Nation & World

Estudian aplazar las elecciones primarias del 29 de enero

La reforma de los impuestos a la propiedad se encuentra virtualmente paralizada en la Legislatura estatal, con el Senado y la Cámara de Representantes con dos planes diferentes y el gobernador a favor del primero.

Además, los demócratas están pensando en aplazar las elecciones del 29 de enero - cuando la reforma debe ser puesta a consideración del electorado - en una movida que pudiera recibir el apoyo republicano, ya que los dos partidos enfrentan ahora la posibilidad de que sus votos no cuenten en las primarias partidistas. La propuesta: desplazar la votación hacia del 5 de febrero.

Los demócratas floridanos se encuentran en estos momentos en abierta rebelión contra el Comité Nacional Demócrata, porque la organización anunció el mes pasado que los votos del estado, en la convención del partido para escoger el candidato presidencial el próximo año, pudieran ser anulados si persiste la idea de realizar las primarias el 29 de enero.

La fecha ha sido vista por la dirección del partido como un adelanto de lo que estaba originalmente previsto y, por ende, sin el permiso de la entidad. Originalmente, las primarias en la Florida estuvieron previstas para el 5 de febrero.

Pero ahora, la fecha original pudiera ser restaurada, después que el Comité Nacional Republicano también decidió contestar su realización el 29 de enero y amenazó esta semana con cancelar, por lo menos, mitad de los votos de los delegados de la Florida en la convención nacional, también el año entrante.

La postura del Comité Nacional Republicano surge días después que el senador Mel Martínez renunció a la presidencia del partido. Hace 10 meses, cuando asumió el cargo, Martínez no se opuso al adelanto de las primarias en el estado, pero tampoco se manifestó a favor.

"Esto no debe constituir una sorpresa para nadie, para ninguno de los estados abarcados. Se lo hemos advertido a todos", dijo ayer el nuevo presidente del Comité Nacional Republicano, Mike Duncan.

La Florida no es el único estado que adelantó las primarias sin el permiso de las direcciones nacionales de los dos partidos, para una fecha anterior al 5 de febrero, el llamado "Super Martes", considerado el primer día de las grandes votaciones en el proceso electoral presidencial estadounidense.

Iowa tiene sus primarias pautadas para el 3 de enero, Wyoming para el 5; Michigan para el 15; Nevada y Carolina del Sur para el 19 de enero; New Hampshire para el 22 y Maine para el 2 de febrero.

La postergación de las primarias en la Florida, por otro lado, pudiera contribuir a resolver el impasse en la reforma de los impuestos a la propiedad en la Legislatura estatal y por ello estaría tomando fuerza entre los legisladores su realización el 5 de febrero.

La primera en dar el paso al frente fue la representante estatal demócrata Elaine Schwartz quien anunció el lunes que entregó a la Legislatura una propuesta de cambio de la fecha, haciendo coincidir las primarias partidistas con el referendo de la reforma a los impuestos.

"Con esto vamos a ganar un poco más de tiempo para lograr un acuerdo en la reforma de los impuestos a la propiedad", dijo la legisladora en un comunicado, minutos después que el presidente del Senado, el republicano Ken Pruitt dio por encerradas las sesiones y mandó a los Senadores a sus casas hasta, por lo menos, el jueves.

Además, afirmó la legisladora, "nuestros electores quieren que nuestra voz sea escuchada. Hemos sido marginados en un momento en que la Florida tiene un impacto tremendo en las elecciones generales. No queremos que nos dejen de fuera al momento de escoger el candidato".

"Es demasiado obvio", añadió Schwartz, refiriéndose a la necesidad de lograr el aplazamiento de las elecciones.

Otro factor que tiene a la reforma paralizada es la postura del gobernador Charlie Crist, quien inicialmente fue uno de sus principales impulsores, promoviendo una aproximación y dialogo entre las dos cámaras de la Legislatura, pero ahora parece estar abiertamente inclinado hacia la propuesta del Senado.

"El Senado tiene un gran plan. ¿Es el único plan? No. Pero es un buen plan", dijo el gobernador a un grupo de periodistas.

Según Crist el plan del Senado, en contrapartida al de la Cámara de Representantes, es "factible'' con "algunas modificaciones".

Las dos diferencias básicas entre los planes, es el Senado ha rechazado las propuestas de la Cámara de duplicar la exención en los impuestos a las residencias primarias y ampliar el tope máximo de incremento del valor tasables de las propiedades a los inmuebles comerciales y residencias no primarias.

  Comments