Nation & World

Medvedev concluye estratégica gira por América Latina

LA HABANA, 28 Nov 2008 -- (AFP) -- El presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, concluye este viernes en Cuba una gira estratégica que incluyó a Venezuela, Brasil y Perú, marcada por pactos económicos y militares, en un claro interés por disputar la histórica influencia de Estados Unidos en América Latina.

Como cierre de su visita a su antiguo aliado de la Guerra Fría, Medvedev se reúne esta mañana con el histórico líder comunista Fidel Castro, enfermo y alejado del poder desde hace dos años y medio, tras una apretada agenda de reuniones con el presidente Raúl Castro.

"Hablamos de aumentar nuestras relaciones económicas, lazos técnicos militares, y nuestro trabajo conjunto en la seguridad y la cooperación regional, teniendo en cuenta que acabo de terminar un recorrido por países latinoamericanos'', dijo Medvedev en La Habana a medios rusos.

Antes de visitar Cuba, el jueves inauguró en Venezuela con su colega Hugo Chávez maniobras navales conjuntas en el Mar Caribe, inéditas desde el fin de la Guerra Fría; refrendó el miércoles en Brasil dos pactos de cooperación militar; y en Perú, donde acudió a la Cumbre Asia-Pacífico, firmó el lunes convenios en ese campo y de lucha antidrogas.

"Nunca hemos tenido realmente una presencia seria aquí (América Latina), ha sido episódica (pero ahora) nuestra cooperación podría convertirse en una gama muy amplia de áreas, incluyendo la cooperación técnica militar'', destacó.

Añadió que aunque su país tiene un "número de proyectos interesantes'' en América Latina, "los que estamos realizando con Venezuela están quizás en una etapa más avanzada''.

Medvedev y Chávez firmaron un acuerdo de cooperación en energía nuclear y convenios para el desarrollo de proyectos en petróleo y gas entre la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la rusa Gazprom, y dieron inicio simbólico a maniobras que realizarán entre el 1 y el 3 de diciembre una flota rusa anclada en el puerto de La Guaira (norte, que sirve a Caracas) y la Marina venezolana.

Ambos presidentes afirmaron que esos ejercicios no representan una amenaza para terceros países, en tanto que la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, minimizó su impacto al señalar que, "al igual que Estados Unidos, América del Sur puede tener buenas relaciones y contactos militares con todos los países que quiera''.

En Lima, el presidente Alan García estimó que las maniobras abren un capítulo de influencia regional de Moscú en Sudamérica, y estimó que la creciente presencia rusa en la región obligará al presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, a no descuidar sus relaciones con América Latina.

El viaje a Cuba se da en momentos de expectativa por una posible flexibilización de la política hacia La Habana con Obama, es el clímax de un acelerado proceso de recomposición de los nexos entre los dos antiguos aliados ideológicos, tras el distanciamiento por la caída del bloque soviético en 1991, sostén de la isla por tres décadas.

"La visita ha sido magnífica'', dijo Raúl Castro este viernes.

En Brasil, al que consideró el "socio más importante'' de Rusia en el plano económico en la región, Medvedev y el presidente Luiz Inácio Lula da Silva acordaron convenios de intercambio de entrenamiento profesional y "adquisición de productos y servicios de defensa'', tras lo que Brasilia reveló que ya compró 12 helicópteros rusos de ataque.

"Tenemos muchas ideas interesantes en cómo desarrollar la cooperación con Brasil, particularmente con su gran compañía estatal Petrobrás (...). Hay también ideas para desarrollar nuestras relaciones con Perú'', destacó el presidente ruso.

En Lima firmó acuerdos según los cuales Perú instalará un centro de mantenimiento técnico y preparación mayor de helicópteros, que incluye capacitación de técnicos peruanos por parte de sus similares rusos, transferencia de tecnología y preparación de equipos.

La gira de Medvedev fue vista por analistas como un desafío a Washington, y como una respuesta a la influencia de Estados Unidos en países de Europa Oriental que fueron satélites soviéticos en la Guerra Fría y en países de la ex URSS, como Georgia.

  Comments