News

Caso presta atención a los riesgos de calor

El caso de un trabajador del campo de 16 años de edad que sufrió de insolación el mes pasado ha incitado investigaciones en cuanto a violaciones a las leyes de trabajo, y despertó interrogantes en cuanto a la prevención de enfermedades causadas por el calor, mano de obra infantil, y la habilidad de los empleados para sostenerse por sus derechos.

Un día a principios de julio, Nicholas Chávez, de 16 años, residente de la comunidad de Tipton en el Condado de Tulare, estaba trabajando el turno de la noche en los campos de chile cerca de Bakersfield al lado de sus padres, según el relato del UFW sobre el caso.

Vida en el Valle no pudo entrevistar a Nicholas directamente.

Cuando él empezó a trabajar a las 6 p.m., la temperatura todavía estaba en los dígitos triples, según datos del UFW.

Después de una hora de trabajo, Nicholas empezó a sufrir de un fuerte dolor de estómago y después empezó a vomitar, según un reporte del UFW. Como a las 9 p.m., un compañero de trabajo se fijó en los síntomas de Nicholas y le acosejó que tomara agua y se tomara un descanso.

Nicholas le dijio al ayudante del supervisor la razón por la que se estaba tomando un descanso, según datos del UFW. Como a las 12:30 a.m., el supervisor le preguntó a Nicholas si ya estaba listo para regresar a trabajar y él contestó que todavía se sentía enfermo.

El supervisor dejó a Nicholas al lado de un automóvil, y él se esperó hasta las 4:30 a.m. hasta que sus padres terminaran de trabajar, según datos del UFW.

"Ellos nunca se ofrecieron a llevarme a un hospital ni a darme agua fresca, ellos solo se rieron de mí," dijo Nicholas en una declaración al UFW. "Yo tenía mucho miedo de quedarme dormido y ya no despertar. No quería preocupar a mi mamá, porque si ella deja de trabajar, ella pudiera perder su trabajo."

La ley de California exige que los empleadores entrenen a los empleados que trabajan en alguna industria a la intemperie, sobre prevención de enfermedades por el calor; suficiente agua para que cada empleado pueda tomar por lo menos un litro por hora; acceso a sombra, y la oportunidad de tomar un descanso de cinco minutos para refrescarse; y procedimientos por escrito para cumplir con el estándar de enfermedades por el calor.

La madre de Nicholas había visto a su hijo vomitar, pero temía que si ella dejaba de trabajar para ayudarle, la pudieran despedir, según datos del UFW.

Pero el siguiente día cuando los padres de Nicholas regresaron a trabajar, ellos fueron despedidos y el supervisor se negó a pagarles por los días que ya habían trabajado, según un reporte del UFW.

La familia de Nicholas acudió al UFW por ayuda, y el Departamento de Relaciones Industriales está ahora investigando por lo menos dos violaciones a las leyes del trabajo; entre ellas:

Una queja por replesalias está pendiente con la unidad de represalias en Division of Labor Standards Enforcement, alegando que los tres miembros de la familia fueron despedidos después de haber señalado violaciones (a los reglamentos de) seguridad;

Una queja con Division of Occupational Health and Safety, conocida como Cal/OSHA, alega que el empleador no cumplió con los reglamentos de prevención de enfermedades relacionadas con el calor.

  Comments