Nation & World

Comprobarán en internet el estatus legal de los contratistas federales

A partir del próximo 15 de enero, los contratistas y subcontratistas que trabajen con el gobierno federal serán obligados a usar E-Verify, un sistema en la internet diseñado para asegurarse de que los empleados de la empresa tienen estatus legal para trabajar en Estados Unidos, anunció el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

Los detalles de la decisión fueron publicados el viernes en el Registro Federal, siguiendo el mandato de la orden ejecutiva que el presidente George W. Bush emitió el 6 de junio.

"La orden ejecutiva refuerza la política de que el gobierno federal hace negocios con compañías que tienen trabajadores legales'', señala un comunicado del USCIS.

Los contratistas que facturen al gobierno más de $100,000 y los subcontratistas cuyos servicios excedan los $3,000 deberán usar el sistema para revisar la legalidad de nuevos y actuales empleados.

E-Verify es un sistema creado en 1996 cuyo uso en la internet es gratuito y que está disponible a nivel nacional en los 50 estados.

El sistema combina datos del USCIS y de la Administración del Seguro Social (SSA) para comprobar si una persona está legalmente en el país. Fue creado para verificar el estatus de ciudadanos, residentes legales y todos aquellos inmigrantes con diferentes tipos de visa.

Sin embargo, las organizaciones de derechos civiles y proinmigrantes no confían en el sistema de verificación electrónica porque consideran que tiene muchos errores que pueden perjudicar a miles de trabajadores.

Organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), argumentan que "la base de datos del SSA tiene muchas fallas'' y que no necesariamente tiene al día los cambios de nombres en el caso de las personas que se casan o se divorcian.

"Muchas personas pueden perder sus trabajos porque el SSA está lleno de errores, y también puede crear discriminación contra trabajadores que lucen como extranjeros'', señaló Lucas Guttentag, el director del Proyecto de los Inmigrantes de la ACLU.

Este activista, además, está en contra de la regla llamada no match, reimpuesta en octubre pasado por el Departamento de Seguridad Territorial (DHS), la cual automáticamente afecta el empleo de la persona cuyos documentos no coincidan con el nombre que tiene en su tarjeta de seguro social.

En defensa del sistema, William Wright, portavoz en Washington del USCIS, ha señalado que en el 99.6% de los casos los empleados son verificados sin problemas.

E-Verify, que combina 449 millones de datos de la SSA con 60 millones de datos del USCIS, ha procesado en el 2008 unos 6.6 millones de verificaciones. En el 2007 se recibieron 3.27 millones de solicitudes de verificación. Actualmente, 99,000 empleadores lo usan a nivel nacional.

cf,gtd,8,8,7kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comments