Nation & World

Cuba califica de "señal importante'' encuesta sobre embargo en EEUU

El canciller cubano Felipe Pérez Roque consideró este viernes "una señal importante'' el resultado de un sondeo, según el cual, el 55 por ciento de los cubanos de Miami son partidarios de eliminar el embargo a la isla, aunque afirmó que están por ver los "hechos prácticos'' del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, antes de decir que las relaciones bilaterales han entrado en una nueva etapa.

"No se puede asegurar todavía, están por ver los hechos prácticos'' de la administración que encabezará Obama a partir del 20 de enero, indicó Pérez Roque tras participar en el acto de inauguración de la embajada de Pakistán en La Habana. "Nosotros no agredimos a Estados Unidos, no somos nosotros los que lo bloqueamos, es en Estados Unidos donde deben tomarse las decisiones que rectifiquen la actual situación''.

Las declaraciones de Pérez Roque se producen después de que el jueves el ex gobernante Fidel Castro dijera en uno de sus habituales artículos de reflexiones que Cuba puede hablar con Obama donde lo desee, aunque sin ‘‘zanahoria'' ni "garrote'.

Respecto a los resultados de una encuesta realizada en el condado Miami-Dade por la Universidad Internacional de la Florida (FIU), el canciller cubano dijo que resultaba prometedora.

"Es una señal importante de cómo la comunidad cubana y la opinión pública en Estados Unidos realmente reclaman un cambio profundo en las relaciones hacia Cuba'' y "el levantamiento del bloqueo (embargo)'', declaró.

"Creo que es reveladora del cambio profundo que se ha producido en la comunidad de origen cubano que vive en Estados Unidos, la mayor parte de los cuales son emigrantes por razones económicas'', agregó.

Según el sondeo, el 55 por ciento de los cubanoamericanos consultados en el condado de Miami Dade --en total 800 personas-- se mostró favorable a que el gobierno de Obama elimine el embargo, vigente desde 1962.

La mayoría de los consultados, según la FIU, también apoyó el levantamiento de las restricciones a los viajes de cubanoamericanos, impuestas en 2004 por el presidente George W. Bush en 2004 y que Obama prometió eliminar durante su campaña electoral.

"Si [Obama] lo hace, sería un primer paso positivo'', pero "sólo el comienzo, porque realmente nuestro pueblo tiene derecho a esperar que por fin se respete su derecho a escoger su propio camino y se eliminen todas las restricciones'', dijo Pérez Roque.

No obstante, el canciller evitó hablar sobre un eventual diálogo de Cuba con Obama, ya que, dijo que "todo lo que teníamos que decir sobre eso ya lo hemos dicho'', y señaló que hasta el momento no han recibido respuesta del que será el próximo presidente estadounidense al ofrecimiento de diálogo.

  Comments