Nation & World

Florida cancela proyecto del túnel de Miami

El estado de la Florida anunció ayer que canceló el proyecto para la construcción de un túnel de $1,000 millones para el Puerto de Miami.

"Desafortunadamente, el estado no va a respaldar el acuerdo'', dijo el alcalde de Miami-Dade, Carlos Alvarez, después de que la secretaria de Transporte de la Florida, Stephanie Kopelousos, informó sobre la decisión del estado de retirar su apoyo al polémico proyecto.

"Básicamente, la secretaria dijo que el acuerdo con la firma francesa había fracasado'', agregó.

Desde febrero, el estado había buscado un contrato final con el constructor francés Bouygues Publics Trauvaux y la firma de inversión Babcock & Brown.

El equipo hubiera sido responsable, en un período de 35 años, por el financiamiento, diseño, construcción, operación y mantenimiento de los túneles gemelos bajo la bahía, que iban a conectar las islas Dodge y Watson.

Pero Babcock & Brown, que debería suministrar 90 por ciento del capital para el túnel, ha estado a punto de quebrar en las últimas semanas.

Las acciones de la firma perdieron 99 por ciento de su valor en la bolsa de valores de Australia mientras los ejecutivos estaban negociando con sus acreedores.

Bouygues y Babcock & Brown habían estado tratando de encontrar un nuevo socio de capital para el negocio. Gus Pego, jefe de la oficina del Departamento de Transporte (DOT) en Miami, responsabilizó a la turbulencia en los mercados financieros mundiales.

"El proyecto sigue siendo un buen proyecto, pero desafortunadamente no vamos a continuar'', dijo Pego. "Estamos cerrando oficialmente el procedimiento''.

Fuentes familiarizadas con las negociaciones dijeron que el estado estaba empezando a examinar una empresa conjunta que incluía a Credit Agricole, el segundo mayor banco de Europa, para reemplazar a Babcock & Brown, cuando Kopelousos tomó la decisión de cancelar el proyecto.

Pego admitió que estado había recibido el nombre de un potencial nuevo socio de capital, pero dijo que era demasiado poco, demasiado tarde.

"Todo el lado del capital se había prometido desde julio'', dijo Pego. "No cabe duda de que fue muy lento en venir''.

Apenas el 3 de diciembre, sin embargo, Pego les había dicho a los dirigentes del condado que el estado estaba esperando sustituir a Babcock & Brown con "otro socio de capital'' y que la sustitución no afectaría la capacidad del equipo de obtener hasta $400 millones en préstamos bancarios de infraestructura federal de bajo interés.

Los precios para el túnel estaban basados en los documentos de licitación de marzo del 2007. Sin embargo, las condiciones económicas se deterioraron desde entonces y sólo han empeorando desde que el condado ratificara su parte del acuerdo en julio del 2007, seguido por la ciudad, hace un año.

Mejorar el acceso al segundo generador económico de la región, detrás del Aeropuerto Internacional de Miami, ha estado entre los más fervientes deseos de la comunidad emmpresarial desde fines de la década de 1980.

"Esta es la madre de las oportunidades perdidas'', dijo José Abreu, el director de Aviación del condado y un antiguo secretario estatal de Transporte cuyo interés en el túnel data de hace unos 20 años.

Sus partidarios estiman que mejorar el acceso al puerto ayudaría a Miami a mantener su estatus como el primer destino de cruceros del mundo y a enfrentar la creciente competencia de otros puertos de la Florida, el Golfo de México, la cuenca del Caribe y hasta el Mariel, en Cuba.

En un momento en que el presidente electo Barack Obama está proponiendo un masivo programa de obras públicas en todo el país, el túnel hubiera creado miles de ansiados trabajos de construcción, ingeniería y arquitectura, dijo Hank Klein, antiguo presidente de la Cámara de Comercio del Gran Miami y miembro de la junta de directores de la Autoridad del Desarrollo del Downtown.

"El túnel del puerto es vitalmente imporante para la revitalización, para el plan general del downtown'', dijo Klein. "El puerto es muy activo y cada vez lo será más. La recesión no va a durar eternamente. Con el tiempo, habrá un puerto que estará funcionando las 24 horas''.

Desviar la mayor parte del tráfico de los grandes camiones de las calles del downtown hacia el viaducto MacArthur y la I-395 era un pieza clave en la visión del alcalde Manny Díaz para transformar el área en un distrito más atractivo a los peatones, a los residentes de los condominios frente al mar, a los turistas y patrones de las artes así como para los parques, museos, clubes nocturnos y cafés.

Ayer, Díaz no lo podía creer.

"Esto es una gran decepción para todos nosotros'', dijo Díaz. "En tiempos de dificultades económicas, este tipo de proyectos es muy importante porque genera miles de empleos y revitaliza ciudades''.

Díaz, que encabeza la Conferencia Nacional de Alcaldes, le pidió recientemente $100 millones a Obama para facilitar el acuerdo financiero para el túnel del puerto. Cuando se le preguntó anoche si consideraría pedir más, Díaz respondió: "Obviamente, es algo en lo que estoy pensando ahora. Es por esto que la ciudad de Miami ha trabajado tan duro por este proyecto. Sin embargo, sin el apoyo financiero del FDOT, el proyecto no puede avanzar''.

llebowitz@MiamiHerald.com

  Comments