Nation & World

Un regalo de amor para los más necesitados

El Día de Acción de Gracias podría haber sido una fecha más para Alberto, un desamparado de 43 años. Sin embargo, la cruzada de solidaridad de entidades humanitarias del sur de la Florida hizo posible que él y cientos de personas vulnerables disfrutasen el jueves de un sabroso banquete, que incluyó pavo horneado, puré de papas, dulces y jugos.

Fue una mañana iluminada durante la tradicional fiesta en distintas partes de la ciudad.

Muy temprano, voluntarios de todas las edades se armaron de cucharones y delantales frente a un albergue de Camillus House, en el noroeste de Miami, para servir platos calientes a unos 1,500 necesitados en cuyos rostros se hacía evidente la felicidad del momento.

La actividad se ha convertido en un punto obligado en la agenda de esta organización caritativa, que desde hace décadas brinda servicios de atención y alimentos a los que menos tienen a lo largo y ancho del casco urbano.

"Los Hermanos del Buen Pastor empezaron esto hace ya 48 años como una obra muy pequeña para tender una mano a los cubanos exiliados y, hoy en día, apoyamos a más de 10,000 personas anualmente'', declaró Sam Gil, representante de Camillus House.

Los programas de asistencia y reinserción social se fortalecerán aún más próximamente, cuando Camillus House concluya en un par de años los trabajos de construcción de un nuevo hospicio para indigentes, ubicado entre Allapattah y Overtown, que proporcionará una variedad de servicios, entre los que estarán programas de ayuda en español.

El lugar donde se realizó el evento lucía elegante con un inmenso toldo blanco y mesas adornadas para la ocasión. La entidad también despachó cientos de almuerzos a Allapattah con el mismo empeño y dedicación que hace posible que sus proyectos de alcance social continúen multiplicándose en medio de la crisis.

Para cumplir con el objetivo de hacer realidad una verdadera cena de Acción de Gracias, Camillus House desplegó un ejército de cocineros y ayudantes para hornear con anticipación alrededor de 150 pavos.

"Las familias de estas personas somos nosotros y toda la comunidad surfloridana que nos apoya'', agregó Gil.

El alcalde de Miami Manny Díaz destacó la importancia del evento benéfico en un momento particularmente difícil para muchos estadounidenses, que sienten la presión de una economía en crisis y la escasez de empleo. Díaz fue una de las figuras de la política y la vida pública local que no sólo hizo acto de presencia, sino que colaboró activamente en la jornada.

"Si no fuera por esta oportunidad, quizá muchas de estas personas no tendrían algo para comer en el Día de Acción de Gracias'', puntualizó el alcalde. "Sobre todo ahora, creemos que es indispensable que no olvidemos a la gente más necesitada'', añadió.

Asimismo en las instalaciones del Bongo's Cuban Café, en el downtown de Miami, los artistas Emilio y Gloria Estefan, conjuntamente con Blue Cross & Blue Shield of Florida, unieron fuerzas para dar alegría y alimentos a cientos de familias y personas que atraviesan dificultades o viven en hogares transitorios de organizaciones como Big Brothers & Big Sisters, Camillus House y The Community Partnership for the Homeless.

Los hermanos Carlos, Lázaro y Anthony García, de 16, 14 y 12 años, respectivamente, fueron uno de los primeros grupos familiares en llegar al conocido restaurante junto a su abuela y tutora Alicia Rivero.

"Gracias a Dios mis nietos son muy estudiosos y aplicados. Pero muchas veces no puedo cubrir todas las necesidades que quisiera, como una cena de Acción de Gracias. La cooperación y asistencia de personas de buen corazón nos da fuerzas para seguir adelante'', sostuvo Rivero.

La directora de Big Brothers & Big Sisters en Miami, Lydia I. Muñiz, detalló que actividades de este tipo refuerzan el significado de la tradicional celebración.

"Nos sentimos agradecidos por todas las donaciones que se han hecho para hacer que esta reunión sea una realidad. Es la primera vez que organizamos un evento de esta categoría, de manera que para nosotros es una verdadera acción de gracias'', afirmó Muñiz.

Big Brothers & Big Sisters es un organismo que recluta voluntarios y tutores para que asistan a menores de edad y los ayuden a fijarse metas en la vida.

Además del tradicional pavo, Bongo's Cafe ofreció un menú repleto de exquisiteces de la cocina cubana.

"Pero no se trata de regalar sino de dar alegría a la familia y esperanza a los niños. Cuando uno da buena energía, el mundo puede cambiar'', recalcó Emilio Estefan.

jcchavez@elnuevoherald.com

  Comments