News

Siguen las súplicas

Cuando Dolores Moreno habló con representantes del Departamento de Salud Pública la noche del martes pasado, su voz se escuchaba llena de desesperación.

"Por favor escuchen antes de autorizar las expansiones de plantas químicas," dijo en español Moreno, quien ha residido en Kettleman City pore mucho tiempo, durante una reunión comunitaria en la Escuela Primaria Kettleman City. "Nosotros sentimos que muchas veces, la gente viene y simplemente nos cubren los ojos ... y de hecho no prestan atención a lo que estamos diciendo."

Las quejas como la de Moreno son comunes en Kettleman City, donde por más de un año los residentes han suplicado a los funcionarios locales y estatales que hagan una extensa investigación de salud por los muchos factores que pudieran haber causado seis nacimientos con defectos en un periodo de menos de dos años en su comunidad rural de trabajadores del campo.

Muchos de los residentes sienten que los funcionarios han ignorado sus súplicas, y que han descuidado la crisis de salud que aflige a la comunidad de cerca de 1,500 personas, la cual está ubicada a casi 3 millas y media del vertedero de desechos peligrosos más grande de California.

Eso empezó a cambiar hace algunas semanas cuando, en la misma semana, el director regional de la Agencia de Protección Ambiental llamó para hacer una investigación interna de las acciones de la agencia en cuanto a Kettleman City, y el Gob. Arnold Schwarzenegger ordenó que el Departamento de Salud del estado y el EPA del estado investiguen los defectos de nacimiento.

Mientras que la atención de los medios ha seguido creciendo, más políticos han dado su apoyo a la comunidad que es un 93 por ciento latina.

  Comments