Nation & World

Migrantes intentan cruzar muro con EE.UU. y reciben gas lacrimógeno

Grupos de personas tratan de cruzar hoy, la garita El Chaparral, de la ciudad de Tijuana, en el estado de Baja California (México).
Grupos de personas tratan de cruzar hoy, la garita El Chaparral, de la ciudad de Tijuana, en el estado de Baja California (México). Agencia EFE

TIJUANA

Un grupo de migrantes de la caravana de centroamericanos que avanzó hoy hacia la garita de San Ysidro (EE.UU.) se desvió de la ruta prevista para intentar cruzar el muro fronterizo por otros puntos, en tanto la policía fronteriza estadounidense les lanzó gas lacrimógeno.

“Se pararon unos amigos que iban a tirarse (del muro). Y nos tiraron una bomba y un americano nos hacía señas que nos iba a matar,” indicó Alexis, un migrante hondureño integrante de la caravana.

Centenares de migrantes rompieron hoy un cerco de la Policía Federal mexicana con el afán de llegar a la garita de El Chaparral, en la frontera de la mexicana Tijuana con San Ysidro (Estados Unidos).

Un grupo de ellos treparon la primera valla fronteriza que divide ambos países, en tanto la policía fronteriza estadounidense les lanzó gases lacrimógenos, tal y como constató Efe, lo que obligó a la mayoría de ellos a replegarse.

Pese a sus intentos, hasta el momento ningún miembro de la caravana, conformada por hombres, mujeres y niños, habría logrado en ningún caso pisar terreno estadounidense.

Este continente que se ha dispersado en varios puntos del muro con el afán de cruzar pertenecían a un grupo inicial que hoy, en una marcha en un principio pacífica, buscaba llegar a la garita.

Este mismo contingente rompieron luego filas y empezaron a correr con rumbo al Canal del Río Tijuana, muy cercano a la garita de San Ysidro, tomando por sorpresa a los agentes federales.

En pocos minutos llegaron al área de El Chaparral, donde había poca presencia de las fuerzas de seguridad, por lo que después de correr algunos kilómetros, alcanzaron la puerta fronteriza y las instalaciones mexicanas de Aduanas, donde normalmente hay elementos efectivos.

No obstante, muchos de ellos ya se habrían dispersado de este punto de entrada a territorio estadounidense, que quedó cerrado, y estarían buscando otros puntos por donde acceder al país vecino.

El Gobierno de Estados Unidos decidió cerrar hoy el puerto fronterizo de San Ysidro, entre San Diego y Tijuana (México), después de que cientos de migrantes rompieran un cerco de la policía mexicana con la intención de entrar ilegalmente al país, informaron fuentes oficiales.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) recurrió a las redes sociales para informar del cierre de este puesto aduanero, considerado uno de los más transitados del mundo, ante la avalancha de personas.

El pasado lunes las autoridades fronterizas cerraron este mismo acceso ante debido a unas informaciones que apuntaban a que algunos de los miembros de la caravana llegada a Tijuana desde Honduras tenían intención de entrar a la carrera en EE.UU., según confirmaron fuentes de la CBP.

EE.UU. cierra la frontera en San Diego tras el intento de asalto de migrantes

El Gobierno de EE.UU. decidió hoy cerrar el puesto fronterizo de San Ysidro, entre San Diego y Tijuana (México), después de que cientos de migrantes centroamericanos rompieran un cerco de la policía mexicana con la intención de entrar ilegalmente al país, informaron fuentes oficiales.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) informó en las redes sociales del cierre de este punto aduanero, considerado uno de los más transitados del mundo, ante la avalancha de personas.

636787811453374211
Un grupo de migrantes de la caravana de centroamericanos que avanzó hoy hacia la garita de San Ysidro (EE.UU.) se desvió de la ruta prevista para intentar cruzar el muro fronterizo por otros puntos, en tanto la policía fronteriza estadounidense les lanzó gas lacrimógeno. DAVID GUZMÁN Agencia EFE

El pasado lunes las autoridades fronterizas estadounidenses cerraron este mismo acceso ante las informaciones que apuntaban a que algunos de los miembros de la caravana llegada a Tijuana desde Honduras tenían intención de entrar corriendo en EE.UU., según confirmaron a Efe fuentes de la CBP.

Los hechos acontecidos hoy comenzaron en torno a las 11:20 hora local (19.20 GMT), cuando centenares de migrantes lograron llegar al edificio donde se ubica la garita que conecta ambos países, con el propósito de solicitar asilo en EE.UU.

Al mismo tiempo, otro grupo de personas rompió una de las vallas de seguridad para intentar acceder por otra vía a la frontera estadounidense.

“Las vías sur de acceso a México en el puerto de entrada de San Ysidro están cerradas en estos momentos (...). Además, el acceso norte a los vehículos para su proceso está suspendido. Los accesos peatonales están también suspendidos tanto en el acceso este como en el oeste,” comenzó a informar entonces la CBP con una serie de mensajes publicados en Twitter.

Mientras tanto, en el lado mexicano, se produjeron algunos enfrentamientos entre los migrantes y las fuerzas de seguridad, aunque por el momento no se ha reportado ningún incidente de gravedad.

Algunos migrantes han intentado apaciguar la situación con la esperanza de evitar que los hechos afecten negativamente a su objetivo de poder tramitar su solicitud de asilo en EE.UU.

Según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE.UU., unos 7.000 migrantes aguardan en estos momentos al otro lado de la frontera, principalmente en Tijuana y Mexicali, a poder presentar su solicitud de asilo.

México deportará a migrantes que buscaron cruzar ilegalmente muro con EE.UU.

México deportará a los migrantes que hoy intentaron cruzar el muro con Estados Unidos por varios puntos de Tijuana, en una serie de actos que llevaron a que la policía estadounidense les lanzara gas lacrimógenos, sin que hasta el momento se reporten heridos o víctimas fatales.

“El Instituto Nacional de Migración (INM) va a actuar y proceder a la deportación inmediata de personas” que participaron en estos altercados, dijo hoy en entrevista con Milenio TV Alfonso Navarrete, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob).

636787812098705168
Un grupo de personas tratan de cruzar hoy, la garita El Chaparral, de la ciudad de Tijuana, en el estado de Baja California (México). DAVID GUZMÁN Agencia EFE

De acuerdo con el ministro, un grupo reducido de alborotadores llevó a varios contingentes, en las ciudades de Tijuana y de Mexicali, en Baja California, a separarse de un grupo de varios centenares que este domingo se dirigía pacíficamente a la garita de El Chaparral, en la frontera de Tijuana con San Ysidro (Estados Unidos).

En grupos pequeños, decenas de migrantes de la caravana se desviaron de la ruta prevista, burlaron un cerco policial y trataron de trepar el muro fronterizo por varios puntos, siendo repelidos por la policía fronteriza estadounidense con gas lacrimógeno.

“A las gentes que hemos identificado como personas violentas que rompieron el orden legal mexicano se procederá, conforme a la ley y a la Constitución, respetando todo derecho que tengan” pero con “firmeza”, puntualizó Navarrete, que lamentó que estos “provocadores” convencieran a mujeres y niños migrantes a participar en los sucesos.

Explicó que en un principio la marcha en Tijuana de los migrantes tenía que suponer un “acto ordenado” y convenido con el gobierno del vecino del norte, donde buscan pedir asilo.

Pero algunos grupos actuaron “de forma violenta e intempestiva,” lo que llevó a la patrulla fronteriza de Estados Unidos a usar gas lacrimógeno.

“Tenemos certeza de que no hay una sola persona herida por arma de fuego,” indicó el secretario, que señalo que están en comunicación con Estados Unidos, país que ante “un intento violento (de los migrantes) dio una repuesta muy agresiva.”

Navarrete aseguró que buena parte de los migrantes ya se han replegado y muchos de ellos habían regresado al albergue que los acoge en Tijuana.

Ante estos sucesos, buscarán reforzar varios puntos fronterizos con mayor presencia de fuerzas de seguridad federal, agregó.

Por su parte, después de este hecho el Gobierno de Estados Unidos decidió cerrar hoy el puerto fronterizo de San Ysidro, entre San Diego y Tijuana (México).

Varias caravanas migrantes cruzan estos días México para llegar a Estados Unidos. En total se calcula que son al menos 9.000, si bien cerca de 1.900 fueron regresados a su país voluntariamente, según un boletín publicado hoy por el Instituto Nacional de Migración (INM).

Miles de ellos – se estima que unos 4,700 – se encuentran ya en la fronteriza ciudad de Tijuana a la espera de poder pedir asilo a Estados Unidos, ante la atenta mirada del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, totalmente opuesto al fenómeno.

  Comments