick E. Wagner, jefe de la Policía de Hollywood, dijo el martes que el secuestro y muerte de Adam Walsh habían sido resueltos. Hablando en la jefatura de policía de Hollywood, frente al lugar donde tuvo lugar el secuestro, Wagner identificó al asesino de Adam como el difunto Ottis Toole, un vagabundo y pirómano que había sido uno de los principales sospechosos desde que confesó el crimen en 1983.

El caso ha sido cerrado a pesar de las inconsistencias en las vagas descripciones del crimen hechas por Toole, su retractación en las confesiones, y de que no existen pruebas nuevas ni viejas que lo relacionen con el asesinato.

Pero la decisión cuenta con el apoyo de la Fiscalía estatal de Broward y de la propia familia Walsh, quienes dijeron que han creído por mucho tiempo que Toole mató a Adam. "Necesitábamos saber'', dijo a la prensa John Walsh, padre de Adam y conductor del programa America's Most Wanted, en la jefatura de policía. "No saberlo ha sido una tortura''.

Esa tortura comenzó el 27 de julio de 1981, cuando Adam y su madre, Revé Walsh, salieron de su casa de Hollywood para hacer unos mandados.

Ambos llegaron alrededor del mediodía al Sears en el viejo Hollywood Mall, donde ahora hay una tienda Target. Revé dijo que dejó a Adam junto a un juego de video de Star Wars mientras ella se dirigía al departamento de lámparas. Cuando regresó unos cinco minutos después, su hijo había desaparecido.

La madre lo buscó por toda la tienda, hizo que llamaran a Adam por los altavoces, y luego recurrieron a la policía. Una guardia de seguridad adolescente informó luego que había expulsado a Adam de la tienda junto a varios otros niños que estaban riñendo. El 10 de agosto, dos pescadores encontraron la cabeza de Adam en un canal cerca de Vero Beach.

El asesinato se convirtió en uno de los casos más famosos de secuestro infantil en el país. El crimen impulsó a John Walsh a asumir la misión de llamar la atención sobre las desapariciones de niños, y en 1988 comenzó America's Most Wanted.

El caso provocó una investigación policial que duró 27 años, e incluyó a sospechosos tales como al asesino en serie y pedófilo Jeffrey Dahmer.

En octubre de 1983, Toole le confesó a la policía que secuestró a Adam y condujo un Cadillac blanco durante una hora hasta un lugar aislado donde decapitó al niño.

Los detalles en la historia cambiaron, pero muchas cosas llevaron a las autoridades a pensar que, en efecto, Toole era el asesino del pequeño.

En el 2001, John Walsh le dijo a The Miami Herald que creía que Toole mató a su hijo. "Creo que Ottis Toole asesinó a Adam", dijo Walsh. "Toole está en el infierno ahora, y tuvo una muerte horrible en la cárcel".

Toole murió en 1996. Walsh dijo que una sobrina del hombre llamó a America's Most Wanted y le dijo que poco antes de morir Toole le confesó que había sido él quien mató al niño.

La policía no había podido nombrar a un asesino hasta este año, cuando Wagner, los detectives y un investigador privado revisaron los enormes archivos del caso durante varios meses y acordaron que existía causa probable para acusar a Toole del crimen y la había habido por años, incluso en el momento de su muerte.

Toole debió haber sido acusado hace mucho tiempo, declaró Wagner.

"El Departamento de Policía de Hollywood acabó en una situación en que por años asumimos una postura defensiva en este caso en lugar de concentrarnos en Ottis Toole'', afirmó.

dsmiley@MiamiHerald.com

  Comments