Nation & World

McCain de gira por Florida inspirado en "Joe el plomero''

Un John McCain sin corbata le sirvió el jueves de médium a "Joe el plomero'' en busca de estimular su popularidad en el estado de la Florida, azotado por problemas económicos, celebrando un mitin de campaña en un aserradero y sentándose en un pequeño restaurante con un grupo de dueños de empresas pequeñas.

En una gira en ómnibus por la zona central de la Florida inspirada por el plomero de Ohio que contradijo al demócrata Barack Obama acerca de su plan de impuestos, el candidato republicano a la presidencia también visitó la consulta de un dentista y un restaurante puertorriqueño en el área de Orlando antes de terminar el día en la Arena Deportiva Robarts en la Costa del Golfo.

"Luego de meses de elocuencia en sus giras de campaña, finalmente nos enteramos del objetivo económico del senador Obama --como él dijo a Joe el Plomero en Ohio, él quiere repartir la riqueza'', dijo McCain a cerca de 3,500 personas. "El senador Obama está más interesado en controlar quién recibe el pedazo de pastel de ustedes que en hacer crecer el pastel''.

La campaña de Obama afirma que McCain está distorsionando su plan económico, que daría recortes de impuestos a quien gane menos de $250,000 al año. Miembros del la asociación de plomeros Local 519, junto a líderes de la AFL-CIO, planeaban protestar hoy en el Doral contra la línea de ataque de McCain. "Vemos lo que hay detrás del fingido apoyo de McCain a la clase media estadounidense'', indicó Rick Lindstrom, importante organizador de la organización de plomeros Florida Pipe Trades.

Sacando provecho a la desventaja de su posición en las semanas finales de la competencia, McCain salió a escena en Sarasota al ritmo del tema de la película Rocky. Encuestas divulgadas el jueves por The Miami Herald y la Universidad de Quinnipiac muestran a McCain a la zaga de Obama por pocos puntos en el mayor estado indeciso de la nación.

"Les voy a hablar con toda franqueza: necesitamos ganar la Florida el 4 de noviembre'', dijo McCain antes de partir hacia Colorado.

La Florida, que está a punto de hacer ganar o perder las elecciones a McCain, no quedará desatendida por mucho tiempo. Se espera que la candidata a la vicepresidencia Sarah Palin venga al estado a hacer campaña el domingo con Elisabeth Hasselback, del programa televisivo de ABC The View.

A diferencia de las elecciones presidenciales recientes, el Partido Republicano enfrenta ahora el último trecho a la meta de campaña a sabiendas de que sus contrarios lo superan significativamente en propaganda televisiva. La campaña de McCain espera llenar ese vacío con métodos menos costosos tales como llamadas telefónicas grabadas y publicidad por correo, además de la ayuda personal intensa del gobernador Charlie Crist, quien hizo campaña con McCain el jueves, grabó un espacio radial a su favor y encabezará una asamblea popular republicana mañana en Fort Lauderdale.

La campaña de McCain también confía en que el Partido Republicano generalmente saca ventaja en la votación por correo, y está optimista en cuanto a la concurrencia a las urnas.

Pero hay muchas personas frustradas con el hecho de que el joven e inexperto Obama está nadando en dinero cuando en el país hay una crisis económica. Mientras McCain trata de hacer acopio del respaldo con que pueda contar en estados reñidos como Pennsylvania y la Florida, Obama se pudo dar el lujo de visitar el jueves un territorio republicano en Indiana.

"Sería bueno que el senador McCain no tuviera que estar aquí, pero la Florida es de importancia clave'', dijo Al Hoffman, un contratista del sudoeste de la Florida que ha donado mucho para McCain. "Obama tiene mucho dinero y mucho ímpetu''.

La primera comparecencia pública el jueves fue en Allstar Building Materials en Ormond Beach, un aserradero donde el presidente Thomas Crowe dijo que ha tenido que cerrar una sucursal y despedir a 130 empleados.

McCain prometió ayudar y recalcó su pasado militar. "Se me ha puesto a prueba'', indicó. "Al senador Obama no, y se nota''.

La redactora de The Miami Herald Breanne Gilpatrick contribuyó a este informe.

  Comments