Nation & World

La crisis económica dispara los delitos en el sur de la Florida

Los carteristas, los ladrones de mercancías, los que se roban carros y hurtan en casas hacen cada vez más de las suyas en el sur de la Florida y una de las mayores razones es el declive económico.

Los delitos contra la propiedad han subido continuamente por primera vez en 16 años y los expertos dicen que probablemente la situación no mejore hasta varios meses después que la economía se recupere.

"Especialmente en la Florida y otras áreas donde el mercado se ha visto más afectado, espero ver cada vez más delitos contra la propiedad y robos durante bastante tiempo'', afirmó Amie Nielsen, profesora de Sociología de la Universidad de Miami (UM), que estudia el comportamiento delictivo.

Según Nielsen, históricamente el delito aumenta en épocas de crisis económica. Los casos de delitos contra la propiedad, como allanamientos, latrocinios, robos de automóviles, etc. había bajado en la Florida y en todo el país desde 1992, según Nielsen y datos de la Policía Estatal de la Florida (FDLE).

Pero el número de incidentes reportados comenzó a subir en el 2007 y la tendencia se mantuvo hasta la primera mitad del 2008, que hasta donde se tienen cifras. La gasolina tocó los $4 por galón a principios del 2008, pero el efecto delictivo de los problemas de de crédito, y las consecuencias del caos bancario de septiembre y octubre no se sentirán completamente hasta que se compilen todas las cifra de delincuencia el próximo año.

Los efectos ya se sienten en las zonas residenciales de todo el sur de la Florida, lo que ha provocado la formación de más grupos de vigilancia por parte de las asociaciones de propietarios, dice Carmen Caldwell, directora ejecutiva de Citizens Crime Watch de Miami-Dade.

"En los últimos seis meses hemos recibido muchas más llamadas'', dijo Caldwell. "Y ayudamos a establecer entre cinco y ocho agrupaciones de vigilancia todas las semanas en todo el condado. En este año ya hemos establecido 515''.

Las casas reclamadas por los bancos se han convertido en objetivos para los delincuentes, que las usan para albergarse ilegalmente o se roban las tuberías de cobre para venderlas en rastros, dice Caldwell, cuyo grupo exhorta a los vecinos a mantenerse alerta y llamar a la policía a la primera indicación de actividad sospechosa.

"Un policía puede pasar 100 veces en su auto por un vecindario, pero no conoce la situación específica como los vecinos: los escondites, los autos que no son de ahí, esas cosas'', dijo Caldwell.

En general, los delitos contra la propiedad en el estado durante los primeros seis meses del 2008 han subido 2.3 por ciento en comparación con el mismo período el año pasado. La amplia categoría comprendida bajo latrocinio ha aumentado en toda la Florida y más aún en el sur del estado , donde el número de incidentes ha aumentado 6.2 por ciento en Miami-Dade y 4.6 por ciento en Broward este año.

"Hay más robos en obras de construcción, más automóviles con las puertas violentadas, más bolsos robados'', dijo Al Lamberti, jefe de la Policía de Broward. ‘‘Cualquier criminalista sabe que eso decididamente está vinculado a la falta de empleo y de dinero''.

Lamberti dice que ciertos "delitos de oportunidad'' muestran marcados aumentos. El robo de carteras ha aumentado casi 24 por ciento en la Florida este año, el robo de billeteras ha crecido un 18 por ciento y el raterismo en las tiendas ha aumentado 15.5 por ciento.

La evidencia de este aumento se ve con claridad en la cárcel del Condado Broward, donde según Lamberti la población penal sigue aumentando.

"Normalmente, las cantidad de detenidos baja en el verano, pero este año siguen subiendo'', dijo Lamberti.

La buena noticia de estas cifras es que los delitos violentos parecen estar bajando: 2.4 por ciento en la Florida, comparado con la primera mitad del 2007. Pero Miami-Dade y Broward reportaron aumentos en el número de violaciones y asaltos. En lo que va de este año, los asesinatos han aumentado en Miami-Dade.

Hay pocos estudios que vinculen los delitos violentos con el colapso económico, pero los analistas dicen que resulta cierto en el caso de los delitos no violentos.

La historia muestra que los delitos no violentos contra la propiedad tienden a aumentar en declives económicos y alrededor de los días de fiesta invernales, dice Richard Mangan, profesor de Criminología de la Florida Atlantic University (FAU) y ex agente especial de la Dirección Antinarcóticos (DEA).

"Las épocas de crisis económicas pueden convertir en delincuentes a personas honestas'', dice Mangan.

Y Nielsen añade: La tensión y la frustración que acompañan a los problemas económicos es abrumadora. Para el que tiene un hijo que necesita leche, por ejemplo, robársela en un supermercado se convierte en una opción factible''.

Los departamentos de la policía frecuentemente responden con más policías patrullando las calles como factor disuasivo. Lamberti dice que sus agentes también han aconsejado a los grupos de vigilancia civil y dueños de comercios sobre medidas preventivas que pueden tomar para reducir su vulnerabilidad.

"Lo que tenemos que recordarles es que hay más posibilidades ahora de que sean víctimas de un delito'', dice Lamberti.

  Comments