Nation & World

Congresista Mahoney pide perdón por haber sido infiel

El representante demócrata Tim Mahoney confesó haber tenido ‘‘múltiples romances extra-matrimoniales'' mientras estaba en el cargo y afirmó sentirse abochornado de su comportamiento. De todas formas, quiere que los electores lo perdonen y lo reelijan para un segundo período en el Congreso.

Ayer, Mahoney concedió una serie de entrevistas a los medios. Las entrevistas fue

ron sus primeros comentarios desde el lunes, cuando apareció la noticia de que Mahoney, que está casado y tiene una hija adulta, había pagado $121,903 este año para prevenir que una antigua empleada con la que tuvo un romance le pusiera una demanda.

Mahoney, de 52 años, confirmó haber tenido un romance con Patricia Allen, que empezó cuando era un candidato en el 2006. Tras una cerrada victoria, después del escándalo sexual de Mark Foley, Mahoney contrató a Allen para su oficina congre

sional del condado de Martin y luego para su campaña reelectoral antes de despedirla este año.

Mahoney también admitió haber tenido otro romance con una alta empleada del condado de Martin que conoció en el 2007. Ella y otros funcionarios buscaban su ayuda para garantizar un reembolso de $3.4 millones de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias para gastos de limpieza de un huracán.

Mahoney declinó especificar cuántos romances cabían dentro de "múltiples'' fuera de decir "más de uno''.

El representante estaba retando a Foley en el 2006 cuando éste renunció abruptamente en septiembre por los mensajes sexuales que había enviado a jóvenes empleados del Congreso. Cuando el escándalo de Foley se hizo público, Mahoney puso anuncios de TV afirmando su creencia en "la fe, la familia y la responsabilidad personal''.

Mahoney dijo no recordar si su romance con Allen empezó antes o después de poner los anuncios.

"No sé cuando salieron'', dijo Mahoney. Pero creo que lo fundamental es la hipocresía, ser un hipócrita. Y creo que, dado lo que sucedió, creo que es importante que la gente comprenda que los decepcioné. Eso me da mucho remordimiento pero lo más importante es el dolor que le he ocasionado a mi esposa y a mi hija. Es increíble''.

Después de que Allen lo amenazara con una demanda, Mahoney llegó a un acuerdo en un esfuerzo por mantener el problema en secreto.

"Ella regresó y me amenazó con una demanda. Yo soy un político en un medio ambiente político y no quiero exponer todos los detalles. Pero quería esconder el problema del público. Y eso fue exactamente lo que hice'', dijo Mahoney.

Mahoney, que reconoció que agentes federales lo habían contactado esta semana en relación con el acuerdo, repitió anteriores declaraciones de que el dinero del acuerdo vino enteramente de su propio bolsillo y no de fondos de campaña o de los contribuyentes.

  Comments