Nation & World

Costa Rica niega la extradición de acusado de asesinato en Miami

William Suárez, acusado de asesinar a su hija de 6 años en 1986 y de enterrarla debajo del piso de su habitación en La Pequeña Habana, es un hombre libre.

Un tribunal de apelaciones en Costa Rica, donde Suárez fue arrestado el año pasado, lo liberó tras negar una solicitud de extradición a la Florida, informó el miércoles la fiscalía de Miami-Dade.

El tribunal falló el mes pasado que Suárez había sido enjuciado por la muerte de Elsie Suárez en Nicaragua en los años 80, lo que significaba que un juicio en Miami-Dade representaría enjuiciarlo dos veces por la misma causa.

"Creemos que es un gran error de la justicia. No tendremos la posibilidad de discutir esos temas aquí, mucho menos de encausarlo por un delito tan horrible'', dijo Barbra Piñeiro, fiscal estatal adjunta y jefa de extradición de Miami-Dade.

Andy Aróstegui, detective de Miami-Dade comentó: "Tendrá que responder ante la autoridad suprema''.

La policía sostiene que Suárez asfixió a Elsie en junio de 1986 porque no paraba de llorar.

Tras envolverla en una sábana y enterrarla bajo el piso de linóleo, regresó con su familia a Nicaragua, que no tiene tratado de extradición con Estados Unidos.

El cuerpo de la niñita fue descubierto el 11 de junio de 1986 cuando bomberos de Miami abrieron un hueco en el piso.

A las pocas semanas los detectives de homicidios de Miami viajaron a Nicaragua, gobernada entonces por los sandinistas, donde las autoridades estaban interrogando a Suárez a instancias de la familia de su esposa.

Los detectives de Miami compartieron documentos con la policía nicaragüense y regresaron a Miami.

Les dijeron que aunque Suárez había pasado algún tiempo detenido y hubo algunas audiencias, Nicaragua no lo encausaría por el asesinato de Elsie.

Pero lo que sucedió en Nicaragua en esa época no está muy claro debido a expedientes incompletos y un sistema judicial diferente, dijo Piñeiro, quien agregó que no cree que esas audiencias hayan sido un juicio.

En ciertos casos Miami-Dade puede enviar fiscales a otro país que no tenga tratado de extradición con Estados Unidos para ayudar a las autoridades en un caso criminal que se haya originado en la Florida.

Eso no sucedió en el caso de Suárez, quien permaneció en libertad.

Pero hace algunos años Suárez ofreció una oportunidad a la policía y los fiscales cuando se mudó para Costa Rica, que sí tiene tratado de extradición con Estados Unidos. Suárez fue arrestado en el 2007.

Pero un tribunal costarricense falló el mes pasado que el proceso jurídico a que fue sometido en Nicaragua era suficiente.

Eso no le cayó bien a Aróstegui, uno de los detectives que fue a Nicaragua en 1986 y quien presionó por el arresto de Suárez después de hacerse investigador de casos no resueltos.

"Este es uno de esos casos que lo persiguen a uno, nunca he podido dejar de pensar en él'', dijo Aróstegui. "Puede significar justicia para la niñita, pero obviamente las autoridades de Casta Rica pensaron diferente''.

"Respeto su decisión pero no creo que haya sido correcta'', agregó.

dovalle@MiamiHerald.com

  Comments