Nation & World

Menos oportunidades de tomar el FCAT

En medio de la crisis presupuestaria estatal, la Florida está recortando algunos de sus gastos relacionados con los exámenes FCAT, incluyendo las oportunidades que tienen los estudiantes de tomar los exámenes que tienen que pasar para conseguir sus diplomas.

El estado dejará de ofrecer las secciones de matemáticas y lectura para décimo grado en el Florida Comprehensive Assessment Test en el verano, ahorrando unos $1.2 millones.

Los muchachos que no aprueben pueden pasar del 10mo. grado al 11mo. y de ahí al 12mo. Incluso pueden subir al estrado en las ceremonias de graduación. Pero al no recibir diplomas, tendrán que posponer sus planes de entrar en las universidades, los colegios comunitarios o las Fuerzas Armadas.

Victoria Ash, que supervisa los exámenes para el Departamento de Educación del estado, dijo que estos y otros recortes eran "decisiones difíciles''.

Pero para padres como Eriko Calabrese, la decisión es más que difícil. Según ella, es injusta.

Su hija Emiko tomó el examen cada vez que pudo hasta la graduación, incluyendo dos veces en el verano. Sólo aprobó la sección de lectura, así que no podrá obtener un diploma de la secundaria Félix A. Varela de Miami Dade.

Emiko finalmente consiguió su diploma en una escuela privada en el verano e irá al Miami-Dade College en enero para estudiar enfermería.

Pero Calabrese dijo que los alumnos como su hija no debían tener que tomar ese camino.

"Creo que deberían permitirles tantas posibilidades como fuera posible''.

Incluyendo la primera vez que toman los exámenes cuando están en segundo año, hasta ahora los estudiantes han tenido siete oportunidades de aprobar el FCAT para cuando llega el día de su graduación, lo que incluye los veranos tras su segundo y tercer años.

Ahora sólo van a tener cinco.

Las oportunidades serán en marzo y octubre de cada año, empezando en la primavera del año en que cursan el décimo grado.

En la secundaria McArthur en Hollywood, la directora Carol Roland dijo estar preocupada porque algunos estudiantes tendrán que esperar meses entre el fin del año escolar y su próxima oportunidad de tomar el examen.

"En cuanto detienen el trabajo académico, desaparece el énfasis'', dijo Roland. Eso será especialmente difícil para los alumnos que estén estudiando inglés, los cuales tienen que dominar el idioma para aprobar la prueba de lectura.

Ella teme que algunos alumnos simplemente renunciarán.

"Ciertamente que va a tener un efecto'', dijo. El estado escogió recortar los exámenes de verano porque son los menos populares cuando se comparan con los de octubre y marzo durante el año escolar. El año pasado, a nivel estatal, unos 130,000 estudiantes tomaron por lo menos uno de los exámenes en el otoño, en comparación con unos 26,000 en el verano.

Esos alumnos del verano incluyeron a unos 8,400 muchachos en Broward y Miami-Dade.

"En fin de cuentas, es otro muchacho que puede tomar el examen'', dijo Alan Strauss, director de la Secundaria de South Broward en Hollywood.

Para algunos alumnos, aprobar el examen en el verano significa ir al community college, a una universidad estatal o a las Fuerzas Armadas en ese mismo verano o en el otro.

Aprobar los exámenes también ayuda a elevar el grado escolar del estudiante.

La fórmula estatal para calificar las escuelas da puntos extra a las secundarias si por lo menos la mitad de los alumnos de penúltimo y último año que repiten el FCAT lo aprueban.

En conjunto, 31 escuelas de Broward y Miami-Dade consiguieron esas bonificaciones este año.

Una de esas escuelas fue la Secundaria de Hollywood Hills. El director Chip Osborn dijo que puesto que han pasado dos oportunidades, piensa alentar a más estudiantes a tomar el ACT o el SAT y usar las calificacicones de esos exámenes, que sirven para poder entrar en la universidad, si tienen problemas para aprobar el FCAT.

El estado exige que los estudiantes probar con el FCAT en tres ocasiones. Si fallan pueden tomar los exámenes universitarios en su lugar.

Al haber menos posibilidades de tomar el FCAT, Osborn dijo esperar que el estado reduzca el número de veces que los alumnos tienen que fracasar antes de que puedan usar las calificaciones de otros exámenes.

Estudiantes del Robert Morgan Educational Center en SW Miami-Dade recibirán llamadas telefónicas automáticas en sus casas notificándoles del cambio, indicó el director Greg Sawyer.

Casi 50 estudiantes de su escuela tomaron los exámenes el pasado verano.

"Estamos muy , muy decepcionados'', dijo.

  Comments