Nation & World

La policía está sin pistas en el asesinato de Sean Taylor

Mientras el director de la policía de Miami-Dade consideró ayer que la muerte de Sean Taylor fue producto de un acto ''cometido al azar'', las autoridades tomaron las huellas digitales de los familiares de la víctima para diferenciarlas de las que pudo haber dejado el intruso que mató a la estrella de la NFL.

Jamal Johnson, de 18 años y hermano menor de Sean Taylor, estuvo entre los familiares entrevistados por los detectives de Miami-Dade.

Robert Parker, director de policía de Miami-Dade, prometió conducir enérgicamente la investigación, pero dejó entrever la dificultad de la tarea que enfrentan los detectives al solicitar la ayuda del público.

''Consideramos que hay información de personas del público que no le ha llegado todavía a la policía'', declaró el jefe policial.

Parker se comprometió a que los agentes a su cargo realizarán algún arresto y añadió que ``no hay motivo para pensar que esto haya sido otra cosa más que un robo o un allanamiento''.

Pero no todo el mundo está convencido de que Taylor no haya sido el objetivo de un asesinato premeditado.

El cornerback Antrel Rolle, de los Arizona Cardinals, amigo de Taylor desde que ambos tenían 6 años y jugaban en el mismo equipo en el sur de Miami-Dade, dijo a The Associated Press que Taylor tenía muchos enemigos en las calles de Miami.

''Este no fue el primer incidente'', dijo Rolle. ``Andan detrás de él desde hace tres años . . . Por lo menos ahora está en paz''.

Richard Sharpstein, abogado que representó antes a Taylor, dijo: ``Estoy bastante seguro que se trató de ladrones que estaban armados''.

Taylor, safety estelar de los Washington Redskins y ex jugador de la Universidad de Miami, recibió un disparo en la ingle en la madrugada del lunes, después de que por lo menos una persona allanó su casa. Murió en la mañana del martes en el Hospital Jackson Memorial.

Jackie García, la compañera de Taylor y sobrina del actor Andy García, se escondió bajo las sábanas con la niña de ambos, de 18 meses, cuando Taylor confrontaba a su victimario o victimarios. Ni ella ni la niña sufrieron daño alguno.

El actor rompió el silencio de la familia García con una declaración enviada al Miami Herald:

''Sean era conocido por muchos como un atleta extraordinario y un consumado jugador de equipo'', dijo García en una declaración hecha pública a través de su agente en Los Angeles, Joanne Colonna. ``Para los que tuvimos la suerte de tenerlo como miembro de nuestra familia, siempre lo recordaremos como una persona afectuosa, especialmente con su nueva familia, su preciosa hija Jackie, y con el amor de su vida, la madre de su hijo, mi sobrina Jacqueline''.

Palmetto Bay, un elegante municipio de unas 24,000 personas situado junto a la Bahía de Biscayne en el sur del Condado Miami-Dade, se vio afectado este año por un aumento en los casos de allanamiento. En marzo ya se habían registrado 29 casos en Palmetto Bay, en comparación con 23 en el mismo período del año anterior, según información que proporcionó al Herald el ex administrador municipal Charles Scurr.

El alcalde Eugene Flinn afirmó que se trataba de un caso fuera de lo común.

''No creo que pueda compararse lo que pasó ahí con un caso típico de allanamiento'', afirmó. ``No fue un allanamiento típico''.

ocorral@MiamiHerald.com

  Comments