Nation & World

McCain promete que presionará a Castro

El candidato republicano a la presidencia, John McCain, reiteró el viernes en Miami que no se reunirá "sin condiciones'' con los hermanos Raúl y Fidel Castro hasta que no se libere a los presos políticos en Cuba y prometió que, si resulta electo presidente, presionará ‘‘al gobierno cubano para que libere a su pueblo''.

"No me reuniré con ellos mientras mantengan prisioneros políticos'', continúen sofocando a los medios y "bloqueen las elecciones libres'' en Cuba, subrayó McCain en un mitin celebrado en la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

"Se acerca el día en que Cuba será libre'', aseguró ante un auditorio compuesto por una multitud de seguidores de origen hispano.

McCain se encontraba de visita de nuevo en la Florida, considerado un estado clave para el candidato republicano en las elecciones del próximo 4 de noviembre.

La ventaja que llevaba sobre el candidato demócrata Barack Obama en la Florida hasta hace unas semanas se ha disipado y, según los sondeos más recientes, el candidato demócrata presenta ahora una ligera superioridad sobre su oponente republicano.

Flanqueado por su esposa Cindy y por el senador independiente Joseph Lieberman, McCain defendió además su intención, en caso de ser electo, de no hacer más difícil vender los productos estadounidenses en el extranjero y ‘‘matar más puestos de trabajo'', como Obama propone, según dijo.

Asimismo, McCain advirtió de que la receta del candidato demócrata de "subir los impuestos y restringir el comercio'' hundiría al país en una depresión como la que se vivió en 1929.

En un esfuerzo por revertir los sondeos en este estado, McCain intenta apuntalar bien su base de votantes y captar el apoyo del influyente exilio cubano del sur de Florida, principalmente del condado de Miami-Dade.

El duelo entre los candidatos republicano y demócrata en Florida está muy reñido; ambos son conscientes de la importancia de embolsarse los 27 votos electorales que corresponden a este estado, el 10 por ciento del total para ganar en los próximos comicios.

El senador por Arizona arremetió contra el plan de Obama de subir los impuestos a la pequeña empresa, un sector que, indicó, emplea a 16 millones de estadounidenses.

El republicano McCain sacó a relucir otra vez a "Joe el plomero'', un personaje que saltó a la fama en el tercer y último debate entre los candidatos presidenciales, y dijo que la pregunta que éste hizo a Obama sobre la subida de impuestos era importante.

Hace unos días el plomero Joe Wurzelbacher, de 34 años, le pidió explicaciones a Obama ante las cámaras de televisión sobre el plan demócrata para subir los impuestos a las pequeñas empresas que ingresen más de $250,000 al año, como la que le da trabajo a él.

Tras señalar que la respuesta de Obama y su equipo de campaña a la pregunta que se le formuló fue atacar al mensajero (Joe), McCain destacó que el "plan del senador demócrata matará todos esos puestos de trabajo'' en un momento en que se necesita "crear más empleos''.

En cuanto al rescate financiero del gobierno de Estados Unidos de unos $700,000 millones, aseguró que, de ser electo, no los entregará a los banqueros y corredores de bolsa de Wall Street que metieron al país "en este desastre''.

Se comprometió a gastar ese dinero en "cuidar de la gente que fue devastada por los excesos de Wall Street y Washington''.

"Tengo un plan para proteger el valor de sus casas y que éste aumente de nuevo mediante la compra de las hipotecas malas'', de manera que, agregó, la demora en el pago de éstas no perjudique el valor de sus viviendas.

El veterano de la Guerra de Vietnam dijo a una multitud entusiasta de unas 6,000 personas que no dejará de batallar por su patria y por la presidencia.

McCain empleó la palabra "batallar'' al menos 20 veces en su discurso y pareció más animado que las ocasiones anteriores que estuvo en la Florida, lo que encendió a sus seguidores.

"Lo que Estados Unidos necesita en este momento es un luchador, alguien que ponga todas sus cartas sobre la mesa y confíe en el juicio del pueblo americano'', dijo McCain, de pie frente a una pancarta que proclamaba ‘‘VICTORIA''.

  Comments