Nation & World

Policía investiga a corredora de hipotecas de Homestead

Después de años de hacer cheques por millones de dólares en hipotecas que se basaban en información financiera falsa, Yvette Valdés de Homestead está siendo investigada por el equipo especial antifraude del condado Miami-Dade.

La policía del condado dijo que comenzarán a examinar los documentos de Valdés, un día después que The Miami Herald reveló que la corredora de hipotecas era una figura clave en la red de un prestamista de Nueva York que fue hallado culpable en un caso de gran estafa.

Aunque al menos ocho personas de Tampa han sido encontradas culpables en el caso, Valdés sigue haciendo préstamos desde su oficina en South Dixie Highway.

Se espera que la policía examine más de 100 hipotecas que Valdés y sus colegas hicieron en Sandkick Mortgage entre mayo del 2004 y septiembre del 2005.

El diario halló que los documentos están llenos de irregularidades: compañías que no existen, salarios enormemente inflados y repentinos aumentos en la cuenta bancaria del solicitante.

"Parece que será un caso grande'', dijo Glenn Theobald, jefe del equipo especial antifraude del condado Miami-Dade.

"Cuando empezamos a analizar todo, con frecuencia ocurre que el caso se vuelve más grande'', agregó.

Valdés, de 48 años, que en la actualidad dirige Best Mortgage Choice, no quiso hacer comentarios.

Su abogado, Glenn Kritzer, dijo: "La señora Valdés no ha cometido ningún delito''.

Valdés desempeñó un papel crucial en un complot de fraude hipotecario estatal que dirigía Orson Benn, ex vicepresidente de Argent Mortgage, en White Plains, Nueva York.

Benn y sus colaboradores aprobaron préstamos por más de $550 millones en la Florida, de los cuales $349 millones fueron otorgados en Miami-Dade.

Benn, de 38 años, fue hallado culpable de extorsión organizada en septiembre, y ya empezó a cumplir una sentencia de 18 años de cárcel.

Valdés entró en la órbita de Benn como la encargada de algunas de las tareas más riesgosas de la compañía, según indican documentos y entrevistas.

En el 2004, ejecutivos de Argent sorprendieron a uno de los corredores de Benn cometiendo fraude y le prohibieron que hiciera más negocios con la compañía. Entonces Benn lo envió con Valdés, quien presentó solicitudes de préstamos fraudulentos por varios cientos de miles de dólares a nombre del corredor de Tampa.

Los investigadores de la Fiscalía Estatal interrogaron a Valdés en la primavera del 2006, y le prometieron inmunidad por lo que se discutió en esa reunión.

Valdés les dijo a los investigadores que le había permitido al corredor de Tampa presentar préstamos a través de Sandkick, pero insistió en que no sabía que ello implicaba cometer fraude.

Valdés no discutió --ni los fiscales le preguntaron-- sobre las hipotecas por casi $20 millones que ella y sus colegas hicieron con Benn.

The Miami Herald examinó esas solicitudes de préstamos y halló que por lo menos 103 contenían información falsa y engañosa.

Uno de los solicitantes dijo que trabajaba para una empresa que no existía, y recibió un préstamo por $170,000. Otro dijo trabajar en un empleo que no existía, y obtuvo suficiente dinero para comprar cuatro casas.

Desde entonces, todas estas propiedades han caído en embargo hipotecario.

En dos docenas de casos, al menos, las solicitudes de Sandkick mostraron números falsos para referencias laborales.

jdolan@MiamiHerald.com

  Comments