Nation & World

Una máquina permite cargar el celular en plena calle

Perder la carga de la batería de un celular puede causar más miedo que cualquier susto en Halloween. Pero ahora los visitantes a Las Olas Riverfront y Cocowalk no deben temer cuando sus aparatos electrónicos pierdan fuerza en medio de un día de compras.

Las máquinas expendedoras que pueden recargar un teléfono o un iPod llegaron esta semana a los centros comerciales del sur de la Florida. Estas máquinas tienen 18 diferentes tipos de enchufes para diferentes servicios, e incluyen enchufes para teléfonos Motorola, LG, Samsung y Nokia. En 15 minutos el aparato descarga y recarga un teléfono. Dependiendo de lo que prefiera el dueño del aparato electrónico, la tarifa puede ser $2.

El uso de las máquinas en Riverfront y Cocowalk es gratis. Las máquinas también se encuentran en el Trump International Sonesta Beach Resort y el Marriott de South Beach. Hasta ahora Marriott es el único que planea comenzar a cobrar $2 a los usuarios. Cuando la tarifa de $2 esté en vigor, $1 irá a Marriott y el otro a GC Media, de Miami Beach, distribuidora de las máquinas.

Tras GC Media está un grupo de cuatro amigos veinteañeros, tres de ellos recién graduados de la universidad.

''Una noche salimos y todos nuestros celulares estaban muertos'', dijo Paul King, el oficial de operaciones de 23 años.

King, su hermano Mike, de 29 años, y sus amigos Andrew Smith, de 23, y Jeff Muchnick, de 24, decidieron iniciar una compañía que venda estas máquinas además de vender el espacio publicitario en ellas. Así que luego de varios meses de investigar en internet, encontraron un fabricante en China.

La semana pasada se reunieron con ejecutivos de Wal-Mart, y aunque no se ha firmado contrato, Wal-Mart acordó verbalmente colocar las máquinas en entre 50 y 60 tiendas.

Ahora GC Media negocia con varios otros establecimientos en el sur de la Florida, incluyendo la Universidad de Miami, el Hard Rock Hotel & Casino, Gulfstream Park, el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood y el Aeropuerto Internacional de Miami. La instalación de cada máquina cuesta $742, y los dueños pueden ganar dinero a partir de anuncios en video y afiches en las máquinas. Según King, en China una máquina hace generalmente alrededor de $5,000 a $8,000 sólo en anuncios.

  Comments