Nation & World

Legislatura se retira a reflexionar sobre impuestos

Por ahora no hay reforma de impuestos a la propiedad.

Como era previsible, tras la sugerencia que hiciera este martes el líder de la Cámara de Representantes, Marco Rubio, de tomar las cosas ''con calma'', los legisladores ''cerraron la tienda'' y se fueron el fin de semana a sus distritos a ``reflexionar''.

Atrás, quedaron sobre la mesa, aprobadas, la propuesta del Senado y la de una comisión de la Cámara que difieren en muchos detalles del plan original del gobernador, Charlie Crist, y necesitan ahora una intensa labor de conciliación.

Crist, a su vez, también abandonó la ciudad, pero dejó dicho que le gusta el plan del Senado de recortar $11,000 millones de impuestos a la propiedad en los próximos cuatro años, y quiso aclarar que nunca prometió en su campaña para gobernador duplicar la exención de $25,000 a las residencias primarias, sino que dijo que ``lo intentaría''.

El Senado aprobó el miércoles por la noche, 26-11, una propuesta de recorte a los impuestos que otorga una exención a las residencias primarias de sólo $15,000 --la Cámara quiere mantener los $25,000 actuales-- y otra exención para los ancianos en los primeros $100,000 del valor tasado de sus propiedades, a la vez que permite transferir los ahorros en los impuestos a nuevas residencias.

El plan provocó enconadas protestas de los senadores cubanoamericanos de Miami, que lo calificaron de ''perjudicial'' para los ancianos del sur de la Florida.

''El Senado tiene siempre la misma postura de perjudicar el sur de la Florida'', dijo Alex Villalobos, quien con sus colegas Alex Díaz de la Portilla y Rudy García luchó a brazo partido contra una coalición de demócratas y republicanos.

Pero esta mañana, el presidente del Senado, el republicano Ken Pruitt, envió un comunicado a los periodistas diciendo que no tiene intención de cambiar nada en el plan aprobado.

''Negociamos con la Cámara de Representantes en buena fe y aprobamos un plan que se mantuvo acorde a los lineamientos que rigieron esta sesión especial. Los contribuyentes deben sentirse contentos de que nos encaminamos hacia la meta'', dijo Pruitt.

La Cámara también tiene su propio plan, que fue aprobado el martes por una comisión, no sin alguna discusión. Pero difiere del del Senado en puntos tan clave que los legisladores de ambas cámaras tendrán que volver a sentarse a la mesa a conciliar sus diferencias.

Ayer por la mañana, al clausurar la sesión, Rubio anunció a los representantes que lo más probable es que el lunes tengan sobre la mesa un nuevo plan, que incluirá un par de nuevas ideas: la ampliación de las exenciones a las residencias primarias basándose en el valor promedio de las propiedades en cada condado, lo cual ya se venía barajando desde el martes, y la ampliación de un límite en el crecimiento anual del valor tasable de las propiedades a las residencias no primarias y inmuebles comerciales, incluido en el plan del Senado pero no en el de la Cámara.

Este último tópico fue negociado el miércoles por la mañana por los dos partidos en una reunión a puertas cerradas. Aunque la Cámara ya ha aprobado su plan en la Comisión de Impuestos, todavía falta el visto bueno final. No lo han hecho, explicó Rubio, precisamente porque quieren incluir el tópico del crecimiento anual de la tasación de las residencias no primarias y propiedades comerciales.

''Algunas ideas son buenas, otras mejores que lo que teníamos sobre la mesa'', comentó Rubio ayer sobre el resultado de la reunión a puertas cerradas del miércoles.

Quien, al parecer, salió cojeando de toda esta discusión fue el gobernador. Hace dos semanas empeñó todo su capital político en acelerar el debate de la reforma de los impuestos, pero en menos de 48 horas esta semana y, pese a las sonrisas públicas, los legisladores deshojaron sus ideas punto por punto.

Ayer, al darse cuenta, Crist canceló abruptamente una conferencia de prensa y no le quedó otra que poner buena cara al mal tiempo. De paso, anunció que también se va de Tallahassee por unos días.

El mandatario dijo que le ''agrada mucho'' el plan aprobado por el Senado y que no desechará algunos detalles del plan de la Cámara. De todos modos dijo: ``Me siento comprometido con hacer aún más por la reducción de los impuestos, el próximo año''.

Cuando le preguntaron qué pensaba sobre la extensión del límite de crecimiento anual de la valorización de las residencias no primarias y edificios comerciales, el gobernador admitió que no ha estado enfocado en eso, y que ``una de las cosas que aprendí mirando esta sesión especial es no contestar al nuevo elemento del momento. Por lo tanto no lo haré``.

Pero también, al preguntársele si el Senado cumplió su promesa de campaña de duplicar la exención a las residencias primarias, porque excluye los impuestos dedicados a los sistemas escolares, Crist dijo que él solamente prometió ''intentar'' duplicar la exención a las residencias primarias, y que lo más importante es que los recortes acordados por el Senado siguen siendo buenos para los contribuyentes.

''Yo no soy rey. Soy el gobernador. Y no voto en la Cámara o en el Senado. Prometí a la gente que iba a intentar trabajar en las cosas que hablé en mi campaña. Yo no prometí que era seguro que eso sucediera. No tengo una bola de cristal. Todo lo que yo prometí fue que haría mi mejor esfuerzo. Y lo estoy haciendo'', añadió Crist.

El reportero de The Miami Herald Marc Caputo contribuyó a este reportaje.

rferreira@herald.com

  Comments