Nation & World

Deportaciones récord en la Florida y EEUU

La Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) deportó en el año fiscal 2008 un número récord de inmigrantes ilegales y criminales convictos, en un esfuerzo por disminuir el número de indocumentados en Estados Unidos.

"Hicimos un compromiso con el pueblo estadounidense de iniciar una ambiciosa estrategia dirigida a asegurar las fronteras, y a fortalecer el sistema migratorio de la nación'', señaló Julie L. Myers, secretaria adjunta del ICE, que forma parte del Departamento de Seguridad Territorial (DHS).

A nivel nacional, la agencia deportó en el año fiscal terminado el 30 de septiembre un total de 349,041 personas, un incremento del 20 por ciento comparado con las 288,663 deportaciones del 2007. Un tercio del total de repatriados en el 2008 estuvo conformado por criminales convictos.

El cambio es aún más notable si se compara con las 116,460 deportaciones realizadas en el 2002.

En la Florida, el número de deportaciones realizadas por el ICE también alcanzó un récord, con la repatriación de 12,750 personas. Las deportaciones de Florida sumaron 9,105 en el 2007.

Myers indicó que los números récord de deportaciones en todo el país, "reflejan un progreso gradual y significativo para alcanzar esa meta''.

La estrategia del gobierno de incrementar el número de deportaciones, a través de redadas, arrestos y detenciones ha sido ampliamente criticada por varias organizaciones proinmigrantes, que abogan por una reforma amplia que legalice a los inmigrantes trabajadores y sin antecedentes criminales.

"En lugar de invertir en la integración de los inmigrantes, reducir los atrasos en las solicitudes y mejorar los servicios , el Congreso escogió invertir en programas de deportación, y no hacer ninguna inversión en el futuro del país'', dijo Ali Noorami, directora ejecutiva del National Immigration Forum, al referirse al dinero asignado a la agencia para su operación en el 2009.

El presupuesto del ICE para el próximo año es cercano a los $5,000 millones, un incremento de $254 millones respecto al 2008, junto con la asignación de 1,400 nuevas camas en los centros de detención.

"Cerca de $1,000 millones serán utilizados para identificar criminales extranjeros, lo cual será muy bueno, si eso es realmente lo que está sucediendo'', señaló Noorami, quien criticó las redadas para capturar indocumentados, muchas de las cuales --según la activista-- se están realizando "sin órdenes y están perturbando a muchas familias trabajadoras''.

Un estudio reciente del Hispanic Pew Center (HPC), mientras tanto, destacó una tendencia a la disminución en el número de inmigrantes indocumentados en el país.

El HPC indicó que el flujo de indocumentados bajó de un promedio anual de 800,000 en el 2004, a un promedio de 500,000 por año entre el 2005 y el 2008.

El centro de investigaciones no explica las razones de este decrecimiento, pero destaca la desaceleración de la economía y el fortalecimiento de las leyes de inmigración.

El ICE, por su parte, tiene tres prioridades que han ayudado a la agencia a incrementar el número de deportaciones y bajar la presencia de indocumentados en el país:

* Ubicar a criminales extranjeros (aunque sean residentes legales) que están en las cárceles cumpliendo condena, y buscar a inmigrantes fugitivos con órdenes finales de deportación.

En el 2008, el número de criminales en las cárceles identificados fue de más de 220,000, tres veces el número de los identificados dos años atrás. Una vez que cumplen su condena, las personas son deportadas.

Para las deportaciones, ICE tiene a los Equipos de Operación de Fugitivos, que son 100 a nivel nacional. En el 2008, realizaron 34,000 arrestos. En la Florida operan siete de estos equipos.

* Eliminar el empleo de inmigrantes ilegales. "El atractivo de los empleos es el combustible para la inmigración ilegal'', señala el ICE en un comunicado. En el 2008, el ICE realizó 1,100 arrestos criminales en lugares de trabajo, comparados con 863 en el 2007.

* Desmantelar la infraestructura que sostiene la inmigración ilegal, relacionada con el robo de identidades y venta de documentos falsos. Esto evita que personas indocumentadas usen el número de seguro social de ciudadanos y residentes legales para conseguir empleo.

En el 2008, el ICE arrestó a 1,625 individuos en relación con estos delitos, comparado con los 1,531 del 2007.

kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comments