News

Estudiantes, maestros toman acción

Parado en el Peace Garden de la Universidad Estatal de California en Fresno, Carlos García, estudiante de maestría, le contó a cientos de estudiantes, instructores, y empleados los obstáculos personales que ha tenido que superar para obtener una educación.

García nació en México en una familia humilde, y fue indigente durante más de tres años de su juventud.

"Yo empecé en (Fresno) City College por mi propia cuenta," dijo él. "Tenía miedo de conseguir una educación. Estaba trabajando en un restaurante de comida rápida, estaba costeando mi educación, yo compraba mis libros."

Después, dice él, conoció a un consejero en esa universidad que le animó para que hiciera solicitud en Fresno State.

"Empecé a trabajar más de 40 horas por semana, sólo para venir a Fresno State, en mi bicicleta -- no en motocicleta," dijo él.

García, quien ahora costea sus estudios de maestría trabajando cerca de 48 horas por semana como asistente de gerente en una tienda Dollar Tree, y como empleado de mantenimiento en viviendas estudiantiles, dijo que él tiene derecho a una educación.

"Yo lo merezco," dijo él. "Al ser parte de un grupo minoritario, yo lo merezco."

García fue uno de los muchos conferencistas que protestaron contra los grandes recortes a los fondos de las universidades públicas del estado, durante una marcha y mitin el jueves por la tarde en Fresno State. Esta fue una de las muchas actividades que se llevaron a cabo simultáneamente en todo el estado y la nación, en reconocimiento al Día de Acción para Defender la Educación Pública.

Antes de la marcha y mitin, cientos de estudiantes, maestros, y personal de la institución cargaron coloridos anuncios y pancartas mientras marchaban por una ruta que serpentea a través de Fresno State. Los manifestantes llegaron al Peace Garden como al medio día, donde ellos recitaron con pasión sus lemas, gritaron por los altavoces, y usaron diversos artículos para hacer ruido.

Durante el mitin, los estudiantes se lamentaron de que las tarifas universitarias hayan aumentado, al mismo tiempo que disminuyeron las clases que se ofrecen y el tamaño de los grupos aumentó. Los maestros no están de acuerdo con los días de descanso obligatorios, y dijeron que es estresante tratar de dar una educación de calidad a los estudiantes cuando tienen demasiados individuos en cada salón de clases.

Todos los participantes en las actividades presentaron la misma súplica al gobernador y a la Legislatura del estado: Suministren fondos para la educación aunque el presupuesto del estado esté apretado, para poder asegurar el futuro del estado y de sus residentes.

  Comments