Nation & World

Posponen juicio a ex funcionarios panameños que liberaron a Posada Carriles

La Corte Suprema de Justicia de Panamá suspendió hoy el juicio contra tres ex funcionarios panameños que facilitaron la liberación en 2004 del anticastrista cubano Luis Posada Carriles, detenido en este país cuatro años antes.

La suspensión se dio a petición de los abogados de uno de los imputados, que atendía otros asuntos fuera del país, informaron fuentes judiciales.

El proceso se inició en agosto de 2006 y fue suspendido en enero pasado, cuando se produjo el primer llamado a juicio, por diligencias judiciales pendientes.

La jueza Marlene Morais, a cargo del juzgado duodécimo de lo penal, estableció el próximo 24 de noviembre como fecha definitiva e impostergable, salvo causas de fuerza mayor, para iniciar el juicio.

Los acusados, que ejercieron todos sus cargos durante el Gobierno de la presidenta Mireya Moscoso (1999-2004), son el ex director de la Policía Nacional Carlos Barés, el ex subdirector de Migración Javier Tapia y el ex ministro de Gobierno y Justicia Arnulfo Escalona.

Los tres ex funcionarios están imputados por abuso de autoridad al proceder a la liberación de Posada Carriles horas antes de que se emitiera legalmente el indulto que en 2004 le concedió la entonces presidenta Moscoso, en su último día de Gobierno.

Otros dos imputados en el caso, los ex miembros de la Policía Nacional Arnulfo Rafael Escobar, antiguo jefe de la desaparecida Dirección de Investigación e Información Policial (DIIP) y el mayor Casto Amor Ramos fueron sobreseídos provisionalmente por Morais.

Asimismo, la jueza declinó su competencia sobre la ex directora del sistema penitenciario Concepción Corro, cuyo caso fue remitido a un juzgado municipal.

Escalona, Barés y Tapia, contra quienes no hay pena de cárcel, pero sobre los que pesan medidas cautelares, fueron absueltos del cargo de evasión solicitado por la Fiscalía, porque no se pudo demostrar ningún hecho de fuerza en las instalaciones donde estaba detenido Posada para permitir su salida.

Posada Carriles y otros tres colaboradores cubanos fueron condenados en Panamá por cargos de posesión de armas y uso de documentos falsos, luego de que el Gobierno de la isla denunciara que estaban planeando un atentado contra el presidente Fidel Castro durante la X Cumbre Iberoamericana que se celebró en noviembre de 2000 en esta capital.

En agosto de 2004, el último día de su presidencia, Moscoso indultó a Posada Carriles, Gaspar Jiménez, Pedro Remón y Guillermo Novo, acusados por La Habana de planear un atentado contra Castro.

Pero, los cuatro fueron liberados de madrugada, horas antes de que se publicara el indulto y tuviera efecto legal.

El indulto motivó que Cuba rompiera relaciones diplomáticas con Panamá, las cuales se restablecieron meses después de llegar a la presidencia Martín Torrijos, actual mandatario del país.

  Comments