News

Julio Iglesias

Él vive para cantar.

Su música ha llegado a cada rincón de este planeta y su único deseo es seguir cantando por el resto de su vida.

Julio Iglesias no necesita introducción pues con 40 años de trayectoria artística, el cantautor español ha vendido más de 300 millones de copias de discos a nivel mundial, ha grabado en 14 idiomas y lleva 77 discos.

Él es uno de los 10 mejores artistas en la historia de la música y su legado sigue dominando los escenarios.

A sus 66 años de edad Iglesias se embarca en una gira mundial 'Starry Night' la cual llega al Table Mountain Casino en Friant el 28 de junio y al Centro de Arte Gallo en Modesto el 29 de junio. Ambos conciertos están totalmente agotados.

En una entrevista exclusiva con Vida en el Valle Iglesias, con ese sentido encantador que lo distingue, comparte sus vivencias y el amor y respeto que le tiene a su profesión.

P: Su música ha recorrido el mundo entero, ¿hay algún rincón al que usted le gustaría llevar sus canciones?

R: "La semana pasada estábamos en Hawai, antes en Japón. La verdad es que a mí no me gustaría dejar de cantar nunca. Me encanta cantar en Modesto porque yo he estado por allí y en California unas cinco o seis veces por lo menos, desde que era pequeñito."

Y suelta la risa.

P: Su legado musical es impresionante, ¿qué le falta por hacer?

R: "Me falta aprender más. Siempre es bonito aprender. Yo creo que la gente dejamos de vivir cuando dejamos de aprender. Yo aprendí a cantar. Yo creo canto mejor. Esta mañana, me levanté cantando y ayer canté y me di cuenta que estaba cantando mejor esta mañana."

Se ríe nuevamente.

"Si uno deja de aprender, se muere."

P: El rap y el hip hop han ganado popularidad, ¿le gusta el rumbo que la música ha tomado?

R: "Todo pertenece a una época, a un momento de la vida. Igual que la música que yo cantaba desde hace 40 años la gente joven tiene su espacio y es una maravilla como cuando yo era joven. Hay gente joven maravillosa que canta el hip hop, que canta el reggaetón y es gente muy válida también."

P: ¿Esto aún deja suficiente mercado para su estilo de música?

R: "Ya no estoy preocupado por el mercado, estoy preocupado por aprender, por tener mejor colores en la voz, por estar vivo, estar despierto, estar con ganas, criar a mis hijos y estar siempre generoso con mi público porque el público ha sido generosísimo conmigo.

"En realidad yo tengo los argumentos de la vida muy precisos, soy una persona que está muy agradecida con la vida porque la vida me ha dado de todo. Lo que yo hago es aprender más, tratar de cantar mejor, canto para estar bien, ya ni si quiera canto por dinero.

"Canto porque me divierte cantar, porque me entretengo cantando, porque me encanta cantarle a la gente, porque la gente me da vida, porque me da aire a los pulmones, porque mi corazón late más fuerte y muchas cosas importantes. ¡Y yo sigo siendo joven, a mí me quedan por lo menos 100 años de cantante!"

Se vuelve a reír.

P: ¿Usted disfruta más los conciertos masivos o los más íntimos como los que estará haciendo en Modesto y en Friant?

R: "Me gusta cantar para 200 personas, para dos mil, cinco mil para 100 mil. A mí lo que me gusta es cantar y cantarle a la gente. Lo hago con igual cariño, con igual felicidad. Lo importante es cantar y emocionar a la gente y emocionarte tú."

P: ¿Qué puede esperar su público en estos dos conciertos?

R: "Por lo menos pasión que es lo más importante de la vida porque todo hecho con pasión, tiene buen resultado. Después agradecimiento hacia la gente que después de tantos años van a verme con cariño, vitalidad y eso es muy emocionante.

"Sobretodo tengo que darles las gracias porque son años y años. Llevo cantando 40 años y la gente sigue con la misma vitalidad y el mismo entusiasmo y eso es importantísimo. En realidad yo canto por ellos. Si la gente no viniera a verme no podría cantar."

P: Hay varios artistas que comentan que al subir al escenario se convierten en otro personaje, ¿qué sucede cuando usted pisa un escenario?

R: "Yo no me convierto en otro personaje pero sí me convierto en una persona del público, me convierto en una persona más vitalista y me da más entusiasmo. En realidad lo que hace el público es revitalizar mi vida."

P: Usted ha recibido un sin número de premios a lo largo de su carrera, ¿qué significan los galardones para usted?

R: "Cuando te los dan son importantísimos y cuando no te los dan es porque se los merecen otros, ¿no? Pero al final el galardón más importante de un artista es el que da el público, que es la vigencia.

"Porque el galardón es un premio de un día y de repente te dan un Life Achievement que son horribles porque son como coronas al tiempo. A mí me gusta mucho más el galardón que me da la gente cuando viene a los conciertos. Ése sí es un galardón de verdad porque pagan para ver al artista, compran sus discos. El galardón que te da el pueblo es el más importante de todos."

P: ¿Qué piensa usted de los programas musicales de reality como 'American Idol,' 'La Academia' y 'Objetivo Fama,' cree que sean algo positivo para aquellos que van iniciando una carrera musical?

R: "Sí. Son positivos por una razón muy importante porque por lo menos de tan una oportunidad para que te vean. Por otra parte no es muy bueno para aquellos que pierden porque a lo mejor si hubieran tenido más oportunidades o más tiempo (en el concurso) seguramente serían mucho mejores. Yo creo en el concurso porque es una gran emoción, es un gran aprendizaje y es bueno."

P: ¿Entonces usted qué consejo le podría dar a los jóvenes que van iniciando una carrera dentro de la música?

R: "Los consejos son muy fáciles de dar y muy difíciles de interpretar. Yo creo que la gente joven ya tiene una cosa que es un privilegio... la juventud. Y después si tienes el talento, esa aptitud para aprender y para hacerse mejores, son disciplinados y son gentes que entienden que el público al final es lo más importante de todo, tiene más posibilidades."

P: ¿Hay algún tema de tu extenso repertorio que a pesar de los años le eriza la piel cuando la interpreta?

R: "Depende de los días. Hay días que siento una gran emoción cantando una canción y otros cantando otras. Depende mucho de la gente, depende del momento, depende de la circunstancia."

P: ¿Qué siente usted cuando entre su público tiene varias generaciones coreando sus canciones?

R: "Me da muchísima alegría porque entiendo que las mamás y los papás han permitido a sus hijos esa música entonces es una alegría y siento mucha felicidad. Y también una gran gratitud porque te quiere la mamá, te quiere el papá y te quieren los hijos. Pues es una maravilla."

Más detalles sobre Iglesias en: www.julioiglesias.com.

  Comments