Nation & World

Nueva caída en la construcción de viviendas

La construcción de nuevas viviendas bajó en septiembre más de lo pronosticado, a su tasa más baja desde principios de 1991, cuando el país atravesaba una severa recesión.

Un barómetro de la futura actividad del sector cayó igualmente a su peor nivel en más de 25 años.

El Departamento de Comercio informó ayer que la construcción de nuevas casas y apartamentos retrocedió el mes pasado un 6.3 por ciento, frente al 1.6 por ciento pronosticado por los analistas, a un ritmo anual de 817,000 unidades. Fue el ritmo más lento desde enero de 1991, cuando Estados Unidos se encontraba en una recesión.

El retroceso del mes pasado reflejó una especial debilidad en muchas partes del país, encabezada por un 20.9 por ciento en el Noreste, donde la construcción de casas cayó al nivel más bajo de su historia.

La construcción bajó un 16.8 por ciento en el oeste del país, especialmente en las viviendas unifamiliares. Empero, en el centro de Estados Unidos, la construcción residencial creció un 5.6 por ciento. El Sur vio un aumento de 0.5 por ciento.

La solicitud de permisos de construcción, considerada un buen indicio de la actividad futura del sector, también se redujo marcadamente en septiembre, retrocediendo 8.3 por ciento, a un ritmo anual de 786,000 unidades, el nivel más bajo desde noviembre del 1981.

El mercado de la vivienda, que disfrutó una bonanza ininterrumpida de cinco años, sufre ahora su peor contracción en décadas.

El informe es otra prueba de que EEUU enfrenta una débil economía, que de no resolverse la crisis financiera, podría llevar a caída sostenida. El presidente George W. Bush dijo el viernes en un discurso que el mercado crediticio, donde la mayoría de las empresas obtienen fondos para sus operaciones, tomará algún tiempo para mejorar, pero que los estadounidenses deben confiar en que lo hará.

Los precios de las acciones cerraron una sobresaltada quincena con un día relativamente tranquilo, en el que sin embargo, hubo otra baja de más de 100 puntos en el Dow Jones después del informe del gobierno sobre las construcciones de casas.

Según cálculos preliminares, el promedio industrial Dow Jones cayó 127.04 puntos o 1.41 por ciento, a 8,852.22, tras desplomarse 261 unidades al inicio de la sesión y subir 302 en otro momento --una variación de 563 puntos.

Con todo, el cierre del Dow representó un cambio menor al que ha mostrado en buena parte de las sesiones en las últimas dos semanas. "Finalmente, el mercado bursátil se ha percatado de algo, que los gobiernos de todo el mundo han inyectado mucho dinero y usan todas las herramientas posibles'' para restaurar el orden en los mercados de crédito, dijo Peter Cardillo, jefe de economistas en Avalon Partners Inc., una correduría de Nueva York.

El ánimo de los inversionistas mejoró al final de la sesión, luego que se relajaron las tasas de préstamos interbancarios, lo que sugiere que algunos grupos financieros no temen ya tanto la posibilidad de dar préstamos que no les sean pagados.

El Standard & Poor's de 500 títulos bajó 5.8 puntos o 0.62 por ciento, a 940.55 puntos, mientras que el índice compuesto Nasdaq perdió 6.42 unidades o 0.37 por ciento, para quedar en 1,711.29. El rendimiento del bono del Tesoro a tres meses fue ayer de 0.8 por ciento, superior al 0.47 por ciento del jueves. Ello refiere una baja en la demanda, aunque el rendimiento no ha rebasado el 1 por ciento en más de una semana. El dólar se ubicó mixto frente a las principales divisas y el oro bajó.

  Comments