Nation & World

Cuba y la UE logran acuerdo marco a pocos días de elecciones en EEUU

LA HABANA, 24 Oct 2008 -- (AFP) -- Cuba y La Unión Europea (UE) lograron, tras dos intentos fallidos, un acuerdo marco de cooperación y diálogo, que abre expectativas a las dos partes, a 80 días de que Estados Unidos tenga un nuevo presidente.

La declaración firmada el jueves por el Comisario Louis Michel y el canciller Felipe Pérez Roque y publicada este viernes en la prensa local, será "el marco, mutuamente acordado'', según su texto.

La base de esa relación es el "tratamiento recíproco y no discriminatorio de las partes y el estricto apego y respeto a la soberanía de los Estados, la no intervención en sus asuntos internos, el respeto a su independencia política'', entre otros aspectos.

El acuerdo de cooperación complementa el restablecimiento del diálogo político, la pasada semana en París, y que prosigue con la visita que Michel concluye en esta fecha en La Habana con una conferencia de prensa.

"Se abre una nueva etapa que deja atrás los enfrentamientos del pasado'', dijo Pérez Roque, mientras que Michel subrayó que "esta nueva alianza tendrá resultados positivos''.

Cuba, único país de América Latina sin ese tipo de acuerdo con la UE, estuvo cerca de alcanzarlo en 1996, cuando derribó dos avionetas anticastristas, lo que llevó al presidente Bill Clinton a firmar la ley Helms-Burton reforzando el embargo y a la UE a adoptar la Posición Común.

Esa Posición limita desde entonces la cooperación, en tanto busca'' promover un proceso de transición pacífica hacia una democracia pluralista, el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales'', según representantes de Bruselas en La Habana.

La ausencia de un marco limitó la cooperación europea a Cuba a la ayuda humanitaria por desastres naturales o seguridad alimentaria que alcanzó desde 1993 los 145 millones de euros.

El otro intento de aproximación se frustró en 2003, cuando Cuba condenó a largas penas de cárcel a 75 disidentes, bajo cargos de trabajar para una potencia extranjera, Estados Unidos, y la UE impuso represalias, que suspendió temporalmente en 2005 por ineficaces y abolió en junio pasado.

El nuevo acercamiento de 2008 -con España como mediador- fue mal visto por Washington y por la disidencia interna, que exigen cambios radicales y la liberación de todos los presos políticos en Cuba.

Un diplomático español considera que ante el gobierno cubano hay dos posiciones: los que exigen un cambio de régimen, y los que buscan que el régimen cambie a partir de pequeños pasos. "Casi 50 años de embargo no han logrado nada'', dijo.

Los europeos admiten que el resultado de las elecciones en Estados Unidos es un elemento potencialmente dinámico en la evolución de los acontecimientos en Cuba. "Por esto era urgente reanudar el diálogo'', dijo Michel en Paris.

Bajo el gobierno de Raúl Castro, que sustituyó a su hermano enfermo Fidel en julio de 2006, en forma provisional, y a partir del febrero de este año, definitiva, se han tomado algunas medidas que alentaron las perspectivas de reformas.

En ese sentido, la UE le recordó a Cuba en París sus expectativas: avanzar hacia la democracia y la economía de mercado, mientras La Habana reafirmó su apego al socialismo y exigió la abolición de la Posición Común.

"En un mundo global es difícil mantenerse al margen del modelo dominante'', dijo Michel en Paris, mostrando al parecer cuál es la apuesta de la UE.

Ese optimismo contrasta con cierta incertidumbre en Cuba, impuesta por el "paso a paso'' que sigue Raúl y el efecto de dos huracanes que devastaron la isla en setiembre, obligaron a posponer medidas e impulsaron a una recentralización.

  Comments