News

California ya no es la mejor opción

SACRAMENTO -- Por décadas California ha sido el destino preferido por millones de inmigrantes indocumentados quienes vienen en busca de nuevas oportunidades de empleo y manera de vida.

Pero, según un nuevo estudio dado a conocer la semana pasada, esta situación ha empezado a cambiar luego de que los inmigrantes ya no ven al Estado Dorando como una buena alternativa para emigrar. Los números se han reducido significativamente.

De acuerdo al estudio elaborado por el Instituto de Política Pública de California, el estado ha liderado a nivel nacional el número de inmigrantes sin documentos, superando los 2.6 millones de personas, pero eso ha cambiado debido a las nuevas medidas en contra de éstos.

"Las medidas para capturar inmigrantes en la frontera, el aumento en las deportaciones de los últimos años y los altos índices de desempleo que enfrenta California ha hecho que muchos indocumentados emigren para otros estados del país, especialmente en el sur," dijo Hans Johnson, uno de los autores del estudio.

Según cifras del Departamento de Seguridad Nacional, el año pasado se logró la deportación de 4,300 inmigrantes indocumentados que fueron arrestados por la policía en nueve condados del norte de California.

De acuerdo a la investigación se calcula que la población indocumentada en el estado ha decaído hasta 250,000 personas en el lapso del 2008-2009.

Esas deportaciones significaron menos del uno por ciento del total de la población indocumentada en esa región del norte del estado. También, según el estudio, la población indocumentada del país corresponde a un cuarto de la población estatal, lo que representa casi 2.6 millones de personas sin documentos.

Johnson aclaró que se han intentado por muchos medios llegar a una solución para determinar el impacto de los indocumentados en el país. Desafortunadamente no se cuenta con la información y datos necesarios para ello.

"Es difícil saber si los indocumentados han impactado positiva o negativamente a la economía de California u otros estados así como tampoco se sabe si el proveerles servicios médicos también pueda afectar a la economía local por lo que falta mucho por hacer para saber con exactitud si existe un beneficio o no," asentó Johnson.

A la fecha, los 2.5 millones de indocumentados en California representa el 7 por ciento de la población y el 9 por ciento de la fuerza laboral. El estudio se basó en datos del Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) para determinar cuántas personas sin documentos viven en el país, considerando que muchos pagan sus impuestos legalmente.

Laura Hill, otra de las autoras del reporte, comentó que los indocumentados no sólo se encuentran ubicados en las grandes ciudades o en los campos de cultivo sino en cada rincón del estado, desde ciudades medianas hasta las más pequeñas.

"Encontramos que los inmigrantes indocumentados viven en cada condado del estado, no sólo en las comunidades inmigrantes tradicionales sino no que han habitado todas las regiones del estado, urbanos o rurales," dijo Hill.

El informe destaca que otras de las razones por las que se ha disminuido el flujo es porque en los últimos meses la economía mexicana -- y de otras nacionales latinoamericanas -- han mejorado notablemente, lo que anima a la gente a no emigrar al norte.

El desempleo en México actualmente fluctúa en el 4.9 por ciento, mientras que en California la cifra asciende a 11.8 por ciento.

Después de Los Ángeles, área que concentra la mayor cantidad de indocumentados, le siguen Monterey y San Benito con un 13.5 por ciento; el Condado de Imperial con 12.8; Napa, con 12 por ciento; y Santa Clara con 10.2 por ciento.

En lo que respecta al Norte del estado y el área de la Bahía, el informe encontró que más de 563,000 inmigrantes indocumentados se encuentran en esta área, representando el 8 por ciento del total de la población en la región.

Para Octavio Pescador, analista político de Los Ángeles y experto en temas de inmigración, la disminución de indocumentados en el estado seguirá persistiendo en los próximos años impactando el desarrollo del estado.

"Los indocumentados son una parte importante de la economía por lo que sin menos mano de obra, la capacidad de desarrollo se irá reduciendo lo que provocará que siga estancada la economía. Sin embargo, conforme vaya mejorando la oferta laboral, la cantidad volverá a incrementarse.

"Creo que esto es pasajero y responde a las necesidades de empleo y a las tácticas antiinmigrantes pero, conforme vaya recuperándose la economía ese flujo tradicional de inmigrantes a California regresará; esto mismo ha pasado en otras ocasiones," dijo Pescador.

Agregó que desde que California empezó a tener problemas económicos, los cuales se dieron desde antes de la crisis del 2008, el flujo de inmigrantes se empezó a mover hacia Arizona, lo cual ha provocado el surgimiento de iniciativas antiinmigrantes en ese estado.

Mande correo electrónico a: mmartinez@vidaenelvalle.com

  Comments