News

La gente de la cabalgata

Más de 100 personas participaron el la Cabalgata de Joaquín Murrieta el pasado fin de semana en el oeste del Condado de Fresno. Estas son unas historias de tres de los jinetes.

Guille Avela, 12, orgullosamente cargó la bandera mexicana mientras que ella y su caballo, Guillermo, caminaron en frente de más de 100 jinetes por un camino lleno de polvo el domingo por la mañana.

Cuando la caravana llegó a la tienda Halfway Store, entre los pueblitos de Tres Piedras y Arroyo Cantúa, Guille se quedó en su caballo, junto con los jinetes que cargaban las bandaras americanas y del estado de California, y de la Virgin de Guadalupe.

Guille, quien nació en Zacatecas, pidió el honor de cargar la bandera mexicana porque "quiero mostrarles que yo soy de México."

Para José Luis Barba Orozco, la cabalgata de tres días fue una oportunidad de honrar a su tío, Julián Orozco, 83 y uno de los jinetes originarios del evento.

Julián tiene un tipo de cáncer avanzado y dos caderas rotas, y a lo mejor no va a poder presentarse en la próxima cabalgata, djio José Luis.

"Cuando venimos aquí, vamos a pensar de él," dijo José Luis.

El domingo, muchos de la familia Orozco se vestieron con playeras con una foto de Julián y el mensaje: "Su familia y amigos celebrando 32 años de la cabalgata."

  Comments