News

Un sueño truncado

Luis Medina esperaba con entusiasmo entrar al cuadrilátero, entrenando a diario en el Club Kings Boxing usando el par de guantes Cleto Reyes que su madre, María Raya Medina le compró.

Ese sueño de desvaneció el 11 de junio cuando el boxeador de 13 años de edad se ahogó en un accidente de natación durante una "reunión familiar" con miembros del club en el Lago Bass.

Debido a su tamaño -- 5 pies, 4 pulgadas y 85 libras -- Medina nunca se enfrentó a ningún contrincante en una carrera amateur que se extendió a cuatro torneos. Él dejó una gran impresión en sus compañeros boxeadores y en la comunidad boxística del área.

Las noticias del accidente motivaron a los clubes de boxeo cercanos a ayudar a la familia Medina con los $7,000 de gastos funerarios, porque ellos son trabajadores del campo. Los cheques llegaron de los clubes boxísticos que se dedican específicamente a los jóvenes como Luis. María se enteró de la estrecha fraternidad que existe ya que respondieron numerosos gimnasios de todo el Valle Central y de Monterey.

"A él le encantaba este deporte, el boxeo. Yo quiero agradecerles por ayudar," dijo ella. "Yo sé que él era un buen muchacho. Yo le compré los guantes que él usaba y sus amigos le dieron los zapatos. Él platicaba que quería ser policía cuando fuera grande."

  Comments