News

Incertidumbre de programa trae consecuencias

NOTA DEL EDITOR: Primera de dos partes. Este proyecto fue producido con el apoyo de la Fundación David and Lucile Packard 2010 Ethnic Media Fellowship sobre Cobertura de Seguro Médico para la Niñez de California

FRESNO - Gabriel Ventura impulsó su patineta en el pequeño patio del lado de la casa móvil de su familia. Él se agachó y luego lanzó su patineta al aire.

Mientras Gabriel, de 14 años de edad, practicaba este truco una y otra vez - conocido como un ollie - él da la impresión de ser un adolescente saludable y normal que simplemente está disfrutando de los primeros días de verano.

Aunque él nació prematuramente con el Síndrome de Klippel-Feil, un extraño trastorno que causó que él naciera con dos vértebras del cuello pegadas, Gabriel goza de buena salud - gracias en parte a Healthy Kids, un programa de seguro médico particular que es costeable.

Aunque el programa de seguro médico - que ofrece cobertura de salud, dental, y de la vista a bajo costo a niños de 0 a 18 años de edad que no son elegibles para programas estatales como Medi-Cal o Healthy Families, ya sea por su estatus migratorio o por el nivel de ingreso de la familia - Gabriel ha visitado a muchos doctores y se le han hecho cirugías en los oídos, a un costo de sólo $5 por visita.

Pero Gabriel, un inmigrante indocumentado de San Miguel Cuevas, Oaxaca, México, pudiera llegar a perder esa amplia cobertura médica a finales del mes de octubre cuando se terminen los fondos que se asignaron para Healthy Kids.

Sin tales fondos, los programas de Healthy Kids de todo el Valle a nivel local, y las Iniciativas de Children's Health (CHIs) que las dirigen, estarán enfrentando un futuro incierto.

Los programas ahora enfrentan un grave desafío: Encontrar nuevas fuentes de fondos y desarrollar nuevas e innovadoras maneras de poner en contacto a los niños con los servicios médicos, o dar de baja a los muchos niños que actualmente están cubiertos por el programa y que no son elegibles para los programas de seguro estatal.

La meta para los programas de Healthy Kids - y las Iniciativas Children's Health que los administran - era la de proveer seguro médico para niños que no eran elegibles para cobertura médica a través de los programas estatales o federales.

"La motivación para el movimiento de CHI llegó por parte de la comunidad local, porque sentían la necesidad de que cada niño en sus condados tuviera cobertura médica," dijo Suzie Shupe, directora ejecutiva de la Iniciativa California Children's Health.

Desde 2001, los programas Healthy Kids se han esforzado por llenar ese hueco.

Los programas - que existen en 26 condados del estado, entre ellos los condados de Kern, Kings, Tulare, Fresno, Merced, San Joaquín, Sacramento, Yolo, y Placer - han ofrecido seguro médico, dental, y para la vista a más de 88,000 niños que anteriormente no tenían seguro.

El programa del Condado de Fresno actualmente cubre a cerca de 1,600 niños entre las edades de 0-18 años, la mayoría de ellos indocumentados.

Desde el 1 de julio, 2006 hasta el 30 de junio, 2007, los programas Healthy Kids también han ofrecido cobertura médica a 1,121 de los 15,000 niños de 0-18 años de edad, que no tienen seguro en el Condado de Kern; 2,538 de los 19,000 niños que no tienen seguro en el Condado de San Joaquín; 357 de los 8,000 niños que no tienen seguro en el Condado de Tulare, y 280 de los 3,000 niños que no tienen seguro en el Condado de Yolo, según informa el Instituto Health Policy Solutions de California.

Sin Healthy Kids, muchas de esas familias tendrían por lo menos otra opción para cobertura médica: El Plan Child Health de Kaiser Permanente, a bajo costo que también acepta a niños que no califican para los programas de salud patrocinados por el estado.

Pero para las familias en áreas rurales que viven más allá del área de servicio de las oficinas de Kaiser, y para las familias que no pueden pagar las mensualidades de Kaiser de $8 a $15 por niño, las posibilidades para cuidado médico van a incluir clínicas de salud comunitarias, clínicas escolares, o salas de emergencia.

Definitivamente el Programa Healthy Kids le suministró a Gabriel acceso al cuidado médico que necesitaba a precio costeable. De hecho, hasta que él y su familia emigraron desde México en 2006, Gabriel había recibido poco cuidado médico para las condiciones médicas con las que él nació.

El pueblo rural donde Gabriel nació, San Miguel Cuevas tenía por lo menos una clínica pero no había especialistas médicos. Cuando él o sus hermanos sufrían de problemas de salud básicos - como diarrea, fiebre, o vómito - su mamá, Guillermina González, los atendía los síntomas con remedios tradicionales o con te herbal.

"Si yo hubiera podido, lo hubiera curado cuando era bebé," dijo González de Gabriel. "Pero no había especialistas."

La familia de Gabriel no se enteró de los detalles específicos de sus problemas médicos hasta que lo inscribió en el Programa de Educación Migrante de Fresno. Una maestra notó que Gabriel tenía el cuello corto y tenía dificultad al oir, y le recomendó que lo llevara al doctor.

A él lo vieron especialistas del Hospital Shriners en Sacramento, y le hicieron cirugía en los oídos por un problema de audición.

"Fue gracias al seguro que me hicieron la cirugía," dijo Gabriel una tarde reciente.

Más allá de proveer acceso a cuidado con especialistas, el programa Healthy Kids ayudó a asegurar que todos los niños pudieran tener acceso a cuidado preventivo y a inmunizaciones, dijo la Dra. Marcia Sablán, quien dirige la clínica rural particular en Firebaugh junto con su esposo, el Dr. Óscar Sablán.

"(La pérdida de Healthy Kids) va a tener un gran impacto, especialmente ahora que se ha declarado una epidemia de Tos Ferina en California," dijo Sablán. "Las vacunas son lo que la gente simplemente no podía pagar."

Ella dijo que los niños indocumentados - que llegan a ser menos del 25 por ciento de sus pacientes - van a quedarse con menos opciones de cuidado médico.

"Odio enterarme de que no haya suficientes fondos, o de que no hay fondos," dijo ella. "Ésa es la única opción para los indocumentados - para ellos es la única opción."

El padre de Gabriel, un trabajador del campo, y su madre, un ama de casa, no tienen seguro médico, pudieron pagar las cirugías y citas médicas de su hijo gracias al programa Healthy Kids, el cual es financiado por filántropos.Las comisiones del programa First 5 local suministraron todos los fondos para cubrir a los niños de 0 a 5 años.

El California Endowment - el contribuyente más grande en fundaciones - suministró entre $8 y $10 millones por año en fondos para subsidiar los cobros por niños entre 6 y 18 años. La Fundación Blue Shield y la Fundación David and Lucile Packard también suministraron fondos para cobertura de niños en este grupo de edad.

Pero hubo numerosos factores - incluyendo la actual reforma estatal al cuidado de la salud, las economías estatales y federales, y la cuestionada efectividad del programa - convencieron a los patrocinadores a descontinuar su apoyo para el programa.

El vocero de California Endowment, Jeff Okey, dijo que su fundación nunca planeó el financiamiento del programa a largo plazo. La esperanza de la fundación, dijo él, era que con el tiempo el estado adoptara un paquete de reforma en el cuidado de la salud que suministrara cobertura de seguro médico para los inmigrantes indocumentados.

"Nosotros financiamos el desarrollo de grandes ideas, pero no es nuestra responsabilidad mantener la idea," dijo Okey. "En cuando se tenga esa gran idea funcionando, es verdaderamente importante que el grupo o la organización que desarrolló esa idea, elabore un plan para sostener la idea a largo plazo."

Linda Baker, una encargada del programa para la Fundación David and Lucile Packard, dijo que las economías estatales y nacionales han restringido el presupuesto de la fundación, obligándolos a cambiar su estrategia en cuanto a promover seguro médico para todos los niños.

"Dados nuestros limitados recursos, simplemente no tenemos tanto dinero para dar," dijo Baker. "Tomamos la verdaderamente difícil decisión de hacer en fases nuestros subsidios para la Iniciativa Children's Health. La fundación ha estado apoyando estos programas por nueve años hasta ahora, pero no estamos en la posición de mantenerlos o de hacerlos a escala."

Kendra Rogers, directora ejecutiva de First 5 del Condado de Fresno, dijo que la comisión sigue comprometida a suministrar acceso a la salud para niños, pero dijo que el acceso requiere más que una tarjeta de seguro médico.

El programa de Healthy Kids nunca cubrió más de 250 niños entre las edades de 0 a 5 años al año, aunque había fondos para cubrir a más niños, dijo ella. El financiamiento para el programa First 5 es estable en algunos otros condados.

"Tenemos niños que de hecho tienen seguro médico y aun así no tienen acceso al cuidado médico," dijo ella. "¿De qué manera podemos ser más eficientes y efectivos como comunidad, en términos de atención a las necesidades que hay en acceso a la salud?"

Guillermina González se ha sentido decepcionada al escuchar que el destino del programa Healthy Kids está en peligro.

Ella estaba lista para inscribir a su hijo Gabriel en el Plan Child Health de Kaiser, aunque dijo que sería difícil para ella y para su esposo hacer los pagos mensuales.

A través del programa de Kaiser, las familias pagan de $8 a $15 por niño al mes, por hasta tres niños dependiendo del tamaño de la familia y del ingreso. Hay un cargo adicional de $5 por visitas médicas, recetas para medicamento genérico, exámenes de la vista, servicios de salud mental, y visitas de cuidado urgente.

"Cada mes, cada mes, cada mes, y también los cobros y todo - va a resultar ser muy caro para mí," dijo ella del programa de Kaiser.

Pero ya que los médicos han recomendado que se le hagan revisiones regulares a Gabriel, González cree que ella no tiene otra opción más que usar el plan de salud de Kaiser."Mi hijo lo necesita," dijo ella.

Las buenas nuevas para González y para otras familias es que el programa Healthy Kids del área de Fresno pudiera sobrevivir de alguna manera, hasta después de octubre - y es posible que los programas de otros condados también.

Los detalles todavía se están desarrollando, pero se espera que en el futuro, el programa de Fresno pueda cubrir a menos niños y pudiera incluir menos beneficios, según indicó Norma Forbes, directora ejecutiva de Fresno Healthy Community Access Partners (HCAP), agencia que administra el programa Healthy Kids en el condado a través de la Iniciativa Children's Health.

"Nuestra intención es mantener eso avanzando, debido a que sabemos que la reforma al cuidado de la salud no va a cubrir a estos niños," dijo Forbes. "Vamos a continuar hasta que los asuntos en torno a los niños indocumentados se resuelvan."

En el Condado de Fresno, el 1.4 por ciento los niños de 0 a 4 años, y el 8 por ciento de los niños entre edades de 5 a 17 años, nacieron en el extranjero, según datos de la página www.kidsdata.org.

En el estado, el 1.9 por ciento de los niños de 0 a 4 años, y el 7.9 por ciento de los niños entre 5 y 17 años, son nacidos en el extranjero.

Pero en caso de que los niños sean dados de baja de los programas Healthy Kids, el Plan Child Heath de Kaiser Permanente está listo para servir a los que en un tiempo estuvieron cubiertos por Healthy Kids, y que vivan dentro de un área de 50 millas a la redonda de una clínica Kaiser, dijo Ivonne Der Torosian, gerente de prestaciones comunitarias de Asuntos Públicos de Kaiser Permanente en Fresno.

Los condados de Sacramento, San Joaquín y Stainslaus están dentro del área de servicio de Kaiser, y partes de los condados de Fresno, Kings, Madera, Placer, Tulare, y Yolo también están dentro del área de servicio.

"Mi punto de vista es que está abierto por ahora, está disponible ahora mismo, ofrezcamos esto como una opción a nuestras familias ahora mismo," dijo ella.

Aunque ella advirtió que pudiera llegar un tiempo en que Kaiser tuviera que limitar la inscripción al programa, ya que la compañía ya lo hizo en el Sur de California.

"La realidad es que las crecientes necesidades en nuestra comunidad no pueden ser verdaderamente satisfechas por una organización solamente, así que existe un riesgo como lo hubo en el Sur de California, de que en algún momento pueda limitarse," dijo ella. "Sólo hay una cierta cantidad de espacios que se pueden llenar. No hay manera de que podamos subsidiar a todas las familias que califican para Healthy Kids, en lo que se elimina el programa Healthy Kids."

Aunque se espera que los fondos actuales para el programa Healthy Kids se terminen en octubre, Shupe de la Iniciativa California Children's Health tiene confianza de que las CHIs locales seguirán asegurándose de que los niños no se quedn por alguna razón sin seguro médico.

"La muy positiva nota es que las CHIs son resistentes a los cambios, muy creativas, y comprometidas de todo corazón a la comunidad local," dijo Shupe. "Tengo confianza de que las CHIs van a enfrentar el desafío y van a continuar encontrando el cuidado y la cobertura para los niños."

  Comments