News

Ex braceros recibirán sus fondos de México

FRESNO -- Una batalla de ex braceros que duró casi diez años finalmente terminó el lunes.

La Secretaría de Gobernación de México publicó una lista de beneficiarios de los ex braceros que hicieron su trámite en los consulados mexicanos en los Estados Unidos para recibir el dinero que se había deducido de sus salarios cuando trabajaron en el programa bracero de 1942 a 1964.

Se espera que el dinero -- más de 4 millones de dólares -- se les distribuya en los próximos meses.

El anuncio significó una victoria para Leonel Flores, director de la Unión de Ex Braceros e Inmigrantes en Fresno.

"Han pasado muchos años y mucha gente pensó que esto era algo que nunca iba a suceder. Nuestra propia gente nos dijo que nuestros esfuerzos fueron en vano y que estábamos locos. Pero ése no es el caso. Hoy en día, nos damos cuenta de que nuestros esfuerzos valieron la pena y gracias a nuestro trabajo y compromiso a esta causa, pudimos hacer que esto sea una prioridad para el gobierno mexicano," dijo Flores frente a un grupo de aproximadamente 50 personas, entre ellos ex braceros, y viudas, hijos y otros familiares de ex braceros fallecidos.

Todos ellos se reunieron frente el Consulado de México en el noroeste de Fresno el lunes por la mañana para escuchar las buenas noticias.

Desde Noviembre del 2008 hasta enero del 2009, más de 3,000 ex braceros visitaron las oficinas locales de los consulados mexicanos para proporcionar la documentación necesaria e inscribirse para recibir sus pagos.

De ellos, sólo 1,500 pudieron comprobar su llegada a los Estados Unidos como braceros y calificar para el pago.

Flores cree que el proceso se tardó demasiado tiempo porque el gobierno del presidente mexicano Felipe Calderón pensó que habrían demasiados casos de fraude por personas reclamando un pago cuando nunca fueron braceros.

"Ya han habido más de 47,000 pagos autorizados para los ex braceros desde el 2005. Creo que el proceso ha sido muy complicado para los ex braceros. Tuvieron que demostrar que vivieron y trabajaron en los Estados Unidos. Para algunos, fue fácil y para otros, fue difícil y para muchos, el tiempo les ha fallado porque han muerto durante este proceso," subrayó Flores.

Aunque no se ha establecido una fecha para cuando el Consulado de México comience a ofrecerle a los beneficiarios sus pagos, la cónsul Reyna Torres Mendívil comentó que no va a ser tarea fácil.

"Hasta el momento, esto ha sido un largo proceso para todos los involucrados. Afortunadamente, a las demandas de los ex braceros se les dio atención. Lo único que el gobierno mexicano ha hecho es publicar una lista de nombres que para nosotros es un buen comienzo," dijo Mendívil. "Para poder avanzar en este proceso, tendremos que averiguar cómo el gobierno mexicano nos va a guiar en este proceso y cuál autoridad nos va a dar para que podamos dispersar este dinero. Tenemos que saber lo básico como el cómo, cuándo y dónde. Estamos contentos de que tenemos los nombres, pero tenemos que esperar para poder empezar hacer los trámites de la manera más eficiente y responsable."

Por ahora, varios ex braceros dijeron que no importa cuánto tiempo le tome al consulado mexicano obtener instrucciones del gobierno mexicano en cuanto la repartición del dinero, pues ya han esperado muchos años y pueden esperar un poco más.

"Creo que el proceso se ha llevado mucho tiempo porque ha habido un lío de la política y también ha habido distintos presidentes en México que han manejado nuestra lucha diferente y no pudieron encontrar la manera de enfrentar esta situación. También creo que ha sido imposible para el gobierno mexicano poder conseguir el dinero que nos debe," dijo Esteban García-Hermosillo, ex bracero de 79 años de edad.

García-Hermosillo vino de su natal San Juan de Los Lagos, Jalisco en 1947. Su nombre fue uno de los miles en la lista de 300 páginas y su sonrisa era evidente.

García-Hermosillo, quien hoy vive en Fresno, se involucró en este esfuerzo junto a Flores y otros ex braceros para obtener sus pagos.

El primer lunes de cada mes, participó en marchas, protestas y otras manifestaciones frente el consulado mexicano en Fresno con la esperanza de que algún día fuera recompensado por los años que trabajó como bracero.

"Estoy muy feliz. Es la verdad. Finalmente yo obtendré mi pago. ¿Cuándo? No lo sé. Entiendo que estas cosas se llevan su tiempo para resolverse y entiendo que todos tenemos que ser pacientes," dijo García-Hermosillo.

La cónsul Mendívil dijo que Fresno es la segunda ciudad más grande con el mayor número de ex braceros que esperan su pago. Esto representa el 10 por ciento del número total de ex braceros que se figuran en la lista de pago. La mayor concentración de ex braceros se encuentra en Los Ángeles.

Mendívil agregó que es de gran importancia que el consulado no cometa errores en este proceso y tomará todas las medidas necesarias para garantizar que a todos los que están en la lista se les pague.

"Queremos que este proceso sea lo más transparente posible. Nosotros también queremos saber cuáles son los recursos que se van a proporcionar para hacer este proceso fácil y sin problemas. Ahorita estamos esperando que nos envíen el dinero para poder pagarle a todos los que están en la lista. Haremos todo lo posible para que sea fácil para que todos ellos consigan su dinero," dijo. "Tengo la esperanza de obtener los recursos necesarios para poder viajar a través del consulado móvil para los condados o ciudades que estén muy lejos de Fresno y no tengan que conducir todo el camino hasta aquí para obtener su cheque. Podemos ir a ellos."

La cónsul también quiere asegurarse de que los ex braceros no sean víctimas de fraude cuando estén tratando de recuperar su dinero.

"Quiero recordarle a los paisanos que todas las transacciones del consulado son gratuitas. Entendemos que habrá algunos casos especiales en que las personas que necesitan recibir el pago están enfermos o han fallecido, o tienen alguna otra situación complicada, pero vamos a tomar una mirada cuidadosa para asegurarnos de que podamos hacer algo para ayudar," reiteró Mendívil.

Flores, que lleva años ejerciendo presión al gobierno mexicano y quien ha ayudado a cientos de ex braceros locales con el proceso de documentación, dijo que todos los ex braceros en la lista necesitan asegurarse de que sus nombres estén escritos correctamente, que su número de teléfono y dirección estén vigentes y que su información sea procesada de lo más pronto posible para ayudar a facilitar aún más en los esfuerzos del consulado y empezar a hacer citas para hacer los pagos.

Álvaro Miguel Sampedro, de 68 años y originario de Oaxaca, trabajó como bracero el último año del programa bracero en 1960. Él dijo que fue suficiente escuchar que su nombre estaba en la lista para recibir pago.

"Tengo la esperanza y el consuelo de saber que finalmente ha llegado el día en que escuché mi nombre y que muy pronto, voy a tener un cheque en mis manos," dijo Sampedro.

Mande correo electrónico a: cmoreno@vidaenelvalle.com

  Comments