Nation & World

Pelosi hace campaña en la Pequeña Habana

Ansiosa por expandir su mayoría en el Congreso, la presidenta de la la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se aventuró el jueves a visitar el corazón del territorio republicano para hacer campaña por los demócratas que están tratando de deponer a tres representantes republicanos.

El grupo de abuelas en el Centro de Actividades de La Pequeña Habana, pese a estar acostumbradas a aplaudir a los políticos republicanos, recibieron cálidamente al grupo con vítores de "¡Bravo!'' y "¡Hialeah!'' cuando presentaron al ex alcalde Raúl Martínez, quien compite por el puesto de Lincoln Diaz-Balart.

"Los necesitamos a ellos en el Congreso'', dijo Pelosi refiriéndose a los candidatos demócratas y criticando a los titulares republicanos por apoyar la propuesta del presidente George W. Bush de privatizar el Seguro Social. A medida que hablaba, el candidato Joe García traducía sus palabras al español.

La visita de la líder demócrata sirvió para ilustrar la manera en que la fortuna republicana ha cambiado en estas elecciones. En medio de una economía tambaleante, los tres demócratas han lanzado enérgicas campañas en distritos antes considerados inamoviblemente republicanos. Varias encuestas muestran a Martínez y a García --que están compitiendo con Lincoln Diaz-Balart y su hermano Mario Diaz-Balart, respectivamente-- a una distancia asombrosamente escasa de los titulares.

"Estas elecciones son muy importantes aquí'', dijo Pelosi, cuyo partido está gastando casi cuatro veces más que el republicano a nivel nacional y se predice que alcanzará hasta 20 nuevos puestos en la Cámara. "El viento está claramente a favor de Annette Taddeo, Joe García y Raúl Martínez. Y es por eso que estoy aquí como presidenta de la Cámara. Tenemos elecciones en todo el país, pero estas son muy importantes para nosotros. Tienen el viento a su favor, cuentan con el apoyo de la clase media''.

Varias personas del público, compuesto en su mayoría por exiliados cubanos de edad avanzada, subieron al escenario a abrazarla cuando terminó su discurso.

"Yo soy republicana y voy a votar por John McCain, pero vine aquí a escuchar lo que ella tiene que decir'', dijo Dalia López-Visiedo, de 75 años, vecina de Miami.

Otros, como las demócratas Juana Piedra, de 76 años, exiliada cubana, y Aurora Montes, de 58, de Nicaragua, dijeron que estaban contentas con la visita de la primera mujer que encabeza la Cámara.

"Aquí nos superan en número los republicanos'', dijo Montes refiriéndose al resto de los ancianos que almuerzan todos los días en el centro. "Muchas veces nos quedamos calladas porque es mejor no discutir de política. Así que fue lindo tener alguien de nuestro lado que venga a hablar con nosotros''.

Pelosi argumentó que una mayoría demócrata más amplia (el partido tiene ahora 235 asientos contra 199 de los republicanos) hará más fácil aprobar los proyectos del partido, un argumento que algunos republicanos han usado para hacer campaña contra los demócratas.

"Cuando el senador (Barack) Obama sea presidente, y no es que estemos celebrando antes de tiempo. . . él necesitará un fuerte apoyo del Congreso'', dijo Pelosi.

"Pero no se trata sólo de números'', dijo, elogiando la experiencia de Taddeo como mujer de negocios, los años de Martínez como alcalde de Hialeah y la labor de García con los refugiados.

Los republicanos, que temen perder hasta 20 puestos en la Cámara, criticaron a los demócratas por invitar a Pelosi. Los republicanos la culpan de haber bloqueado la aprobación del tratado de libre comercio con Colombia, un asunto de particular relevancia en el distrito de García, en el que viven muchos colombianos. García ha afirmado estar a favor del tratado de libre comercio y que él apoyaría su aprobación.

"La disposición de Joe García de hacer campaña junto a Nancy Pelosi, quien se interpuso en el camino del tratado de libre comercio con Colombia, pone de manifiesto su hipocresía y muestra a los votantes floridanos que él está dispuesto a poner la política de su partido por encima de los intereses de sus votantes y de nuestra economía'', afirmó Ken Spain, vocero del Comité Nacional Congresional Republicano, que también transmite anuncios en Miami en contra de Martínez.

Pelosi se ha opuesto al tratado de libre comercio debido a la violencia contra los sindicalistas en ese país, pero dijo el jueves que ella cree que se puede lograr un acuerdo.

Varios líderes de la comunidad hispana prepararon una conferencia cubana a poca distancia, en el Restaurante Versailles, para protestar contra la falta de apoyo por parte de Pelosi al tratado de libre comercio.

Cuando los reporteros le preguntaron si la política hacia Cuba cambiaría en caso de que alguno de los republicanos pierda su escaño, Pelosi declaró: "Hay cambio en el aire, tanto en Cuba como en La Pequeña Habana."

Pelosi dijo que ella, lo mismo que los tres candidatos demócratas al Congreso, se oponen a la decisión del presidente Bush de endurecer desde el 2004 las restricciones a los viajes a Cuba y limitar las remesas a la isla.

Junto a ella estaban los representantes demócratas Debbie Wasserman Schultz por Weston y Kendrick Meek por Miami, quienes indignaron a los demócratas hace algún tiempo cuando dijeron que se mantendrían neutrales en estas elecciones.

lclark@MiamiHerald.com

  Comments