Nation & World

Sondeos auguran malas noticias para el senador McCain

Una gran hornada de sondeos en estados indecisos fueron publicados el jueves, con malas noticias casi universales para John McCain. El camino a la presidencia del candidato republicano es ahora extremadamente precario y podría depender de algún golpe de suerte inesperado, en unas elecciones que parecen inclinarse fuertemente a favor de Barack Obama desde el fin de los debates.

Los asesores de McCain admiten que le va a ser difícil regresar a la cima, pero mantienen que aun puede lograrlo. Eso requerirá de una combinación de estrategias inteligentes de campaña; de que sus argumentos enganchen a la gente; y lo que el equipo de McCain espera que ocurra, que surjan temores ante la perspectiva de un demócrata en la Casa Blanca con una mayoría demócrata expandida en el Congreso.

Durante los días finales, McCain planea centrarse en los impuestos y los gastos, la seguridad nacional, y lo que un asesor llamó "los peligros de una presidencia de Obama sin equilibrio de poderes''.

La campaña hará hincapié en las afirmaciones de los congresistas demócratas acerca de la agenda que planean en el nuevo Congreso, el comentario de "repartir la riqueza'' hecho por Obama a "Joe el Plomero'', y el del senador Joe Biden acerca de que Obama sería probado internacionalmente a inicios de su presidencia.

"Nos centraremos como un láser en esos mensajes durante los últimos días'', dijo el asesor de McCain, quien habló sobre estrategia con la condición de mantener el anonimato.

El equipo de McCain resta importancia a las encuestas más duras --las que muestran una ventaja de dos dígitos para Obama en el país. Ellos creen que el margen de ventaja de Obama está en un rango de cinco a siete puntos, más o menos el mismo déficit, según ellos, que el ex vicepresidente Al Gore enfrentó en un período similar hace ocho años, contra el entonces gobernador George W. Bush. (Una encuesta del Washington Post en el mismo momento en las elecciones del 2000 mostró un empate.)

Según su análisis, el margen se estrecha o se agranda según lo que ocurre. La indignación sobre el comentario de Obama al plomero Joe Wurzelbacher lo estrechó, dijeron, y el espaldarazo dado a Obama por el ex secretario de Estado Colin Powell lo amplió. Pero ellos esperan a que el alboroto se calme, y entonces tratarán de estrechar el margen lo más posible a medida que se acerque el día de las elecciones.

Sin embargo, el equipo de McCain no se hace ilusiones acerca de su situación, a sabiendas de que el ambiente es extraordinariamente difícil para un republicano.

La profundidad de sus dificultades se hizo evidente el jueves cuando se publicaron ocho sondeos del Big Ten Battleground Poll. Obama no solamente está a la cabeza en los ocho estados del Medio Oeste, sino que su puntuación ha mejorado desde la última vez que el grupo sondeó estos estados.

Los números son asombrosos. Obama tiene una ventaja de 12 puntos en Ohio, 11 en Pennsylvania y 13 en Wisconsin. En Michigan, de donde la campaña de McCain se ha retirado, la ventaja es de 22 puntos. En Indiana, un estado fuertemente republicano, la ventaja de Obama es de 10 puntos, mayor que en otras encuestas recientes.

La Universidad de Quinnipiac también publicó el jueves sondeos de Ohio, Pennsylvania y Florida con Obama a la cabeza en los tres. En estas encuestas, la ventaja de Obama en Pennsylvania es de 13 puntos. En Ohio, que es esencial para McCain, la ventaja es de 14 puntos.

El único rayo de sol para McCain, si se le puede llamar eso, es la Florida, donde la ventaja de Obama es solamente de 5 puntos, y más estrecha ahora de lo que era la última vez que Quinnipiac sondeó el Estado del Sol. Pero este no es realmente un rayo de sol. McCain no se puede permitir perder la Florida como tampoco puede permitirse perder Ohio.

Puede haber disputas con respecto a los márgenes particulares en estados particulares, pero la dirección de estas encuestas es consistente con casi todas las encuestas nacionales, que muestran la ventaja de Obama acercándose a los dos dígitos o yéndose un poco por encima.

La encuesta de Post-ABC News se ha mantenido constante en 10 puntos esta semana. La de Gallup vacila entre 5 y 8 puntos, en dependencia del modelo que usen para determinar los probables votantes. La de Pew alcanzó 14 puntos. El NBC-Wall Street Journal Poll mostró una ventaja de 10 puntos para Obama a principios de la presente semana.

Algunas encuestas muestran ciertamente unas elecciones diferentes. Algunas muestran el margen de Obama en alrededor de 5 puntos, y un sondeo de esta semana lo mostró con una ventaja de un solo punto. Algunos encuestadores observan estas variaciones y concluyen que, en un año como éste, con la economía en semejante desastre, el electorado cambia fuertemente. Tengan mucho cuidado, dicen, de sacar conclusiones apresuradas, incluso teniendo en cuenta varias encuestas en cualquier momento.

Obama dijo a inicios de esta semana que él espera que el margen se estreche durante los últimos 10 días. Algunos estrategas republicanos creen que está en lo cierto.

McCain está cuestionando vigorosamente la política de impuestos de Obama y su preparación para el puesto, y la cuestión es de si, a medida que los votantes admiten la posibilidad de la presidencia de Obama, puedan arrepentirse. Esa es la esperanza de McCain, dada la dirección en que está soplando el viento.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments