News

Salvadoreños regocijan con ciudadanía

FRESNO -- José Lemus obtuvo una visa estudiantil cuando tenía 17 años y huyó de la guerra civil en El Salvador. Él llegó a los Estados Unidos en 1984.

"Fue un gran alivio el haber salido del conflicto," dijo Lemus, quien ahora vive en Bakersfield y trabaja como cocinero en una casa de rehabilitación. "Muchos no tenían esta posibilidad."

Lemus fue uno de los 18 salvadoreños que se hicieron ciudadanos estadounidenses durante una ceremonia de naturalización el lunes pasado en el centro de convenciones en Fresno.

Otros salvadoreños en la ceremonia también contaron historias de haber huido del miedo y la violencia de la guerra civil, que ocurrió en El Salvador de 1980 hasta 1992.

María Dina Murillo de Hércules recordaba que cuando tenía 14 años, 16 guerrilleros llegaron a su casa en Santa Rita, El Salvador.

"Nos querían matar," dijo ella.

Murillo de Hércules se quedó en el país por siete años más, viviendo debajo de las condiciones de la guerra civil.

Ella recuerda que murieron muchos amigos y vecinos durante esa época. También, habían muchos paros laborales y la gente no podía caminar por las calles durante la noche.

Cuando ella llegó a EE.UU. en 1988, dijo que finalmente se sintió libre.

Estar en EE.UU. es "como un milagro de Dios," dijo Murillo de Hércules, quien ahora vive en Fresno y trabaja como cuidadora.

Ella dijo que quería ser ciudadana estadounidense porque, "quiero votar, quiero superarme." Añadió, "me encanta ayudar en la comunidad."

José Daniel Hernández huyó de la guerra en 1982 y tuvo que dejar su negocio y su familia en el departamento de La Unión. Fue "muy triste dejar todo," dijo Hernández.

Cuando llegó a los EE.UU., Hernández dijo que fue difícil aprender el idioma y conocer a gente.

"Al principio es muy duro," dijo Hernández, quien ahora trabaja como cocinero en el hotel Double Tree en Bakersfield.

Hernández dijo que quería ser ciudadano estadounidense porque aquí nacieron sus hijos y porque "amo a los Estados Unidos."

Durante la ceremonia, el juez Gary Austin animó a los ciudadanos nuevos a votar y actuar como jurado. Dijo que estas acciones son "dos de los pilares que apoyan a nuestra democracia."

Durante la ceremonia, 562 personas se hicieron ciudadanos, y hubo 324 personas de México.

Mande correo electrónico a:

rplevin@vidaenelvalle.com

  Comments