Nation & World

Castro inspiró la creación de CNN International

El crecimiento de CNN como una cadena internacional de noticias se inspiró en los intereses informativos de un declarado enemigo del capitalismo moderno: Fidel Castro.

De acuerdo con el testimonio del fundador de CNN, el magnate y filántropo estadounidense Ted Turner, la idea de convertir el canal de noticias en la primera red global de televisión surgió tras viajar a La Habana y sostener una larga conversación sobre temas políticos y sociales con el gobernante cubano, en febrero de 1982.

"Después de ese revelador viaje, volé de regreso a casa con un nuevo deseo de entender más acerca de otras culturas y sistemas políticos y dispuesto a hacer lo que pudiera para incrementar la comunicación y el diálogo entre las naciones'', relata Turner en su recién publicado libro de memorias Call Me Ted (Llámenme Ted). "Habiendo comprendido esto y tras ver el interés de Castro en CNN, me percaté que nosotros teníamos una real oportunidad para construir un negocio internacional de noticias''.

Poco después de este viaje a Cuba, Turner y otros directivos de la estación iniciaron conversaciones con líderes alrededor del mundo y establecieron los acuerdos de distribución para hacer a CNN "no sólo el primer canal que transmitía noticias las 24 horas, sino también la primera red global de televisión''.

La salida al aire de la CNN se produjo el 1ro. de junio de 1980. La emisión internacional de la cadena se estrenó en 1985 y actualmente se distribuye en más de 200 países.

Turner recuerda en su libro que aquel encuentro con Castro también le sirvió para ‘‘expandir mi pensamiento acerca del tipo de programación que podíamos transmitir en una superestación televisiva''.

"Más allá de películas, deportes y comedias, me di cuenta que podíamos incluir documentales en nuestra programación'', cuenta Turner, de 70 años. "Como las cadenas estaban atrapando a los televidentes con crecientes niveles de sexo y violencia, me gustó la idea de contrarrestar esos programas con documentales de alta calidad que pudieran hacer algo bueno por la sociedad''.

Fue entonces que Turner contactó y firmó un acuerdo con el legendario oceanógrafo Jacques Costeau, quien produjo numerosas series de temática ambientalista bajo el patrocinio de Turner Broadcasting System (TBS), también propiedad del magnate.

Las revelaciones sobre el primer encuentro de Turner con Castro ocupan un capítulo de Call Me Ted, de 433 páginas, que está a la venta en las librerías de Estados Unidos desde noviembre.

Según el relato, habían pasado ya 18 meses del lanzamiento de CNN cuando los directivos de la cadena se percataron de que Castro era uno de sus televidentes. Aunque todavía las transmisiones de la estación no se distribuían fuera de Estados Unidos, la señal se filtraba a Cuba y Castro tenía instalado una parábola para recibirla.

El ingeniero José Remón, ex gerente de la firma estatal Intertel, dijo a El Nuevo Herald que desde comienzos de los años 80 Cuba captó las señales vía satélite de cadenas estadounidenses sin autorización o acuerdo comercial, con el fin de obtener información para la élite gubernamental y distribuir programas en la red televisiva dedicada al turismo.

"Era un proceso que se cumplía sin mayores dificultades técnicas y estaba a cargo de un departamento adscrito al Ministerio del Interior [MININT]'', explicó Remón, que vive exiliado en Miami.

La práctica de "piratear'' las señales de los canales estadounidenses permitía también la reproducción y distribución de películas en el país mediante una empresa denominada Omnivideo.

"Uno de nuestros empleados visitó Cuba y halló que Castro nos veía [a la CNN] regularmente'', explica Turner en el libro. "De hecho, estaba tan entusiasmado con nuestro servicio que me invitó a visitar Cuba''.

El empresario dice que la invitación del gobernante cubano lo tomó por sorpresa y vaciló si debía aceptarla en consideración a la publicidad negativa que el viaje podría ocasionarle.

"Pero después de pensarlo detenidamente y sopesar los pros y los contras, decidí ir'', escribe Turner, quien permaneció por una semana en La Habana.

"Mi imagen de un país comunista era la de tanques en las calles, soldados armados, gente caminando alrededor con rostros tristes. En cambio, los cubanos parecían muy alegres, vestidos con colores vivos y con la sonrisa a flor de piel'', recuerda el autor.

Castro invitó a Turner a un lugar reservado para la caza y la pesca, en un islote próximo a Bahía de Cochinos.

Para iniciar la cacería de patos, uno de los asistentes de Castro le entregó a Turner un rifle automático (calibre 12). El empresario cuenta que en ese momento pensó: "Aquí estoy, a 10 pies de Fidel Castro con un arma en mis manos. ¿Cuánto me pagaría la CIA por estar en esta posición ahora mismo?".

Al final de la jornada, durante una conversación nocturna, Turner dice que por primera vez en su vida experimentó una discusión ideológica que removió sus concepción sobre capitalismo y comunismo.

"Yo estaba teniendo una discusión cara a cara con una persona articulada e inteligente que dirigía un país y era considerado nuestro enemigo jurado'', escribe Turner. "Siempre había pensado que las ideas y las opiniones como las suyas tenían escaso valor, pero aunque él no me convenció que estaba en un camino correcto, confieso que escuchar la profundidad de sus convicciones de primera mano y sus lógicas objeciones a la política de Estados Unidos fue una experiencia poderosa''.

Turner dice que esa noche durmió con dificultad, dando vueltas en la cama y pensando en la charla sostenida con Castro.

Entonces fue que concibió el proyecto de CNN International.

Con posterioridad, Turner ha regresado en numerosas ocasiones a Cuba. La mayoría de sus viajes fueron acompañado de la actriz Jane Fonda, quien fue su esposa entre 1991 y el 2001.

Esta semana, Turner compareció en el programa de Bill O'Reilly en la cadena Fox News para promover su libro. El comentarista le preguntó si admiraba a Fidel Castro, de 82 años, convaleciente y alejado del poder desde julio del 2006.

"Sí, lo admiro (...) admiro ciertas cosas de él. Está formando gran cantidad de médicos y ellos [los cubanos] han logrado desarrollar uno de los mejores sistemas educacionales del mundo. Y usted sabe, él es aún popular entre mucha gente allí.

O'Reilly lo increpó: "Pero es un asesino, él es un asesino, es un tipo que..."

"Pero eso es algo que nunca, según mi conocimiento, eso nunca ha sido probado'', le interrumpió Turner.

La discusión continuó tensa, hasta que Turner concluyó: ‘Hey, escuche, yo no he dicho que quería vivir en Cuba. Yo no he dicho que sea tan amiguito de Fidel Castro. Sólo he dicho que respeto ciertas cosas que él ha hecho''.

La CNN logró inaugurar una oficina en La Habana en marzo de 1997, convirtiéndose en el primer medio de comunicación estadounidense en reabrir una corresponsalía en Cuba desde 1969.

La cobertura de los asuntos cubanos ha sido tradicionalmente blanco de críticas entre los exiliados. Las siglas que identifican la televisora, CNN (Cable News Network), han servido para caracterizarla jocosamente por sus antagonistas como Castro News Network, alegando parcialidad informativa a favor del régimen castrista.

  Comments