Nation & World

Joven transmite su suicidio por internet

Un adolescente de Pembroke Pines que transmitió su suicidio para un público de internet era un entusiasta de la internet que estaba perturbado por el divorcio de sus padres y por una tumultuosa relación con su novia, dijeron sus amigos.

Abraham Biggs Jr., de 19 años, tomó una mezcla mortal de medicamentos en las primeras horas del miércoles, luego se conectó a una cámara que grabó su último suspiro para que los usuarios de todo el mundo lo vieran morir.

El video convirtió la angustia de un adolescente desconocido en un fenómeno perturbador, en tanto sus amigos y familiares devastados ahora tienen que enfrentar no sólo su muerte, sino el hecho de que algunos de sus seguidores por internet lo alentaran a que se suicidara.

"Es algo inimaginable'', dijo el viernes su padre, Abraham Biggs Sr., con lágrimas en los ojos, afuera de la casa en la que ambos vivían en la urbanización Preserve at Walnut Creek. "Hice todo lo que pude. Lamento que no haya sido suficiente''.

El video del suicidio del muchacho apareció por primera vez en Justin.tv, y luego fue colgado en otras páginas como YouTube.com. Los dos sitios ya han retirado el video.

El final del video --donde se puede ver a la policía de Pembroke Pines irrumpiendo en el dormitorio del joven y descubriendo su cadáver-- fue retirado ayer de LiveVideo.com.

Biggs Sr., profesor de Matemáticas de Broward College, dijo que habló por última vez con su hijo el miércoles por la mañana sobre un nuevo sistema de localización satelital (GPS). El hijo entonces le preguntó al padre cuándo regresaría a la casa de su trabajo.

No se sabe con certeza cuántos fármacos tomó Biggs para matarse. La Oficina del Médico Forense del Condado Broward dijo que ingerió a una combinación mortal de benzodiazepina, un antidepresivo que se usa en el tratamiento del insomnio, y medicamentos para el alivio del dolor que contienen diversos analgésicos derivados del opio y otras drogas.

El joven tenía una receta médica para algunos de los medicamentos, pero no para todos, dijo Wendy Crane, investigadora forense.

Biggs Jr., que estudiaba el Broward College para hacerse paramédico, le dijo a su padre que le dejaría la cena en su oficina el miércoles por la tarde.

Cuando Biggs Sr. no vio ningún alimento en su escritorio, condujo hasta uno de sus restaurantes favoritos, compró algo de comer y llegó a la casa a alrededor de las 4:30 p.m.

Sin saberlo había llegado al lugar de los hechos.

"Eramos muy buenos amigos'', dijo Biggs Sr. al hablar de la relación con su hijo. "No quiero mirar el video. Es algo malo que se haya permitido que ocurra una cosa así''.

Biggs Sr. dijo que no tenía el menor indicio de que su hijo estuviera contemplando suicidarse.

En un blog que la madre de Biggs Jr. tiene en su página web MySpace la mujer indicó el jueves que su hijo padecía de psicosis maniaco-depresiva.

"Mi hijo, Abraham Biggs Jr, fue criado bien y muy querido. Sin embargo, un trastorno maniaco-depresivo y la depresión se han apoderado de gran parte de él'', escribió la mujer.

Natasha Mazzolino, amiga cercana de Biggs Jr., dijo que el muchacho "era la persona más bella que jamás he conocido'', pero que batallaba con sentimientos de insuficiencia, estaba perturbado con la inestable relación que tenía con su novia y con el divorcio en el 2004 de sus padres, dijo la joven.

En un mensaje que apereció en su página MySpace con fecha del 13 de noviembre, Biggs Jr. escribió de su desesperación.

"Puedo decir honestamente que por fin he cerrado un capítulo en mi vida que terminó hace mucho tiempo. Mis amigos más cercanos saben exactamente de lo que estoy hablando, pero supongo que no hace falta ese último beso de despedida hasta que uno no voltee la espalda a alguien y no piense en mirar atrás'', esdcribió Biggs Jr.

Mazzolino dijo que conoció a Biggs Jr. hace alrededor de un año en el laboratorio de computadoras del Broward College donde él trabajaba. El joven pasaba mucho tiempo en la internet, dijo Mazzolino, y aunque su suicidio fue algo que la estremeció, el transmitirlo por internet no la sorprendió.

"Pasaba mucho tiempo en internet. Si él iba a suicidarse, decidió hacerlo de este modo''.

Profesionales de la salud mental dijeron que los suicidios son a menudo la forma que tienen de llamar la atención las personas que padecen ansiedad social y depresión.

Jill Ehrenreich, directora del Programa de Tratamiento de Ansiedad y Depresión de Niños y Adolescentes de la Universidad de Miami (UM), dijo que varios casos gráficos de muertes transmitidos por la red cibernética , incluyendo la decapitación del periodista Daniel Pearl, del Wall Street Journal, han expuesto a jóvenes de ambos sexos a imágenes previamente inimaginables que los han insensibilizado.

"Nunca he sabido de nadie que haya hecho eso'', dice Ehrenreich, que también es profesora adjunta de sicología en UM. "Es difícil negar que hacer algo infame también es un modo de captar atención''.

En la mañana del miércoles, Biggs Jr. transmitió la información de que se había tomado las drogas. Entonces puso un enlace a una cámara de la red en su blog e invitó a los usuarios a que lo vieran morirse. También puso una nota suicida.

Los usuarios de la red que dicen haber interactuado con Biggs por ese medio lo describieron como alguien que se pasa muchas horas usando el medio, y que ya él había amenazado con matarse antes.

Pero según los minutos se convirtieron en horas, empezaron a temer que de veras se habría matado. Acostado de lado, de espaldas a la cámaras, Biggs Jr. ni se movía ni respiraba. Finalmente, alguien se lo notificó al moderador del sitio, que logró determinar adónde vivía Biggs. La policía lo encontró alrededor de las 3:30 p.m., pero ya era demasiado tarde.

Justin.tv tiene un mecanismo que le avisa al moderador de posible contenido dañino cuando lo detecta algún usuario.

"Lamentamos que eso haya ocurrido y queremos respetar la privacidad de la persona y de su familia en estos momentos'', dijo Michael Seibel, jefe ejecutivo de Justin.tv.

Associated Press y Jennifer Mooney Piedra y Eva Benn, del Miami Herald, contribuyeron a este reportaje.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments