News

Mejoras positivas en escuela Nightingale Elementary

Sin desanimarse por el cielo que amenazaba lluvia, la maestra de quinto grado, Talia Ortega, dirigió a sus 30 estudiantes al área de juego de la Escuela Independiente Nightingale a principios de febrero, no para diversión y juegos sino para estudiar el ciclo del agua.

Era un día lluvioso y frío pero a los estudiantes no parecía molestarles mientras estaban sentados formando un cerrado círculo en la cancha de baloncesto. Ortega habló de precipitación, condensación y evaporación y le pidió a sus estudiantes que buscaran evidencia de cada uno de los procesos.

"Srita. Ortega," le gritó un estudiante unos cuantos minutos después, asomándose al hueco poste del barandal cerca del desolado jardín de la escuela. "Un nuevo descubrimiento: agua."

Después de años de batallar en la escuela del sur de Stockton, ahora se siente el ánimo por todo Nightingale.

Ya terminaron los constantes cambios había en el liderazgo, la programación, y el personal. Ahora reina la estabilidad. Los resultados de las pruebas están elevándose. Los maestros parecen llenos de energía.

"Veo un cambio en los estudiantes," dijo Ortega, quien lleva siete años en Nightingale.

Hace apenas cuatro años, el Marcador de Índice en Desempeño Académico de Nightingale era de 578 y estaba empatado con el más bajo del Distrito Escolar Unificado de Stockton. El estado estaba en medio de su crisis presupuestal y los descansos laborales estaban en su recurrencia anual.

La oficina del superintendente del Distrito Escolar Unificado de Stockton la parecer, había tenido un nuevo ocupante cada año, y cada cambio en el liderazgo resultaba en nuevas reglas del centro. La frustración entre los maestros creció gradualmente mientras trataban de educar a la población estudiantil de Nightingale, la mayoría de ellos con antecedentes de bajos ingresos y muchos de ellos provenientes de hogares donde el inglés no es el idioma principal.

En el 2010, Nightingale fue una de las siete escuelas del kínder al octavo grado en el Distrito Escolar Unificado de Stockton que fue identificada por el estado como una escuela de "bajo desempeño constante," una clasificación que la hizo elegible para fondos de un Subsidio para Mejoras Escolares que pagaría por la implementación de cambios radicales y en algunos casos nada populares.

Aunque el Distrito Escolar Unificado de Stockton no logró recibir subsidios en el 2010, el cambio permaneció como lema. La siguiente idea de la oficina de distrito fue la de convertir a Nightingale en una escuela solo para varones. El personal y la comunidad reaccionaron con enojo.

Por un tiempo, la maestra de segundo grado, Gina Muro, hasta segregó los asientos de su salón de clases por género. Ella lo calificó de "Una protesta."

Los maestros tenían sus propias ideas. Ellos creían que la manera de llegar a los estudiantes de Nightingale era la de enseñarles los estándares académicos de California al agruparlos en proyectos de colaboración.

"Este tipo de enseñanza es totalmente diferente," dijo Ortega. "Cuando yo empecé a trabajar como maestra, a uno le daban un manual y le decían, 'Esto es lo que vas a hacer.' ... Esta es una manera más holística de enseñar."

El paseo por el área de juego le dio al grupo de Ortega la oportunidad de que los estudiantes vivieran una lección mixta en ciencias naturales y lenguaje que incitó en los estudiantes la curiosidad por lo que veían. Le dio a los estudiantes lo que Ortega dijo fue "una auténtica" experiencia.

Mientras los estudiantes de quinto grado del grupo de Ortega estaban en el área de juego, los estudiantes de primer grado estaban en su salón aprendiendo sobre zonas de tiempo y temperaturas en Nueva York, Guadalajara, China y Stockton; los estudiantes de segundo grado hacían presentaciones a sus compañeros de clase sobre información en reciclaje; los estudiantes de cuarto grado hacían malabares con presupuestos imaginarios para gastar en las vacaciones familiares que se les había asignado planear; los de octavo grado crearon avatares.

¿Avatares? La maestra Katie Burns, le había pedido a sus estudiantes que se imaginaran criaturas fantásticas y que les asignaran una variedad de características que fueran desde lo que comerían hasta el tipo de habitat en el que vivirían. En los siguientes días, los estudiantes crearían modelos tridimensionales de las criaturas que habían producido.

"Es más diversión de lo que teníamos antes," dijo Juliana González de 13 años, ella es parte de un grupo de diseñó un animal que corre rápido, tiene el sentido del olfato en el cabello, y usa guantes para escalar. "Ahora estamos practicando más ciencias naturales y ciencias sociales."

Burns dijo que uno de los beneficios de este método basado en proyectos es que sus estudiantes han llegado a ser un ensamble.

"Yo los oigo hablar en los pasillos sobre sus proyectos," dijo Burns, quien lleva siete años en Nightingale. "Ellos están planeando. Se llevan sus carpetas a la casa y trabajan en sus proyectos. Yo simplemente no estoy acostumbrada a ver eso."

Hace dos años, los maestros lucharon una exitosa batalla por hacer a Nightingale una escuela independiente dentro del Distrito Escolar de Stockton. La escuela se aseguró que su manera de trabajar con proyectos no tuviera intervención de afuera, y el método de enseñanza está ahora en su primer año de implementación completa.

Otros dos factores positivos también están en juego. La nueva directora, Myra Machuca, está en su segundo año en el puesto en Nightingale y es popular con su personal. El Distrito Escolar Unificado de Stockton por fin recibió los fondos del Subsidio para Mejoras Escolares en el 2012, entre otras cosas está la porción de $1.7 millones anuales de Nightingale, que pagarán por una hora extra de instrucción al día y cuatro horas de clases cada sábado.

Quizá lo más animador de todo es que el cambio de la escuela empezó antes de que los cambios se instituyeran. Desde el 2009, cuando Nightingale estaba empatada con los más bajos resultados en las pruebas del Distrito Escolar de Stockton, su API se ha elevado 94 puntos. Machuca dijo que la posibilidad de llegar a 700 este año le da "esalofrío," y dijo que cree que es inevitable que la escuela al final llegue a la meta estatal de 800.

"Hay escuelas en todo California que han tenido transformaciones culturales y han creado modelos para que otras escuelas se basen en ellos," dijo el Asistente de superintendente del Distrito Escolar Unificado de Stockton, Kirk Nicholas. "Nightingale va en ese camino. Ellos han edificado una cultura de logro."

  Comments