News

Negocio es divino para María López

SACRAMENTO -- María López siempre pensó que algún día ella tendría su propio salón de belleza en donde ella fuera quien contratara el personal y, por el contrario no estar esperando a que alguien la contratara.

Desde su natal Zamora, Michoacán, en donde ella estudió cosmetología, siempre tuvo la corazonada de que no se limitaría a trabajar sólo como ayudante sino que con mucho esfuerzo y dedicación tendría su propio negocio.

Pero así pasaron los años y cada vez sentía que sería casi imposible llevar a cabo sus planes. Cansada de esperar, hace 10 años López decidió venirse a vivir a Sacramento a trabajar, pues aquí tiene familiares.

Empezó a trabajar como estilista para diferentes estéticas hasta que hace unos meses se le presentó la oportunidad que siempre había buscado.

"Yo trabajaba para una estética en el sur de Sacramento y estando ahí me enteré de que se estaba vendiendo un local para un salón de belleza y sin dudarlo me informé y ahora lo he comprado," aseguró López, de 38 años.

Fue de esta manera que hace cinco meses López abrió el local Divine Hair Salon, a través del cual ofrece toda clase de servicios para satisfacer al cliente.

López comentó que, aunque el negocio apenas inicia, lo cierto es que no le ha ido tan mal, considerando que la clientela ha estado bien, además de que muchas de sus clientas del otro salón la han seguido porque les gusta su trabajo.

"Mi tarea ahora es atraer el mayor número de clientes latinos ya que en el salón que existía aquí anteriormente sólo venían clientes blancos pero tengo la fe de que poco a poco los clientes latinos se van ir enterando de este nuevo salón," dijo López.

Entre los servicios que ofrece se encuentran: peinados, maquillaje, tintes, rayitos, y servicio para niños y cortes para hombres. Además, si el cliente así lo requiere, cuentan con servicio a domicilio.

"Para mí todo esto es un gran logro, poder servir con una gran cantidad de productos y con la calidad que siempre nos esmeramos en proveer, nuestra meta es que el cliente quede satisfecho con el servicio que ofrecemos," expresó.

Actualmente López cuenta con dos ayudantes, quienes pagan el derecho de silla, lo cual le ha resultado más beneficioso económicamente aunque en un futuro sus planes es ofrecerles trabajo de tiempo completo.

López también comentó que está consciente de que en estos momentos de crisis es difícil atraer clientes pero confía en que su trabajo es suficientemente bueno para dejar satisfecha a la clientela.

"Sé que en estos momentos muchos negocios están cerrando y quizás no fue el mejor momento en adquirir este salón pero creo que con dedicación, experiencia y esfuerzo podré salir adelante, ya otras veces he pasado por esta situación," agregó López.

  Comments