Nation & World

Multan a firmas por violar el embargo

Myers Industries, el más importante distribuidor de herramientas y suministros para la reparación de neumáticos en Estados Unidos, fue penalizada con $16,250 por las autoridades federales por violar las restricciones del embargo a Cuba, indicó un reporte del Departamento del Tesoro.

La legendaria corporación, con sede en Akron, Ohio, acordó pagar la multa impuesta por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) tras admitir que "en abril del 2004 una subsidiaria de Myers en el extranjero realizó, sin la debida licencia, una venta de productos en la que Cuba o un ciudadado cubano tenía interés''.

La compañía reveló voluntariamente el caso a los investigadores de OFAC, señaló el documento.

El Nuevo Herald no obtuvo reacción de los representantes de Myers Industries sobre el asunto.

La penalidad aplicada a Myers aparece en el más reciente reporte de OFAC --el primero emitido desde que comenzó el año fiscal 2009, el 1ro. de octubre. El Departamento del Tesoro hizo público el informe el pasado lunes.

La ofensiva de las autoridades de OFAC para afianzar las clavijas del embargo a Cuba incluyó también en esta oportunidad a otras dos entidades estadounidenses: Priceline.com, la conocida firma de ventas por internet de pasajes aéreos y reservaciones hoteleras, y el Centro de Estudios Interculturales, con sede en Amherst, Massachusetts.

De acuerdo con el informe, Priceline.com pagó una multa de $12,250 por violaciones ocurridas entre septiembre del 2004 y noviembre del pasado año. La acusación de OFAC alega que Priceline.com utilizó una subsidiaria foránea para proveer ilegalmente servicios de viaje y reservaciones hoteleras en interés de Cuba.

Aunque no se menciona el nombre de la firma infractora, el caso pudiera estar vinculado a Agoda.com, una compañía radicada en Singapur y con operaciones en Tailandia y Filipinas, la cual fue adquirida por Priceline.con en noviembre del 2007 con el objetivo de aumentar su presencia en la zona del Asia-Pacífico.

El pasado septiembre, la compañía Agoda había tenido que pagar una penalidad de $6,750 después que las autoridades estadounidenses detectaran 50 violaciones en reservaciones hoteleras relacionadas con Cuba, entre marzo del 2006 y octubre del 2007.

Las transacciones por la internet asociadas a Cuba han estado bajo el escrutinio de los investigadores de OFAC, en cooperación con una amplia gama de agencias federales, para detectar a potenciales violadores del embargo, desde agencias de viaje hasta vendedores de tabaco cubano.

El pasado año otra popular agencia de viajes por internet, Travelocity, aceptó pagar una multa de $182,750 por gestionar boletos aéreos y reservaciones de hoteles transgrediendo el embargo.

En el caso del Centro de Estudios Interculturales, el informe de OFAC apuntó que entre marzo del 2003 y enero del 2004 la institución transfirió fondos a Cuba en conexión con programas académicos realizados en el extranjero por entidades universitarias de Estados Unidos.

Durante el período fiscal 2008, el monto recaudado por OFAC por transgresiones del embargo a Cuba ascendió a $2.06 millones, la mayor cifra desde que el presidente George W. Bush impuso medidas especiales sobre los viajes, remesas y operaciones monetarias con la isla.

  Comments