Nation & World

EEUU niega ayuda a tropas de Colombia ligadas a escándalo

El embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, confirmó el viernes que su país no prestará asistencia a tres unidades militares colombianas involucradas en ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones a los derechos humanos.

El diplomático, asimismo, ofreció disculpas al ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, por haberle negado el jueves esa decisión adoptada por el Departamento de Estado de su país.

"Le debo al ministro de Defensa Nacional una gran disculpa. Le dije ayer que no habíamos tomado ninguna decisión relacionada con el caso de Soacha'', dijo Brownfield en una rueda de prensa celebrada en Cartagena de Indias.

Con el "caso Soacha'', el embajador se refirió a la veintena de jóvenes que desaparecieron en enero pasado en esa localidad cercana a Bogotá y que días después fueron reportados como "muertos en combate'' en otra zona del país, cuando al parecer habían sido reclutados y ejecutados por el Ejército.

Este escándalo ha supuesto ya la destitución de 27 altos mandos militares y la renuncia del jefe de la institución castrense, Mario Montoya.

"Me equivoqué. La decisión fue hace un par de días, de no ofrecer apoyo y asistencia a elementos o a tres unidades específicas [...]; descubrí después que sí habíamos tomado la decisión'', insistió Brownfield.

Sin embargo, se abstuvo de identificar las guarniciones afectadas de las que, señaló, nunca han recibido ayuda directa de su país.

Los adolescentes de Soacha desaparecieron en enero pasado, cuando fueron dados por "muertos en combate'' en el departamento de Norte de Santander, a unos 800 kilómetros al noreste de Bogotá, por el propio Ejército, y no fue hasta septiembre cuando se descubrió que habían sido reclutados y ejecutados.

Entretanto, el Senado colombiano estudiará a partir de la próxima semana un proyecto que busca que sea ascienda a 22 uniformados que permanecen secuestrados por las FARC, informó ayer la legisladora autora del plan.

Se trata de una iniciativa "para beneficiar a todos los oficiales y suboficiales secuestrados. Lo que dice la ley es que éstos serán ascendidos por una sola vez, y lo que buscamos es que se reconozcan los tiempos mínimos para pasar a los grados siguientes'', explicó la parlamentaria.

Serían ascensos que se harían "las veces que sean necesarias y con el mínimo de tiempo que exige la ley'', insistió Lucero Cortés, representante a la Cámara por el oficialista Partido Social de Unidad Nacional o "de la U''.

La medida beneficiará a 22 uniformados, del Ejército y de la Policía, rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), algunos desde hace más de una década.

Otro aspecto incluido en el proyecto se refiere a la rentabilidad que se pretende dar al 30 por ciento del total del salario de los rehenes que no se entrega a las familias, que reciben sólo el 70 por ciento, pues se guarda para cuando sean liberados.

El proyecto ya fue a debate en la Cámara de Representantes y pasa a comisión y a plenaria del Senado.

  Comments